Henry Urrutia lidera en jonrones e impulsadas la Liga Venezolana


Henry-Urrutia-LeonesDespués del bullicio de su espectacular debut, que le convirtió en el mejor jugador de la primera semana de la Liga Venezolana de Béisbol, el cubano Henry Urrutia ha mantenido su consistencia al bate con los Leones de Caracas, hasta el punto de encabezar el Campeonato en los vitales departamentos de jonrones y carreras impulsadas.

El tunero acumula tres vuelacercas y ha remolcado a 12 compañeros en igual cantidad de juegos, hasta convertirse en pieza fundamental de la maquinaria caraqueña, líder de la Liga con balance de nueve victorias y solo tres derrotas.

Urrutia comparte el liderato de jonrones con David Adams (Zulia), Rangel Ravelo (Lara) y con su coequipero Danry Vásquez; al tiempo que manda en solitario entre los primeros remolcadores, seguido por el propio Ravelo (11) y por Alex Núñez (10), de los Tigres de Aragua.

En total, el ex jardinero de los Leñadores de Las Tunas promedia 340 (47-16), con tres dobles, tres bambinazos y slugging de 596.

El antillano ha sido una de las incorporaciones más exitosas de la Liga Venezolana en la presente campaña, luego de completar un buen año con la organización de los Orioles de Baltimore. En la categoría Triple A, Urrutia conectó 10 jonrones, impulsó 53 carreras y promedió 291; mientras que en su corta estadía en Grandes Ligas bateó 265 en solo 10 juegos, con un biangular, un batazo de cuatro esquinas y seis remolques.

Anuncios

Liga Venezolana de Béisbol: Poder cubano lleva a los Leones de Caracas hasta la cima


urrutia-2En un partido que enloqueció a la altura del noveno episodio, el poderío ofensivo de los cubanos Henry Urrutia y Félix Pérez contribuyó este miércoles al triunfo 9×8 de los Leones de Caracas sobre los Tiburones de La Guaira y al ascenso del equipo capitalino al primer puesto de la Liga Venezolana de Béisbol.

Después de obtener el premio al mejor jugador de la primera semana, el tunero Urrutia continuó con su buen paso ofensivo y remolcó una carrera con doble, sencillo y un boleto en cuatro turnos oficiales al bate. Por su parte, el pinero Pérez se fue de 5-3, igualmente con un biangular y una remolcada.

Los Tiburones ganaban 4×2 a la altura del noveno episodio, pero los felinos fabricaron un gran racimo de siete anotaciones para darle la vuelta por completo al marcador. Sin embargo, La Guaira salió a vender cara su derrota y pisó la goma en cuatro ocasiones, hasta dejar pizarra final de 9×8.

felix_perez1En el choque, el también cubano Ronnier Mustelier, ubicado como antesalista y quinto bate de los escualos, produjo de 4-2, con par de carreras impulsadas.

La victoria fue la cuarta consecutiva de los Leones de Caracas, que con balance de 5-2 ocupan el primer puesto de la Liga, seguidos por los Cardenales de Lara (4-2) y los Bravos de Margarita (3-2).

Liga Venezolana de Béisbol: Cubano Henry Urrutia, mejor jugador de la primera semana


Henry Urrutia ha liderado la ofensiva de los Leones de Caracas en la primera semana de la Liga Venezolana de Béisbol.

Henry Urrutia ha liderado la ofensiva de los Leones de Caracas en la primera semana de la Liga Venezolana de Béisbol.

El cubano Henry Urrutia fue elegido el mejor jugador de la primera semana de la Liga Venezolana de Béisbol, después de encabezar hasta cinco departamentos ofensivos y resultar clave en las tres victorias que exhiben los Leones de Caracas.

De acuerdo con el sitio oficial de la Liga, el jardinero tunero lidera el Campeonato en jonrones (2), carreras anotadas (6), total de bases alcanzadas (16), promedio de slugging (.889) y OPS (1.339). El toletero, que juega para los Orioles de Baltimore en las Grandes Ligas, consiguió conectar ocho jits en 18 turnos y promedia .444, con par de dobles y cinco carreras impulsadas en igual cantidad de juegos.

Los batazos de Urrutia han sido claves en el buen arranque de los Leones, que con balance de 3-2 escoltan a los líderes Cardenales de Lara (4-1). El domingo, un cuadrangular del cubano completó en la octava entrada la remontada de los felinos ante los Tigres de Aragua, a quienes derrotaron con pizarra de 8×7. En el choque, el antillano produjo de 3-2, con dos remolques.

Tras levantar todo tipo de expectativas con su llegada al legendario equipo caraqueño, Henry Urrutia ha patrullado con solvencia el jardín izquierdo y ha cumplido a cabalidad con el reto de ocupar los puestos cuatro y cinco del line up. De hecho, al cierre de la primera semana ocupaba el tercer puesto entre los primeros bateadores del circuito, una actuación que le reportó el 50% de los votos emitidos por la prensa especializada en la elección.

“Me siento bastante bien. No era lo que yo esperaba, creo que los otros muchachos han hecho un gran trabajo y cualquiera de ellos también se lo merecía”, declaró el cubano al sitio oficial de la Liga, luego de conocer el nombramiento.

Comisionado del béisbol cubano admite que nueva estructura de Serie Nacional podría ser apenas una solución temporal


heriberto suárezSolo unas horas después de anunciar que la 56 Serie Nacional se jugará entre septiembre de 2016 y enero de 2017 con la presencia hasta el final de 16 equipos, el Director Nacional de Béisbol, Heriberto Suárez, reconoció en Las Tunas que la nueva estructura podría ser apenas una solución temporal y que forma parte de un conjunto de cuatro opciones, flexibles en correspondencia con el contexto internacional de la pelota cubana.

El directivo anunció que la nueva fórmula implica a todos los elencos del país en unos cinco meses de competencia, tras los cuales se conocerá al campeón nacional, el mismo equipo que representará a Cuba en la Serie del Caribe de 2017. Luego, se prevé un receso para asistir al IV Clásico Mundial y, tras la conclusión de la cita del Orbe, se efectuará una Súperliga doméstica, con la participación de seis conjuntos.

Sin embargo, la estructura “escogida entre muchas opciones”, de acuerdo con Suárez, hará coincidir el torneo selectivo, en el que supuestamente se concentrará la calidad por la presencia de los mejores jugadores disponibles, con los principales circuitos profesionales, a saber, las Grandes Ligas norteamericanas y la Liga Japonesa.

La decisión no deja de ser polémica, pues se esperaba una solución a largo plazo, que permitiera estabilizar el calendario del béisbol cubano y no dependiera de los vaivenes del contexto internacional. Ante la interrogante planteada al respecto por Esquina Caliente, Heriberto Suárez reconoció que la adoptada “es una de cuatro variantes y si se abren las puertas a los contratos de jugadores cubanos en las principales ligas del mundo, cambiaremos la estructura”.

Además, reveló que la Dirección Nacional de Béisbol prevé para el futuro del Campeonato cubano una especie de “gran Serie de Desarrollo, porque puede haber un escenario en el que sean muchos los peloteros contratados en el exterior y no dispongamos de ellos para nuestro torneo nacional. Personalmente, creo que esa es la opción más probable”, concluyó Heriberto Suárez.

En un amplio intercambio con técnicos del béisbol, directivos del deporte y la prensa especializada, Suárez dijo que hasta ahora se han mantenido conversaciones con representantes de las Grandes Ligas, aunque no se han conseguido conclusiones claras: “Nos hemos sentado en la mesa con ellos a conversar, porque queremos que nuestros peloteros puedan jugar al máximo nivel, pero al mismo tiempo hemos exigido que puedan hacerlo sin renunciar a la nacionalidad cubana, tal y como sucede en la actualidad”.

El Comisionado aseguró que, “aunque el actual es muy bueno, tendremos otra vez un excelente equipo Cuba” y sorprendió al sugerir que algunos de los peloteros que hoy no se encuentran en el país podrían ser llamados nuevamente al elenco nacional: “Quizás, peloteros que hoy están en otros lugares puedan volver a integrar el equipo. Es una posibilidad, ahora mismo no lo sé”.

Suárez informó además que la política de contratación de jugadores en el exterior, hasta ahora consumada principalmente con Japón y Canadá, ha comenzado a rendir frutos y, “por ejemplo, la II Serie Nacional del Béisbol Sub-23 se efectuó con el dinero que aportaron esos contratos, lo que permitió mejores condiciones de vida para los atletas, uniformes más acordes con este nivel y de manera general una organización superior”.

En cuanto a la ya inminente 55 Serie Nacional, Suárez adelantó que se hará mucho énfasis en la disciplina, para lo cual dijo que se les ha dado a los árbitros una preparación “de primer nivel de Grandes Ligas”, de modo que los que se equivoquen gravemente más de dos veces serán separados de la serie por al menos cinco o seis subseries. Además, reveló que se dan los toques finales a un “estudio de replay”, que será inaugurado el próximo día 28 en el estadio Latinoamericano y contará con el equipamiento necesario para las reclamaciones de vídeo. Al respecto, anunció que un noveno equipo de árbitros, que tendrá carácter rotativo, será el encargado de tomar las decisiones en los desafíos hechos por los equipos.

Igualmente, confirmó que el calendario de la 55 Serie se detendrá el 28 de octubre para dar paso al entrenamiento de la Selección Nacional de cara a la primera edición del Premier 12, un torneo que se espera reúna en noviembre venidero a varios de los mejores peloteros del mundo en Taipei de China y Japón. Para la cita, Suárez anunció que está conformada una preselección de 35 jugadores y que hasta ahora está previsto al menos un tope de preparación frente al conjunto de Corea del Sur.

Finalmente, el Comisionado analizó con matices críticos lo sucedido en Toronto, donde el elenco antillano debió conformarse con las preseas de bronce. Hizo referencia a los múltiples errores técnicos y tácticos que se cometieron en tierras canadienses y denunció el hostigamiento sufrido por los peloteros cubanos en Carolina del Norte, durante el tope con Estados Unidos.

Suárez aseguró que allí fueron utilizadas mujeres para tentar a los jugadores, así como sumas de hasta 50 mil dólares que se pagaban de inmediato a quienes decidieran abandonar la delegación.

 

 

 

Yoenni Southeran: “Venimos a darlo todo por la clasificación de Las Tunas”


yoenni southeranPara Yoenni Southeran regresar a la Serie Nacional vestido de Leñador no será solo una nueva oportunidad en su ya dilatada carrera deportiva, sino un ocasión especial de conocer por dentro a uno de los rivales más difíciles que enfrentó con los Indios de Guantánamo y de sanar de una vez por todas la herida que se abrió en el estadio Julio Antonio Mella, el escenario que puso fin a su sueño de romper el récord absoluto de más lances consecutivos sin cometer errores.

“Llevaba exactamente 11 meses sin jugar cuando el profesor Ermidelio Urrutia me llamó y me dio esta oportunidad con Las Tunas, un equipo que está ahora mismo entre los ocho más completos de la Serie Nacional”, afirma Southeran a la salida de uno de los entrenamientos en el cuartel general de los Leñadores. Junto al antesalista Vismay Santos, ha venido a poner dinamita en un line up que perdió a toleteros tan importantes como Yordan Batista y Yordan Álvarez.

El guantanamero, verdadero pilar de los Indios del Guaso en la última década, reconoce que ha llegado a uno de los equipos más difíciles de vencer para sus excompañeros. A lo largo de su historia conjunta desde mediados de los años 70, tuneros y guantanameros se han enfrentado en 189 ocasiones, con 103 victorias para los del Balcón del Oriente cubano. Sin embargo, a pesar de la rivalidad, Southeran asegura que “la integración al grupo no ha sido difícil. Claro, no es lo mismo jugar contra ellos dos subseries al año que convivir todos los días, pero hasta el momento me va bien; son muy buenos muchachos y la comunicación entre nosotros es perfecta”.

Por el momento, el terreno parece confirmar sus palabras, pues a los Leñadores se les ve inspirados y en plena forma deportiva, a menos de dos semanas de que arranque la nueva temporada. “El objetivo para todos está muy claro y es clasificar a la segunda parte del Campeonato. El profesor Urrutia habló muy claro de esto conmigo, me dijo que necesitaba todo mi apoyo para buscar la clasificación y hasta ahora eso es lo que estoy haciendo”, concluye Southeran, quien no duda en reiterar que Las Tunas estará entre los ocho mejores de la 55 Serie y prefiere hablar únicamente de lo que le une a sus nuevos compañeros, soslayando los malos recuerdos que le alejan del ambiente de cordialidad que reina en el “Mella”.

Porque fue precisamente en este estadio donde el guantanamero vivió uno de los peores momentos de su carrera. Fue en la jornada del miércoles 27 de marzo de 2013, cuando el inicialista vio trunca una cadena de más de 2 mil lances sin cometer errores y respondió con una inconcebible agresión al anotador del encuentro.

La cadena había comenzado el 12 de febrero de 2010, luego de cometer error en un foul fly del matancero Yoandy Garlobo y, luego de tres años, un mes y 15 días, terminó el 27 de marzo de 2013, cuando no pudo fildear un roletazo del tunero Yunieski Larduet. En total, fueron 2 mil 226 los lances perfectos del guantanmero a lo largo de 231 juegos.

En definitiva, Southeran se quedó muy cerca de los 2 379 lances sin cometer error, récord absoluto en poder el inicialista estadounidense Casey Kotchman, quien lo consiguió al servicio de cuatro equipos de Grandes Ligas. De acuerdo con el diario Juventud Rebelde, la cifra más alta de juegos sin cometer errores pertenece al jardinero Darren Lewis, quien se mantuvo 392 choques consecutivos sin fallar mientras defendía a los Atléticos de Oakland y los Gigantes de San Francisco.

 

Cubano Yoenis Céspedes se va a los Medias Rojas de Boston


Lester, Gomes y Céspedes, protagonistas de uno de los cambios más llamativos de la temporada.

Lester, Gomes y Céspedes, protagonistas de uno de los cambios más llamativos de la temporada.

En una lectura simple, podría pensarse que el slugger cubano Yoenis Céspedes ha sido valorado lo suficiente como para ser cambiado por dos veteranos de calidad: el extraclase zurdo Jon Lester y el jardinero Jonny Gomes. Una interpretación más profunda deja al granmense, dos veces consecutivas ganador del Derby de Jonrones, fuera del mejor equipo del béisbol en la actualidad, los Atléticos de Oakland, y lo envía a las filas de los maltrechos Medias Rojas de Boston, vigentes campeones pero ocupantes del último puesto en el Este de la Liga Americana.

Céspedes, habitual en la parte gruesa de la alienación que ha construido el célebre Billy Beane, llegó a los Atléticos en el 2012 por cuatro años y 36 millones de dólares. Su condición de jugador cinco herramientas y su relativa juventud (26 años) se habían unido a una excelente actuación ofensiva en el II Clásico Mundial, hasta convertirle en un objetivo lo suficientemente apetecible como para obligar a Beane a hacer una excepción en su visionaria política de austeridad.

En su primer año, el cubano no defraudó, tras conectar 23 jonrones y empujar 82 carreras durante la temporada regular, además de promediar 316 e impulsar dos carreras en cinco juegos de la postemporada 2012. A pesar de largos periodos de inestabilidad y de bajar sensiblemente su rendimiento en algunos aspectos ofensivos, en el 2013 Céspedes acumuló 26 vuelacercas y remolcó 80 anotaciones, al tiempo que en los play off exhibía un excepcional promedio de 381, con doble, triple, jonrón y cuatro impulsadas en cinco partidos.

Este 2014, Yoenis accedió por primera vez al Juego de las Estrellas (en 2013 había sido invitado al Derby) en premio a su gran temporada con el conjunto líder del oeste de la Liga Americana y más ganador de toda la MLB, dueño de 66 triunfos hasta el miércoles. Céspedes volvió a ser espectacular en el desafío de jonroneros y, antes del cambio a los Medias Rojas, había conectado 17 jonrones y empujado 67 carreras.

Los Atléticos, que quieren poner fin a su reciente historia de fracasos en postemporadas, suman a Lester al diestro Jeff Samardzija, quien había llegado para reforzar  su ya poderoso staff de pitcheo. Lester, de 30 años, ha sido dominante en Grandes Ligas desde el 2006 y tuvo un aporte clave en los campeonatos de Boston del 2007 y 2013. El estelar lanzador zurdo exhibe marca de 3-0, con efectividad de 0.46 en la Serie Mundial.

Por su parte, Gomes juega ya su duodécima temporada y, en la presente, bateaba .232 con seis jonrones y 32 remolques en 78 juegos. Ha militado con cinco equipos, incluyendo a los propios Atléticos en el 2012.