Premier 12: Aquí el calendario completo de Cuba en el grupo A


Después de debutar ante Canadá el 10 de noviembre, el equipo cubano de béisbol tendrá un partido revancha el día 11, cuando enfrente al semifinalista del III Clásico Mundial, Holanda, en la segunda fecha del grupo A del Premier 12.

Los europeos han sido indescifrables para Cuba desde que le ganaron la final de la Copa Mundial 2011 y llegan a la primera edición del Premier 12 luego de incluirse entre los cuatro grandes del Clásico Mundial 2013, precisamente a costa de la selección antillana.

luego del duelo ante los tulipanes, Cuba chocará el 12 de noviembre ante Puerto Rico, el 14 frente a Taipei de China, y el 15 cerrará la primera ronda ante Italia.

No. 3 Cuba Opening Round Schedule

Anuncios

Premier 12: Cuba debutará ante Canadá el 10 de noviembre


cepedaLa Selección Nacional cubana, número tres del ranking mundial, debutará ante Canadá en el grupo B del torneo Premier 12, que reunirá este 2015 a los mejores equipos del mundo en Taipei de China y Japón, para librar lo que el Comité Organizador acaba de definir como la gran “batalla global” del béisbol.

Cubanos y canadienses forman parte del grupo A del certamen y chocarán el 10 de noviembre en Taichung. Un día antes, en el estadio Intercontinental de esa propia ciudad, abrirá las acciones el local Taipei de China frente a Holanda, semifinalista del Clásico Mundial de Béisbol 2013 y verdadera Némesis de Cuba en la última década. En el otro choque del grupo A se verán las caras los conjuntos de Puerto Rico, finalista del Clásico 2013, y el subcampeón europeo, Italia.

En el fortísimo grupo B, Japón exhibirá sus dos títulos del Clásico Mundial y la condición de líder de la lista del Orbe ante Corea del Sur, titular de los Juegos Asiáticos del 2014,  cuando choquen el 8 de noviembre con el Sapporo Dome como sede, en el primer partido del torneo.

En Taoyuan, el 10 de noviembre, Estados Unidos iniciará su camino frente a República Dominicana, actual campeón del Clásico Mundial de Béisbol 2013. El duelo entre Venezuela (número 10 del mundo) y México (No. 12) completará el calendario de la primera fecha del grupo A.

grupos_premier12En total, se disputarán 38 juegos en los estadios Intercontinental de Taichung, Internacional de Béisbol de Taoyuan, Dou-Liou de Taiwan y el parque Tien-Mou; además del Sapporo Dome y el Tokyo Dome, de Japón.

De acuerdo con la información divulgada hoy, tras la celebración de la fase de grupos del 8 al 15 de noviembre, avanzarán los cuatro primeros de cada llave a los cuartos de final, con enfrentamientos cruzados entre los grupos A y B el 16 de noviembre.

Luego, los cuatro semifinalistas se trasladarán de Taiwán a Tokio, para disputar las medallas en el Tokyo Dome los días 19 y 20 de noviembre. El choque por la medalla de bronce se efectuará el 21 de noviembre y en esa misma jornada se conocerá el campeón de la primera edición del Premier 12.

Anuncian el Premier12, un torneo beisbolero de superélite que se jugará en el 2015


El cubano Alfredo Despaigne en el Clásico Mundial de BéisbolEl Clásico Mundial, hasta ahora convertido en rey indiscutible de los torneos internacionales de béisbol, podría verse relegado el próximo año, después de que el presidente de la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC, por su siglas en inglés), Riccardo Fraccari, anunciara este miércoles el lanzamiento del Premier12, un torneo de élite que tendrá por sede a Taipei de China en noviembre de 2015 y contará con la presencia de las doce naciones mejor clasificadas del ranking mundial.

De acuerdo con el directivo italiano, el Premier12 se celebrará con una frecuencia de cuatro años y debe acoger a muchos de los mejores peloteros del mundo, pues la fecha para la que está programado no coincide con la celebración de las principales Ligas del Mundo, fundamentalmente de la MLB, cuya Serie Mundial concluye en los días finales de octubre. Así, el Premier12 podría dejar detrás las limitaciones que han lastrado al Clásico Mundial, hasta ahora efectuado en el mes de marzo, cuando las principales estrellas apenas comienzan a alistarse para la nueva temporada.

Asimismo, trascendió que la WBSC prevé premios económicos para todos los equipos y Federaciones Nacionales que participen en El Premier12, al tiempo que se haría cargo de todos sus gastos (transporte aéreo, alojamiento, etc.) durante los 12 días que debe durar la competición.

En noviembre de este año, la WBSC anunciará las Selecciones clasificadas para la primera edición, luego del cálculo final del Ranking Mundial 2014. Actualmente, los doce países mejor ubicados son Estados Unidos, Japón, Cuba, Taipei de China, República Dominicana, Holanda, Canadá, Corea de Sur, Puerto Rico, Venezuela, Italia y México.

Según la información que publica el sitio oficial de la WBSC, la utilización del Ranking Mundial como única vía de clasificación para El Premier12 pretende despertar mayor interés de cada país por las Copa Mundiales de las categorías sub-12, sub-15, sub-18 y sub-21, cuyos resultados influyen en la ubicación dentro del ranking.

El presidente Fraccari consideró que “el Premier12 reunirá a las mejores naciones del béisbol y dará a los mejores jugadores de béisbol del mundo la oportunidad – y el más alto honor – de representar a sus países en un escenario global”. El anuncio del Premier12 forma parte del gran esfuerzo que realiza la WBSC para fortalecer las aspiraciones del béisbol y el softbol de regresar a los Juegos Olímpicos.

Formato del Torneo

Se disputará un total de 38 partidos en el Premier12, con los 12 equipos divididos en dos grupos y una etapa inicial de todos contra todos de la que saldrán cuatro clasificados por llave. La segunda fase prevé partidos en cuartos de final, semifinales y una la final por la medalla de oro, además de la discusión del tercer puesto.

El Premier12 se programará siempre el año anterior a los Juegos Olímpicos de Verano y podría llegar a servir como Clasificatorio Olímpico, si se incluyera en los Juegos Olímpicos.

Despaigne, suspendido… y la culpa en tierra de nadie


lmb_plinio_despaigneMientras el presidente de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) ha declarado este jueves en conferencia de prensa que espera respuesta de la representación diplomática de República Dominicana en México, para saber si el pasaporte del pelotero cubano Alfredo Despaigne es legal o no, la Federación Cubana del deporte acaba de alegar en una nota que “no tiene responsabilidad alguna con la presumible violación de las normas que rigen el proceso de inscripción de jugadores en la Liga Mexicana de Béisbol”.

Plinio Escalante, máximo dirigente de la liga azteca, informó que la institución ha solicitado a través de sus abogados ante la representación diplomática de la República Dominicana en México que “abra un proceso para investigar si el documento es ilegal; de no recibir respuesta, al no ser nosotros una institución oficial o diplomática, nuestros abogados nos marcarían el camino que necesitamos recorrer para saber de la legalidad del pasaporte”. La conferencia de prensa tuvo lugar en el Foro Sol del Distrito Federal y en ella quedó claro que en caso de no ser válido el documento, se tomarían las medidas necesarias, de acuerdo con el reglamento del Campeonato. Escalante dijo, además, que darán parte a la Procuraduría General de la República y al Instituto Nacional de Migración y agregó que, “como medida preventiva y en espera de la comunicación oficial por parte de las autoridades dominicanas, la LMB procede a suspender temporalmente al jugador Alfredo Despaigne”.

Por su parte, directivos de los Piratas de Campeche aceptaron haber encargado a un despacho conseguir el pasaporte dominicano a Despaigne para poder jugar en México, una confesión que obliga a preguntarse cuáles criterios manejó el club para realizar semejante pedido, si hasta el momento nadie ha aportado elementos que avalen al cubano para poder aspirar a obtener legalmente el pasaporte quisqueyano. Pero, sobre todo, este nuevo giro contradice las recientes declaraciones de Enrique Rosado, presidente de los Piratas, quien dijo a ESPNdeportes.com: “Es la primera vez que escucho hablar del tema. La Liga Mexicana es una institución respetable que no hace cosas indebidas. Campeche respeta las reglas”.

Al respecto, Escalante aclaró que no habrá persecución contra peloteros extranjeros en México, y menos con los cubanos, aunque destacó que esto sienta un precedente para poner mayor cuidado en lo relativo la legalidad de algunos documentos. “LMB no va a impedir que trabaje ningún jugador de ninguna nacionalidad, pero somos parte de la National Association, que depende de las Ligas Mayores, y debemos respetar ciertos requisitos, y como miembros que somos de esta institución, nos dijeron que los cubanos podían seguir jugando, sólo que debían tener una nacionalidad alternativa o residencia alternativa a su país”, explicó antes de informar que “de los otros cubanos en la LMB han sido revisadas sus documentaciones, hay estadounidenses, costarricenses, hondureños, hay revisión de parte de la oficina de Grandes Ligas y nos da la tranquilidad de que la documentación está revisada, no vamos a perseguir a todos los cubanos, ellos juegan, están rindiendo, como lo hacía Despaigne”, concluyó.

En tanto, la parte cubana condenó el presumible fraude, por considerar que “viola flagrantemente los principios éticos de la Federación Cubana de Béisbol (FCB), organismo que ha propiciado y vela por el desarrollo del proceso de contratación de jugadores cubanos en ligas extranjeras, como parte de la nueva política de remuneración a atletas y entrenadores”.

En su comunicado, la Federación Cubana apela a la nota divulgada el 15 de mayo por la directiva del equipo campechano, la cual expresa en su segundo punto que “las Instituciones Deportivas de Cuba, en especial la Federación de Béisbol, son absolutamente ajenas a los hechos que los medios de comunicación han generado en República Dominicana y que se han publicado con relación al jugador antillano”.

Con todo, escuchadas las posiciones de una y otra partes, la cruda realidad es que en ningún caso se utilizaron términos cercanos a la intención expresa de proteger al jugador o darle todo el apoyo a un muchacho que solo desea jugar al béisbol y que de pronto se ve atrapado en esta intrincada maraña legal, consustancial al deporte profesional de hoy. Del mismo modo, y aunque seguramente sea auténtico su desconocimiento del caso, la Federación Cubana tendrá que asumir su parte de responsabilidad, pues se antoja bastante obvio que una restricción como la mencionada debería ser de pleno conocimiento para la institución que representa al jugador ante la Liga Mexicana. Dada la gravedad de los acontecimientos, la ignorancia de quienes tenían la obligación de velar por la tranquilidad jurídica de Despaigne, debería ser juzgada como una soberana falta de responsabilidad, más punible aún por haber propiciado otro bochorno monumental para el béisbol cubano.

Despaigne, el “machete” y el peligro de botar el sofá


El pelotero cubano Alfredo Despigne con los Piratas de Campeche, de la Liga Mexicana de BéisbolSi finalmente se confirman las informaciones reveladas el martes por el portal ESPNdeportes.com, la utilización por Alfredo Despaigne de hasta tres pasaportes dominicanos falsos para poder vestir la camiseta de los Piratas de Campeche en la Liga Mexicana de Béisbol podría convertirse en un huracán de impredecibles consecuencias para el béisbol cubano.

Porque muchos han sido los despropósitos vividos en los últimos años sin que nadie responda por ellos, pero la clásica gota que derrame la copa sería la posible implicación de un verdadero ídolo de la afición en asuntos legales que, de acuerdo con las declaraciones al portal estadounidense de Iris Guaba, de la Dirección General de Pasaportes de República Dominicana, conllevaría prisión de entre seis meses y 10 años, si bien la funcionaria aclaró que casi nunca se procede contra personas que viven fuera del país.

La directora de la institución quisqueyana afirmó este miércoles que tiene pruebas de que el pelotero cubano Alfredo Despaigne ha usado al menos tres pasaportes dominicanos falsos, pero que los fraudes no fueron hechos en la institución oficial. “Ese pelotero ha tenido tres libretas dominicanas, siempre adulteradas, y la que tiene actualmente fue expedida en junio del 2013 a nombre de un ciudadano dominicano”, agregó la funcionaria.

La complicación del caso está ocasionada por la obligación legal que pesa sobre los peloteros cubanos, quienes necesitan tener una segunda residencia para jugar en la Liga Mexicana, afiliada a la Asociación Nacional de Estados Unidos. Las leyes del bloqueo financiero y comercial de la nación norteamericana sobre la Isla, así lo determinan.

Según ESPNdeportes.com, Guaba dijo que la investigación realizada a la copia del pasaporte presentado por Despaigne a la Liga Mexicana arrojó que era un “machete” armado con datos de diferentes ciudadanos dominicanos (en República Dominicana llaman “machete” a los documentos personales falsificados). “No es un documento original emitido por la Dirección General de Pasaportes de la República Dominicana, sino un `machete´ hecho fuera del organismo. Es imposible que una persona pueda obtener un pasaporte en una oficina oficial sin presentarse personalmente para aportar sus huellas digitales”, concluyó Guaba.

Al margen del carácter verídico o no de la situación, y a la espera de que la parte cubana se pronuncie (las autoridades de los Piratas alegaron desconocerla por completo), lo cierto es que el probable escándalo se antoja más que inoportuno, en medio de la apertura del béisbol nacional a las Ligas Profesionales y a solo horas de que se anunciara el fichaje de Yulieski Gourriel por los Yokohama Baystars, de Japón.

El principal peligro pudiera esconderse en un cierre de las contrataciones como medida cautelar, una salida que estaría en completa sintonía con la reticencia histórica de la pelota cubana a establecer lazos con el mundo profesional; sobre todo porque los vericuetos jurídicos y los millones que danzan alrededor de cada traspaso importante son cuestiones comunes en el mercantilizado presente del deporte.

Sería algo así como la clásica historia del marido traicionado que bota el sofá en el que se produjo el adulterio, pero se queda con la autora de la infidelidad. Problemas legales de este tipo serán a partir de ahora un quebradero de cabeza para unos servicios jurídicos que, por ejemplo, necesitaron meses antes de hacer realidad el aumento salarial de los peloteros de la Serie Nacional. En el mundo, atletas de la talla de Lionel Messi y clubes con la historia tremenda del FC Barcelona, se han visto envueltos recientemente en complicaciones similares, aunque su determinación es y seguirá siendo la de luchar contra un entramado burocrático que vive de lo que le pueda sacar al jugoso negocio deportivo.

Un gran paso de avance…


Higinio Vélez dirigió a la Selección Nacional en las dos primeras ediciones del Clásico Mundial.

Higinio Vélez dirigió a la Selección Nacional en las dos primeras ediciones del Clásico Mundial. / Foto: AP.

Me divierte, por tragicómico quizás, el chiste que alguien adaptara de un original un poco menos publicable en estas páginas: hace unos años, la pelota cubana estaba al borde del abismo; con la llegada de Higinio Vélez, dio un gran paso de avance…

Y no se trata de irrespetar la carrera de un hombre que ha dedicado su vida al béisbol. Solo por eso, el otrora mentor de la célebre Aplanadora Santiaguera merece el debido reconocimiento de la afición. Sin embargo, varios años después de que tomara las riendas de nuestro deporte nacional, parece absolutamente innegable que su gestión ha fracasado de manera rotunda.

Sigo sin comprender, entonces, de qué manera sigue ahí, decepción tras decepción, derrota tras derrota, como timonel de una nave que se hunde todos los días un poco más. El naufragio ha sido tal, que en su más reciente aventura, la Serie del Caribe 2014, los cubanos sufrimos la humillación de ser los más débiles entre los cinco participantes, una prueba demasiado dura para el orgullo de una nación que respira béisbol.

Me cuesta asimilar el modo en que las autoridades a las que les compete tomar una decisión se resisten a completar el ciclo lógico que regula cualquier sistema deportivo en problemas: primero, se cambian los jugadores o se buscan variantes tácticas para conseguir que rindan más y mejor. Luego, de persistir las dificultades, es el turno de los directores o managers, de los entrenadores o de todo un colectivo técnico, si es necesario. Y, finalmente, si los resultados no aparecen, las conclusiones desnudan invariablemente carencias importantes en materia de estrategia, de visión, de creación de un andamiaje que funcione desde la base hasta su cúspide; los cañones apuntan, entonces, a los federativos, los hombres o mujeres encargados de pensar, trazar planes y encontrar salidas creativas, modernas, de tomar riesgos y, en última instancia, saber cuándo se impone dar un paso al lado, porque el fracaso es evidente y han terminado por convertirse en un escollo insalvable para el deporte que representan ante todo un país.

En el béisbol cubano se han cumplido al pie de la letra las dos primeras fases, pero el tiempo pasa y sedimenta en el orgullo de la afición un espíritu de derrota nunca antes conocido, sin que alguien mueva un dedo para hacer lo que tantos piden. Porque en Cuba hemos tenido que aprender a perder y muchas veces hemos ido a algún torneo solo con la clásica jabita de la derrota… la otra, más de una vez, ha quedado olvidada en casa.

Itinerario del desastre

El subtítulo conquistado en el I Clásico Mundial fue una inyección de adrenalina directamente a las venas del orgullo nacional. Dejar fuera de la competencia a la Venezuela de Johan Santana, Miguel Cabrera y Bobby Abréu, al Puerto Rico de Carlos Delgado, Iván Rodríguez y Carlos Beltrán, o a la República Dominicana de Albert Pujols, Bartolo Colón y Papi Ortiz, fue una hazaña sin precedentes en la historia centenaria de nuestro béisbol. De esa exitosa incursión salió fortalecida la imagen de Higinio Vélez, el mentor de aquel equipo de transición en el que sobrevivían algunas figuras de la generación anterior y en el que comenzaba a despuntar el relevo.

El resultado fue su posterior promoción al puesto de mando de la Federación Cubana, para dar inicio a un período gris, de escasos resultados internacionales, de constantes errores y rectificaciones en el orden interno, de una multiplicación exponencial de las deserciones…

Ya en la Copa Mundial del 2007, el Equipo Nacional cedió ante un joven conjunto de Estados Unidos y las derrotas a esa instancia se repetirían en las ediciones de 2009 y 2011. En estos años, sufrimos especialmente el revés ante Corea del Sur en la final olímpica de Beijing y la tortura a la que nos sometieron equipos de Japón, en el segundo Clásico, y de Holanda, en el tercero y en cualquier competencia donde nos los encontramos. En categorías menores, Cuba ha perdido igualmente su habitual supremacía. Los juveniles (ahora sub-18) no han ganado en esta etapa un Campeonato Mundial que dominaron por décadas, algo muy similar a lo acontecido entre los cadetes (sub-15).

En el plano nacional, consideraciones de índole económica, pero sobre todo manquedades estratégicas y una increíble ausencia de visión en torno al rol sociológico que desempeña la pelota entre los cubanos, han condenado a la mitad del país a 10 meses de inactividad en el máximo nivel de nuestro béisbol. Por si fuera poco, persiste una irresponsable resistencia al cambio y la Serie Nacional se efectúa en fechas que siguen reñidas con los calendarios de casi todas las ligas del mundo, además de que la reticencia a que nuestros jugadores se inserten en otros campeonatos ha provocado un imparable éxodo que amenaza con desangrar por completo el mayor espectáculo del país, privándolo de talentosos jugadores que cada vez son más jóvenes.

El círculo de decadencia parece haberse cerrado ahora con el desastre de la Serie del Caribe, aunque siempre quedará la posibilidad de que el sendero de la derrota siga un recorrido en espiral y lo sucedido en Isla Margarita, Venezuela, sea solo un capítulo más en esta interminable lista de sinsabores. A siete años de haber iniciado su gestión, y luego de improvisaciones múltiples, retrocesos continuos y pésimos resultados, la única salida consecuente con su carrera dedicada por completo al béisbol es la renuncia inmediata del máximo dirigente de la pelota cubana.