Leñadores vs. Toros, por un puesto en la élite de la pelota cubana


jorge-johnson-vs-camaguey-beisbol-cubanoLuego de mucho sufrimiento por parte de la afición, y de que su equipo se viera obligado a efectuar verdaderos choques de postemporada ante conjuntos que no se jugaban absolutamente nada, Las Tunas se prepara para enfrentar desde este domingo a los Toros de Camagüey en un play off de tres partidos a ganar dos, por un puesto en la fase élite de la 56 Serie Nacional de Béisbol.

Un cañonazo al jardín central del camarero Ernesto F. Lalana dejó tendidos el miércoles a los Huracanes de Mayabeque y les abrió a los tuneros las puertas de la disputa por uno de los dos cupos que completarán la nómina de seis elencos en la siguiente etapa.

Además de Lalana, un pelotero que ya desde el pasado año le hizo mucha falta al equipo, otros jugadores fueron claves en el triunfo decisivo ante los mayabequenses. Uno de ellos fue el relevista Alejandro Meneses, un muchacho que a ratos desata todo el talento que le hemos conocido desde edades escolares y nos regala actuaciones como la del último encuentro ante los Huracanes.

El espigado serpentinero lanzó un relevo para recordar y se apuntó su cuarta victoria de la temporada. En 6,1 entradas de labor, a Meneses no le hicieron carreras y le batearon apenas tres jits, además de propinar seis ponches y no conceder bases por bolas.

Su labor fue aun más valiosa por haber llegado en un momento en el que su equipo perdía 3×0 y, anulado por completo al bate, necesitaba seguridad desde el box para intentar descifrar al pitcheo rival. Su gran salida permitió que los Leñadores comenzaran a meterse poco a poco en el juego y, ya a la altura del sexto inning, apareció el de siempre, Dánel Castro, quien conectó un jonrón que despertó a la ofensiva local.

Los miles de aficionados que asistieron al estadio Julio Antonio Mella, una concurrencia que pocos parques pueden exhibir por estos tiempos, debieron esperar hasta el octavo inning, cuando el receptor Rafael Viñales igualó el choque con su octavo vuelacercas de la campaña, dejando todo listo para que en el noveno capítulo llegara la carrera decisiva por el cohete al central de Lalana.

Con 23 victorias y 21 reveses, Las Tunas enfrenta este viernes a los Azucareros de Villa Clara en un choque de puro trámite para los locales, pero de capital importancia para los naranjas, pues una victoria les asegura su inclusión directa en la siguiente fase y una derrota les envía a la serie de comodín ante los Piratas de Isla de la Juventud.

En esta batalla campal que fueron los choques pendientes, el gran damnificado fue el elenco de Guantánamo. Cuando necesitaban apenas una victoria para avanzar, los Indios perdieron sus cuatro choques ante Granma y Matanzas, y suceda lo que suceda entre tuneros y villaclareños, han quedado fuera de la presente temporada. Si Las Tunas, que ya no se juega nada y no debe utilizar a sus principales abridores, cae en el encuentro de hoy, terminaría empatada con Guantánamo e Isla de la Juventud, todos con balance de 23-22.

De acuerdo con el reglamento de la Serie, habría que acudir a la fórmula TQB (Team Quality Balance) y con ella los Leñadores tienen ya asegurado el séptimo puesto. Luego, la igualdad entre Piratas e Indios se despejaría por la subserie entre ellos, ganada por unos pineros ya dueños del octavo lugar.

PLAY OFF ADELANTADOS

A la afición tunera, que estuvo representada por una vanguardia en el estadio Guillermón Moncada, jamás se le olvidará la enconada resistencia que encontró su equipo en las Avispas santiagueras.

Condenados a ocupar el puesto 14, sin nada que buscar, los santiagueros dieron una batalla que algunos calificaron de demostración de vergüenza y ética deportivas, pero que a los dirigidos por Ermidelio Urrutia les pudo costar la clasificación. Por eso, porque la memoria es larga y el destino, caprichoso, los tuneros tendrán que saldar algún día esta deuda con los de la Capital del Caribe. Si los papeles se invirtieran, no les quedaría otra opción que honrar debidamente la vergüenza y la ética, peleando cada out hasta repetir esta demostración de integridad protagonizada por un histórico en horas bajas que, de haber jugado cada choque de la temporada como lo hizo en los dos últimos ante Las Tunas, habría podido pelear por al menos acercarse a lo que un día fue.

Para salir vivos de la muy hospitalaria Santiago, fue clave la aportación de hombres como Yordan Calaña y Dánel Castro, líderes ofensivos en la subserie. El primero no solo dio seguridad a la defensa, sino que en esos tres partidos produjo de 10-5, con cuatro remolcadas; mientras que Dánel solo necesitó ser consecuente con su historia en momentos decisivos y bateó de 13-6, con tres impulsadas.

Punto y aparte para los tres abridores, Yoelkis Cruz, Yudiel Rodríguez y Ubisney Bermúdez, autores de excelentes actuaciones que les consolidan como baluartes de las esperanzas tuneras en su duelo frente a los agramontinos. Sin embargo, el acierto de estos tres lanzadores acentúa el desconcierto que reina en el pitcheo de relevo, que con la excepción de Meneses, ha aportado muy poco en la última parte del calendario.

La exclusión por motivos disciplinarios de Diego Granado y las dudas que despierta la forma deportiva de un hombre como Yosbel Alarcón, fundamental en el bullpen, dejan muy pocas opciones al cuerpo de dirección a la hora de manejar los capítulos finales de cada juego.

TOROS A LA VISTA

Para avanzar a la siguiente fase, Las Tunas tendrá que pasar por encima de los Toros de Camagüey, el equipo ante el que debutaron en la presente campaña y al que solo le pudieron marcar tres carreras en igual cantidad de juegos.

Para Yoelkis Cruz, el abridor en el primer partido, será una revancha particular, pues el pasado 7 de agosto, el primer día del Campeonato, permitió cinco carreras y nueve jits en apenas 2,0 entradas. Los agramontinos ganaron aquel choque por nocao de 10×0 y un día después repitieron victoria, esa vez con pizarra de 5×1. Los Leñadores consiguieron escapar a la barrida con cerrado triunfo de 2×1, colgados de los brazos de José Adiel Moreno y el menor de los hermanos Alarcón.

Dos meses después, ambos conjuntos llegan en situaciones distintas. Los camagüeyanos dilapidaron una excelente renta conseguida en la primera mitad, terminaron perdiendo muchos juegos y llegarán al choque dominical con 11 días sin jugar. Por su parte, Las Tunas podría aprovechar la adrenalina de los últimos días para entrar con fuerza a la decisiva serie, sobre todo si se reincorpora a la producción ofensiva, como ya hizo ante Mayabeque, su cuarto bate Rafael Viñales.

Los de la tierra del Mayor son mejores en todos los departamentos de juego, pues batean 301, con 242 carreras anotadas (por 295 y 200 de Las Tunas), defienden para 980 (por 976) y sus lanzadores trabajan para 3,77 carreras limpias por juego, mejor que el 4,33 de los tuneros.

Individualmente, los Toros cuentan con varios hombres de gran labor a la ofensiva. El primero de ellos, el torpedero Alexánder Ayala, quien promedia 373, con cinco vuelacercas y 40 impulsadas (líder). Además, resaltan Leonel Segura (373), Humberto Bravo (324), Yendry Téllez (333) y el jardinero Héctor Hernández, quien bateó 319, remolcó 31 carreras y robó 16 bases en 18 intentos. Entre sus lanzadores, destacan Yariel Rodríguez (5-2 y efectividad de 2,92) y José Ramón Rodríguez (7-2, con 2,30), así como Arbelio Quiroz (4-5, 2,84) y los relevistas Frank Madan (3,04 y seis salvados) y Yormani Socarrás (dos salvamentos y promedio de 2,40).

El play off comenzará este domingo en el estadio Julio Antonio Mella y continuará martes y miércoles en la Ciudad de los Tinajones.

¿Es legal que Yuliesky Gurriel lidere a los bateadores en la 55 Serie Nacional?


Yulieski-GourrielMás allá de la visita del Tampa Bay y el probable lanzamiento de la primera bola nada menos que por Barack Obama en el mismísimo Latinoamericano; al margen del apagado entusiasmo que despierta la postemporada de la 55 Serie Nacional; e incluso por encima de la presencia de decenas de cubanos en los entrenamientos primaverales de MLB, el tema del momento en la pelota nacional es el liderazgo de los bateadores de la temporada que concluye.

Porque atenidos únicamente a las reglas del béisbol y calculadora en mano, el destacadísimo líder sería Yuliesky Gurriel, quien a pesar de ausentarse en el tramo final de la Serie implantaría un astronómico récord de .483, dejando detrás el .469 conseguido por el tunero Osmani Urrutia en 2004. Y, ojo, porque se han publicado varios artículos en los que se fija esa nueva cota en .470, obviando que el cálculo de las comparecencias mínimas al bate se realiza de acuerdo con la cantidad de juegos efectuados por el equipo que menos haya jugado.

En este caso, Isla de la Juventud y Matanzas celebraron solo 85 partidos, por lo que cualquier cálculo debe partir de este dato. Así, en lugar de las 235 comparecencias de las que se ha hablado, deberían exigirse solo 230. Hasta el momento en el que jugó por última vez con los Leones de Industriales, Gurriel acumuló 224 viajes al home plate y un total de 174 veces al bate, con 87 imparables.

Luego, de acuerdo con la Regla 10.22 (a), recogida por el Reglamento Oficial de la 55 Serie Nacional de Béisbol, el ya exjugador azul terminaría con average ofensivo de .483 (180-87).

Sin embargo, repetimos, eso sería de acuerdo únicamente con las Reglas del Béisbol y las estadísticas. Pero desde que el pasado 8 de febrero Yuliesky y su hermano Lourdes decidieron abandonar en Santo Domingo a los Tigres de Ciego de Ávila, entró en juego el Reglamento Disciplinario de la 55 Serie.

Resulta que además de desligarse del vigente campeón cubano, los Gurriel cortaron igualmente su vínculo con el elenco de Industriales, y en su Capítulo II, Artículo 2, inciso i), dicho Reglamento considera una Falta Muy Grave el “abandono del equipo, lo que conlleva al no cumplimiento del contrato firmado por su participación en la competencia”.

Más adelante, en el Artículo 1, inciso a) del Capítulo III, referido a las sanciones, el cuerpo jurídico agrega que en el caso de las Faltas Muy Graves, será aplicada la medida siguiente: “Separación como miembro de los equipos de béisbol o la estructura de trabajo bajo la jurisdicción de la Dirección Nacional de Béisbol por un período no menor de dos años, ni mayor de ocho años”.

De acuerdo con estas disposiciones, y aun cuando en ningún momento se especifica qué acción tomar en cuanto a los liderazgos individuales, se podría concluir que Yuliesky Gurriel no forma parte actualmente del equipo de Industriales ni se encuentra ya bajo la jurisdicción de la Dirección Nacional de Béisbol, por lo que NO debería aspirar a encabezar a los bateadores en la presente Serie Nacional, un premio que por demás está sustentado por un estímulo monetario.

A pesar de que el mencionado Reglamento Disciplinario le otorga a las “autoridades competentes” un plazo de “10 días hábiles” para pronunciarse al respecto de estas infracciones, la Dirección Nacional de Béisbol no ha hecho pública ninguna sanción a Yuliesky y su hermano.

A la espera de que el ente que rige el destino de la pelota cubana determine algo, o no, el receptor tunero Yosvani Alarcón (371) es el mejor ubicado para aspirar a un hipotético liderazgo de los bateadores.

Liga Venezolana de Béisbol: Cubano Henry Urrutia debuta en grande con los Leones del Caracas


henry urrutiaEl cubano Henry Urrutia tuvo este miércoles un debut soñado en la Liga Venezolana de Béisbol, al encabezar la ofensiva de los Leones de Caracas en su triunfo de 5×1 ante los Caribes de Anzoátegui, vigentes campeones.

Urrutia, quien partió como cuarto bate y jardinero izquierdo del equipo capitalino, produjo de 4-3, con doble, jonrón, un boleto, tres anotadas y una impulsada, para comenzar a satisfacer las expectativas creadas por su llegada desde los Orioles de Baltimore.

En su primer turno, falló por única ocasión en la noche, al conectar un rodado por la intermedia. Sin embargo, a partir de ese momento ningún lanzador de Anzoátegui pudo ponerle out: en el cuarto episodio anotó carrera después de pegarle doble de línea al jardín central al abridor y derrotado Paolo Espino.

Luego, en el sexto inning, Urrutia conectó jonrón solitario por el jardín izquierdo frente al relevista Jonathan Torres; mientras que en la octava bateó sencillo al jardín derecho ante los envíos de Ricardo Hernández y, un capítulo más tarde, fue boleado por Manuel Flores.

El tunero estuvo acompañado en el line up inicial por un conocido de la afición venezolana, el también cubano Félix Pérez, quien en la pasada Serie del Caribe actuó como refuerzo precisamente de los Caribes. El pinero, ubicado como patrullero derecho y tercero en la tanda felina, se fue de 5-1 en el choque.

 “Cuando estuve en el home plate no estaba buscando jonrones ni triples, solo la victoria, que es más importante. No era mi intención tratar de conseguir un logro personal, solo poner la pelota en el terreno, embasarme, traer las carreras, de eso se trata”, declaró Urrutia al final del choque, de acuerdo con el sitio oficial de la Liga.

Por los Leones, el estadounidense Cory Riordan se apuntó el triunfo, tras no permitir carreras y ponchar a dos bateadores en 5,1 entradas. El revés lo sufrió el panameño Paolo Espino, quien soportó par de carreras y siete jits en 4 innings y un tercio.

En otros resultados de la primera fecha, los Cardenales de Lara derrotaron 5×1 a los Tiburones de La Guaira; en tanto los Bravos de Margarita se impusieron 2x1a las Águilas del Zulia y los Tigres de Aragua apalearon 11×4 a los Navegantes de Magallanes.

Caras nuevas y notables ausencias en los Leñadores del 2015


Vismay Santos

Vismay Santos apunta a ser el cuarto bate y antesalista titular de los Leñadores.

A solo dos semanas de que arranque la 55 Serie Nacional de Béisbol, los Leñadores de Las Tunas no descansan un segundo en el alistamiento para un torneo que podría ser el punto de inflexión en su accionar dentro del máximo nivel de la pelota cubana, tras tres años sin acceder a la postemporada.

“En estos momentos te puedo decir que este equipo está listo para jugar pelota, para comenzar bien y cumplir el objetivo de dar el máximo en los primeros 30 juegos, pues el calendario es muy corto y no hay tiempo para recuperarse”, dice Ermidelio Urrutia, otra vez al frente del conjunto.

Sus palabras quedan suscritas por el desempeño de la preselección tunera en los topes de preparación. Durante la semana anterior, los Leñadores impresionaron en su visita a Villa Clara, incluso con las notables ausencias de Dánel Castro y de los hermanos Yosvany y Yordanis Alarcón.

“La preparación ha sido buena -continúa Ermidelio. El principal problema es el terreno, que no está en las mejores condiciones y ya la Serie está muy cerca, por lo que va a ser complicado que se pueda arreglar a tiempo. Pero en cuanto a los atletas sí te podría decir que el entrenamiento ha estado muy bien, con un alto nivel de entrega. Quiero destacar sobre todo a Yordanis Alarcón, el único que no ha faltado ni un segundo a la preparación. Hasta los días de descanso ha venido a entrenar y se ve muy bien, aunque la verdad es que no es el único, hemos logrado que se vean en este equipo los deseos de jugar y eso es muy importante. Dainier Rodríguez está muy bien y este podría ser su año, además de Andrés Quiala, Jorge Johnson y muchos otros”.

Con la inclusión de los guantanameros Vismay Santos y Yoennis Southeran, el posible line up tunero sería uno de los más ofensivos del país. De acuerdo con el modelaje que puede apreciarse en los choques de preparación y con el criterio de los técnicos, Las Tunas podría presentar a Yuniesky Larduet (CF), Andrés Quiala (RF), Dánel Castro (BD), Vismay Santos (3B), Yosvany Alarcón (R), Yordanis Alarcón (SS), Jorge Johnson (LF), Yoennis Southeran (1B) y Dainier Rodríguez (2B).

Southeran y Vismay, de Indios a Leñadores

serie-beisbol-cuba-3-yoenis-southeranDespués de quedar fuera de los Indios de Guantánamo y perderse toda la temporada anterior, Yoennis Southeran y Vismay Santos están de vuelta.

“Southeran y Vismay han llegado con mucho ímpetu, se han preparado fuerte y andan muy bien ahora mismo. Creo que nos van a ayudar mucho”, afirma Ermidelio Urrutia.

“Este equipo está ahora mismo entre los ocho mejores de Cuba y debe clasificar sin problemas. Además, es un grupo de buenos muchachos y nos han recibido muy bien”, asegura Southeran. Por su parte, Santos considera “un orgullo jugar con los Leñadores, un equipo al que conocemos bien y que siempre ha sido muy combativo”.

Sin embargo, su arribo a Las Tunas no está exento de polémica, pues hasta cierto punto desmonta la política de renovación gradual trazada por las autoridades locales. Sin ir más lejos, la llegada de Southeran obstruye el camino hacia la titularidad de Jeans Rodríguez, un joven inicialista que acaba de concluir como líder en jonrones del Campeonato Nacional para menores de 23 años.

Al respecto, el mentor tunero considera que “Jeans ha estado muy bien y va a tener sus oportunidades, pero la aspiración del equipo es clasificar, para eso hemos tratado de contratar al mejor y Southeran ha sido durante muchos años el primera base más defensivo de Cuba, además de un buen bateador. Por supuesto que queremos darle juego a Jeans, porque él es el futuro de esa posición en Las Tunas, pero la competencia por jugar creo que le va a ayudar a crecer como atleta”.

Por su parte, Santos será el tercera base titular del equipo, teniendo en cuenta que la ausencia del torpedero Ernesto F. Lalana ha obligado al colectivo técnico a mover hacia esa posición al experimentado Yordanis Alarcón.

“Quiero aclarar que el campo corto no es una posición nueva para él, de hecho hizo el equipo Cuba jugando precisamente ahí”, precisa Ermidelio.

Darién Núñez, otra baja para Las Tunas

Como ya se conoce entre los seguidores del béisbol tunero, el zurdo Darién Núñez no estará con los Leñadores en la 55 Serie.

“Darién nos solicitó formalmente su baja y solo falta que se haga oficial. De todas maneras, si no se incorpora a lo largo de esta semana, quedará fuera de manera automática”, señala el Comisionado Provincial de Béisbol Yorluis Torres, quien añade que el serpentinero se ausentó hace varios días de los entrenamientos y comunicó su decisión a través de la vía telefónica.

Darién Núñez ha sido uno de los principales abridores de Las Tunas en los últimos años y en cuatro Series Nacionales acumuló 19 triunfos con 27 reveses, además de 4,11 carreras limpias por juego, una lechada y tres choques salvados. Trabajó en 78 partidos, 62 como abridor y tuvo idénticos promedios de 6,9 ponches y boletos por cada nueve capítulos de labor.

Desde las categorías de cadetes y juveniles integró las selecciones nacionales, e incluso tuvo una fugaz incursión con el equipo que asistió al III Clásico Mundial de Béisbol.

La baja del amanciero se suma a las ya anunciadas de los jugadores de cuadro Yordan Álvarez, Yordan Batista y Ernesto F. Lalana, así como los jardineros Eddy Julio Martínez y Leonis Figueredo, el receptor Rafael Viñales y el lanzador Carlos Juan Viera.

“Más que de las ausencias, yo te hablaría de las incorporaciones. Los que de verdad importan son los que están aquí. Siempre me han enseñado que en el hombre hay que confiar y creo que con lo que contamos podemos cumplir las metas. Si te fijas, hoy podemos presentar una alineación en la que todos tienen como mínimo cinco Series Nacionales y casi todos con grandes resultados”, dice Ermidelio.

Sin embargo, este fenómeno no es para nada menor y asola actualmente al béisbol cubano, comprometiendo seriamente el futuro de nuestros clásicos nacionales. Aunque Las Tunas fue una de las últimas provincias en verse afectada por las deserciones o las solicitudes de bajas (la manifestación más moderna de esta tendencia), lo cierto es que suman ya más de una docena los atletas que por diversas vías y causas han abandonado al equipo: Osdanis Montero, Dael Mejías, Henry Urrutia, Alexánder Guerrero, Roberto S. Baldoquín, Ángel R. Cabrera, Leonardo Laffita, Yordan Álvarez, Yordan Batista, Eddy Julio Martínez, Leonis Figueredo, Rafael Viñales y Carlos Juan Viera.

Los Toros, el primer escollo

Los Leñadores debutarán el 30 de agosto en el estadio Cándido González, cuando enfrenten a los Toros de Camagüey en la primera subserie. Aunque solo será oficial tras el Congresillo Técnico de la nueva temporada, el calendario prevé para una jornada antes el choque inaugural entre los protagonistas de la última final, los Tigres de Ciego de Ávila (vigentes campeones) y los Piratas de la Isla de la Juventud.

Luego de iniciar en tierras agramontinas, Las Tunas hará la primera presentación ante su público el 3 de septiembre frente a Santiago de Cuba y permanecerá en el estadio Julio Antonio Mella para acoger la visita de los Alazanes de Granma.

Los primeros 45 juegos del Campeonato se efectuarán hasta el 27 de octubre, para dar paso a la preparación de cara al Premier 12, que tendrá lugar en Taipei de China y Japón durante el mes de noviembre.

Béisbol cubano: La Isla señala el camino


La Isla de la Juventud discutirá por primera ocasión el título del béisbol cubano.

Foto: Ricardo López Hevia

La Isla de la Juventud es un pequeño territorio de apenas 2 mil 200 kilómetros cuadrados y poco más de 86 mil habitantes, que posee en cambio un enorme equipo de béisbol.

La ambición de asaltar la historia llevó a los pineros a imponer soberanamente el calificativo de Piratas para sus peloteros y la nave filibustera acaba de hacerle honor a su nombre, después de anclar por primera ocasión en una final de la pelota cubana. A la espera del desenlace ante los Tigres de Ciego de Ávila, su actuación puede considerarse ya una verdadera hazaña, conseguida gracias a una labor colectiva digna de estudio para el resto de los conjuntos que, superiores en nómina y palmarés, deben sentarse ahora a admirar el milagro pinero.

La fórmula no es para nada nueva: se trata de tirar todos hacia el mismo lado, bajo el mando de un colectivo técnico que sabe incluso abrazar a sus jugadores, alejado de la crispación y las poses ante las cámaras.

Es cuestión, también, de poseer un líder cabal dentro y fuera del terreno, capaz de situar a los jardineros en la posición justa para evitar una derrota clave, de crear sobre sí un halo de buena fortuna que convierta en carreras decisivas los machucones que deberían haber bastado para darles la victoria a sus rivales o de poseer el tino necesario para guiar a sus lanzadores en los muchos momentos difíciles que se viven en un partido de béisbol. Todo eso -y más- es Michel Enríquez.

Cuando la noche de este viernes comience en el “Cepero” la gran final de la Serie 54, los Tigres de Róger Machado saldrán como favoritos para conseguir su segunda corona; pero en toda Cuba latirá el deseo de ver al pequeñito tumbar al gigante. Los Piratas de la Isla son un símbolo de entrega y voluntad. Su gesta nos señala el camino.

Béisbol cubano: Las Tunas debutaría ante Camagüey en 54 Serie Nacional


Jorge Johnson vs camaguey beisbol cubanoEl estadio Julio Antonio Mella acogerá el duelo Las Tunas-Camagüey cuando ambos elencos debuten el lunes 22 de septiembre en la 54 Serie Nacional de Béisbol, una jornada después de que el vigente campeón, Pinar del Río, reciba en el juego inaugural a los Cocodrilos de Matanzas.

Además de estos dos enfrentamientos y según el calendario extraoficial de la lid, las primeras subseries prevén los choques Artemisa-Isla de la Juventud, Industriales-Mayabeque, Cienfuegos-Villa Clara, Sancti Spíritus-Ciego de Ávila, Granma-Holguín y Santiago de Cuba-Guantánamo, siempre en predios de los primeros.

Los Leñadores tuneros, tras su compromiso frente a los Toros agramontinos, se mantendrán en casa para recibir a los Gallos espirituanos del 26 al 28 de septiembre y, luego de la fecha de traslado, iniciarán una gira que se iniciará en Villa Clara, continuará en Isla de la Juventud y Pinar del Río, y concluirá en Matanzas.

El 16 de octubre, Las Tunas volverá a jugar ante su público y lo hará frente a los Leones de Industriales y los Tigres de Ciego de Ávila. Después, del 24 al 26 realizará una rápida salida a la vecina provincia de Holguín y regresará al “Julio Antonio Mella” para enfrentar consecutivamente a Artemisa, Cienfuegos y Mayabeque.

Ya en la recta final de la primera etapa de la 54 Serie Nacional, los Leñadores chocarán con los elencos del extremo oriental de Cuba: del 8 al 14 de diciembre jugarán en terrenos de Granma y Santiago de Cuba, mientras que entre el 16 y el 18 concluirán su paso por los primeros 45 juegos recibiendo a los Indios de Guantánamo.

El programa que se ha dado a conocer y que deberá tener su aprobación final el próximo día 17 en el Congresillo Técnico de la competencia, ha deparado para el equipo que dirigirá Ermidelio Urrutia 21 juegos como visitante y 24 como local. Sin embargo, llama la atención que Las Tunas jugará en casa frente a solo dos de los equipos clasificados la temporada anterior entre los ocho mejores: Industriales y Artemisa.

Así, los tuneros tendrán que afrontar el duro reto de jugar en la carretera ante los conjuntos de Pinar del Río (actual campeón) y Matanzas (vigente submonarca), además de Villa Clara, Isla de la Juventud, Holguín y Santiago de Cuba.

La primera fase de la 54 Serie Nacional se efectuará entre el 21 de septiembre y el 16 de diciembre, con 45 juegos para cada escuadra y ocho boletos en juego hacia la segunda etapa, prevista entre el 11 de enero y el 17 de marzo, con 42 encuentros por conjunto. De acuerdo con el documento al que este medio ha tenido acceso, del 30 de enero al 10 de febrero se hará un receso para que el campeón nacional acuda a la Serie del Caribe, cuya versión 2015 se efectuará del 2 al 8 en San Juan, Puerto Rico. En esas mismas fechas, podría retomarse el torneo José Antonio Huelga in Memoriam, otrora cita de carácter internacional.

Tras la reanudación del Campeonato, los cuatro mejores equipos del país accederán a la postemporada, que tendrá su fase semifinal del 19 al 28 de marzo y la gran final entre el 30 de marzo y el 7 de abril.