Ermidelio Urrutia: “Las derrotas nos duelen en el corazón”


urritia1No se habla de otra cosa en Las Tunas que no sea el mal momento de los Leñadores, un equipo al que cuesta trabajo reconocer después de que comenzara la segunda etapa de la presente Serie Nacional de Béisbol con cinco victorias consecutivas.

La peor racha en muchos años ha sido desencadenada por una letal combinación de bajo rendimiento deportivo con inexplicables y constantes recesos del calendario, que echan por tierra cualquier planificación, y una plaga de lesiones ensañada con varios de los principales hombres del equipo.

Sin embargo, una vez repartidas las cuotas de responsabilidad que deben asumir por igual jugadores y cuerpo técnico, habrá que recordar que de los ocho elencos aún en disputa, el único debutante en esta etapa es Las Tunas; y convendría no olvidar, por ejemplo, que los actuales subcampeones de Isla de la Juventud tuvieron que pagar un costoso peaje y habitar los últimos puestos de esta fase, antes de dar el salto a la postemporada.

En torno a esta compleja situación, 26 dialogó con Ermidelio Urrutia, mentor de los Leñadores.

¿Qué análisis ha hecho el colectivo técnico del mal momento que vive el equipo?

Sabemos cómo está el pueblo de Las Tunas y somos los primeros que le damos la razón… Un equipo que comenzó inspirado, con cinco victorias seguidas, que no había sufrido una racha tan mala como esta mientras a casi todos los demás les ha pasado, y que de momento comience a perder tantos juegos…

Hemos buscado todo tipo de variantes, cambiando constantemente la alineación para que juegue el que mejor esté en ese instante. Ha sido más difícil por las lesiones de hombres sumamente importantes, que no tienen reemplazo, no solo por su calidad, sino porque hay resoluciones de la Dirección Nacional de Béisbol que nos impiden subir y bajar peloteros.

O sea, que el momento es muy delicado, pero no tiene nada que ver con algunas especulaciones que andan por ahí, de que los muchachos no quieren jugar pelota. Les puedo asegurar a todos que eso no es así, nosotros somos los que más sufrimos con cada derrota, los jugadores salen al terreno porque aman este deporte y se han entregado en busca de las victorias.

¿Cuánto puede haber influido la preparación física y general realizada antes de la competencia?

No creas que no hemos pensado en eso. En estos días hemos estado revisando los planes de entrenamiento y si podemos hacer ajustes los vamos a hacer. Pero también hay que señalar que esto ha sucedido con todos los equipos: Granma perdió más de 10 juegos consecutivos, Ciego de Ávila tuvo un bache, igual que Industriales y Matanzas, la Isla ha tenido muchos problemas… Creo que toda esa inestabilidad se debe en gran parte a la cantidad de recesos que ha habido en la temporada. Así es muy difícil hacer una planificación y en el caso de nosotros nos ha pasado que cuando hemos comenzado a tomar la forma deportiva, ahí se ha detenido la temporada. De todas maneras, estoy convencido de que aún tenemos tiempo, quedan más de 20 juegos y en eso estamos trabajando.

El caso de Dánel Castro es muy sensible para los tuneros, porque es un pelotero muy querido. ¿En qué condiciones está ahora mismo?

Para hablar de Dánel hay que hacerlo con mucho cuidado. Él ha sido un pelotero insignia de esta provincia y aun con su lesión de la rodilla todos lo vieron por la televisión deslizándose fuerte en home para tratar de ayudar al equipo. Además, es un muy importante dentro del banco, por su experiencia, y desgraciadamente es insustituible, no hay otro Dánel en el equipo.

Su lesión nos ha desajustado por completo, porque hemos tenido que mover a Rubén Paz al tercer turno, pero eso nos debilita entonces el primer bate. No tenemos como en otros tiempos tres o cuatro figuras en el banco para entrar por los titulares. Además, hay peloteros claves que no han tenido un buen año y eso ha obligado a que un grupo reducido se haya tenido que echar el equipo encima. El más destacado ha sido Yosvani Alarcón y ya llevamos casi tres subseries completas sin poder contar con él.

También está el caso de José Adiel Moreno, que venía siendo uno de los mejores zurdos del Campeonato y apenas ha aportado algo en esta segunda etapa, porque tiene problemas en el brazo. Sin embargo, hay que destacar la labor que ha hecho Ubisney Bermúdez, que ha respondido muy bien como abridor.

Para colmo de males, el refuerzo Yankiel Mauri no va a lanzar más, dice él que le duele el brazo y que no viene más. Si ya el relevo estaba en una situación difícil, imagínate ahora… porque la mayoría de las veces los abridores han trabajado bien, pero después los relevistas no han podido aguantar.

Todos quieren ver a Las Tunas en la postemporada, pero uno de los objetivos antes de comenzar la Serie era superar la mejor actuación histórica, que es un sexto lugar. ¿Todavía se puede aspirar a eso?

Estoy convencido de que sí. Nosotros ya cumplimos el primer objetivo, que era el de estar entre los ocho primeros, pero creemos que a pesar de todos los problemas que he mencionado, tenemos un grupo de atletas que puede dar mucha batalla todavía y no renunciamos incluso a la meta de estar entre los cuatro grandes.

Solo pedimos un poco más de apoyo. El pueblo es muy sabio y la mayoría de las personas nos dan ánimo, pero es cierto que algunos por la calle hacen críticas injustas. A nosotros las derrotas nos duelen en el corazón. Yo llevo la pelota en la sangre y me duelen más las derrotas que lo que me alegran las victorias.

Los tuneros no pueden olvidar que este mismo equipo fue el que trajo otra vez a Las Tunas el Juego de las Estrellas, que este mismo equipo consiguió después de tres años estar entre los ocho mejores de Cuba. Y yo estoy convencido de que vamos a salir de este mal momento, que vamos a mejorar.

Sin embargo, muchos tenemos la impresión de que el béisbol tunero, y este equipo en particular, necesitan lidiar mejor con la crítica, aprovecharla para crecer.

Mira, esta es una generación de peloteros distinta, que es más sensible a lo que piense o diga el público. En otra época, cuando yo jugaba, entrábamos al terreno y tratábamos de dejar todo lo demás fuera, pero por muchas razones el jugador de hoy es diferente en ese sentido. Y entonces nos afectan mucho las opiniones: si apoyan los motivan, si los critican, les cae un cubo de agua encima.

La afición es libre de expresar sus criterios, pero lo que sí tiene que quedar claro es que nosotros no queremos ver al pueblo triste, queremos verlo feliz. Y quienes están en las gradas no saben si el pelotero tiene un problema familiar, al final somos seres humanos como todos, muchos tienen hijos, se preocupan si están enfermos… y a veces tienen que jugar con todo eso en la cabeza.

¿Se sienten bien atendidos los peloteros tuneros?

Yo sé que hay por ahí algún comentario de que los muchachos no quieren jugar pelota porque no se sienten bien atendidos. Y no niego que quizás pueda haber algún caso individual que no esté del todo satisfecho, pero yo siempre les digo a ellos que nosotros estamos aquí por algo mucho más grande que un simple resultado deportivo.

Con todo respeto para los que estuvieron antes, creo que es la primera vez en 30 años que veo tanto apoyo y atenciones hacia el equipo de Las Tunas, por el Partido y el Gobierno en la provincia y los municipios, los distintos organismos, mucha gente se ha volcado en esa tarea.

Yo vivo inculcándoles a los atletas, a los entrenadores e incluso lo he conversado con nuestros directivos que no podemos solo saber de pelota, hay que saber dónde y en qué condiciones vivimos, hasta dónde puede llegar una provincia que no es de las más desarrolladas de Cuba, que no se puede comparar con otras que tienen turismo y muchos recursos.

¿Cómo está en estos momentos Yosvani Alarcón y cuál es la situación del equipo con las lesiones?

Alarcón está deseoso por jugar, pero la verdad es que yo no soy médico y no puedo apurarlo, arriesgarme a perderlo por el resto de la temporada. Vamos a ir poco a poco insertándolo, quizás juegue hoy si de verdad está en condiciones, pero queremos ser muy cuidadosos.

Del resto, Dánel está lesionado, al igual que el zurdo José Adiel Moreno, que es nuestro cuarto abridor. Vismay Santos también, aunque de todas formas jugó en Ciego de Ávila y lo sigue haciendo ahora; Orlando Acebey tiene problemas en un tobillo y ahí está, activo; Yosbel Alarcón está haciendo un gran esfuerzo, porque tiene un problema en el cuello; y ahora Yankiel Mauri sale del roster por problemas en el brazo.

Son ausencias muy importantes que afectarían a cualquier equipo y nos han llevado a un muy mal momento integral. De todas maneras, el pueblo de Las Tunas tiene que saber que nosotros salimos todos los días con la mejor disposición de ganar, jamás pensamos en la derrota y estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo para recuperarnos lo más rápido posible de la mala racha en la que estamos.

Anuncios

Refuerzos a la vista: Las Tunas debería ir con todo por José Ángel García


José Ángel García mostró temple en el Premier 12, su primera incursión internacional con la principal Selección cubana. (Foto: Ricardo López Hevia)

José Ángel García mostró temple en el Premier 12, su primera incursión internacional con la principal Selección cubana. (Foto: Ricardo López Hevia)

Conseguida su clasificación a la segunda fase de la 55 Serie Nacional de Béisbol, los Leñadores de Las Tunas enfrentan ahora una tarea no menos importante: la de reforzarse lo mejor posible de cara a la segunda etapa.

En días recientes, el mentor Ermidelio Urrutia adelantó que sus planes son incorporar tres lanzadores y dos jugadores de cuadro. Y aunque no entró en especificidades, resulta fácil adivinar las intenciones del colectivo técnico, de acuerdo con las necesidades más urgentes del elenco verdirrojo: sumar un inicialista que supla la repentina baja del veterano Joenny Southerán, quien abandonó el equipo en el receso por el Premier 12 y agenciarse un torpedero natural que le quite redondee un infield en el que el antesalista Yordanis Alarcón ha debido asumir las paradas cortas.

Más complicada se antoja la situación en cuanto al pitcheo. La salida del país del cerrador Yadier Hechavarría, líder en juegos salvados de la temporada, obliga a mirar hacia el bullpen, en el que los diestros Yosbel Alarcón y Diego Granado precisan de ayuda inmediata.

En este sentido, para Las Tunas el matador José Ángel García debería ser una prioridad de primera ronda, incluso por encima de un abridor. Los tuneros construyeron su temporada en la primera etapa sobre la base de un bullpen que clasificó como el segundo mejor del Campeonato, únicamente superado por el de Industriales.

Los relevistas preparados por Arsenio Mora e Isidro González ganaron siete juegos, solo perdieron dos y lideraron el torneo en salvamentos, con un total de 18. Sin embargo, la ausencia de Yadier Hechavarría deja un vacío importante que el líder histórico en salvamentos podría llenar con creces. José Ángel exhibe números este año que le avalan como refuerzo de primer orden: siete juegos salvados, average contrario de 200, efectividad de 2,37 y WHIP de 1,16. Además, los zurdos le promedian 267 y en la entrada en la que releva los bateadores rivales solo le conectan para 167, al tiempo que el 77 por ciento de las conexiones que recibe en esos momentos cruciales son de rolling.

Si alguno de los mentores restantes solicitara antes que Ermidelio Urrutia los servicios de José Ángel, entonces la segunda opción podría ser el espirituano Yankiel Mauri. El del Yayabo tiene en contra su balance de 0-6 en ganados y perdidos, aunque consiguió salvar siete choques para los Gallos. Además, los contrarios le batearon 217 y entre estos, los zurdos solo lo hicieron para 211. Su promedio de limpias es de 3,66 y su WHIP de 1,14, al tiempo que exhibe un rendimiento impresionante en la entrada en la que es llamado a trabajar: en 14,0 innings solo permitió una anotación, con seis ponches, sin extrabases y con average contrario de apenas 083 (de 48-4).

Otras buenas opciones para reforzar el bullpen, aunque en funciones de preparadores e intermedios serían el artemiseño Israel Sánchez, el cienfueguero Leorisbel Sánchez y el mayabequense Richard Aguilera.

Israel Sánchez muestra balance de 4-2, con 2,78 de efectividad y WHIP de 1,36. El corpulento lanzador es un seguro de vida ante bateadores zurdos (167) y un hombre de confianza en la entrada en la que releva. Por su parte, el de la Perla del Sur es un zurdo controlado (10 bases por bolas en 43,0 entradas), con efectividad de 3,35 y WHIP de 1,28; aunque los bateadores de su mano le castigan (327) y ha permitido 13 carreras en solo 8,0 innings durante la entrada en la que releva. Finalmente, Aguilera trabaja para 1,74 y los zurdos solo le conectan para 190, si bien su WHIP de 1,55 es demasiado alto para un relevista.

Con menos opciones por sus números, se encuentran los también relevistas Carlos Ramírez (Cienfuegos), Rolando Rodríguez (Camagüey), Roeldis Martínez y Luis M. Romero, ambos de Guantánamo, así como el villaclareño Yanny Delgado.

Los hermanos Alarcón conquistan el Latinoamericano


Fotoo: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Fotoo: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El sexto jonrón del receptor internacional Yosvany Alarcón fue clave el sábado en la victoria conseguida por Las Tunas, con pizarra de 4×3 sobre Industriales, y completó una verdadera exhibición ofensiva, protagonizada junto a su hermano Yordanis y vital para que los Leñadores se llevaran 2-1 el compromiso particular ante los multicampeones de Cuba.

Ubicados cuarto y quinto en el line up, los hermanos han sido a lo largo de toda la temporada el motor ofensivo del equipo que dirige Ermidelio Urrutia. En el Latinoamericano, el escenario más exigente del béisbol nacional, ambos mostraron la dinamita que cargan en sus maderos.

En el choque del jueves, ganado por los Leones Azules 7×6, Yosvany bateó de 3-2, con un jonrón y tres carreras impulsadas, al tiempo que Yordanis se iba de 4-2. Aunque su producción ofensiva no fue suficiente para que su equipo consiguiera la victoria, sí contribuyó a que el conocedor público capitalino comprendiera el serio reto que planteaba la nave verdirroja.

Un día después, el protagonismo recayó en el mayor de los hermanos Alarcón, Yordanis, quien remolcó las tres anotaciones con las que Las Tunas igualó el compromiso particular. El torpedero tunero impulsó dos en el primer inning y completó su gran noche con cohete que empujó la tercera carrera del choque, a la postre decisiva.

hermanos alarconFinalmente, este sábado Yosvany tomó nuevamente las riendas del juego y mostró el porqué está considerado el receptor más ofensivo de la pelota cubana. El enmascarado titular de la Selección Nacional conectó su  sexto jonrón de la campaña en el cuarto capítulo ante el abridor José Pablo Cuesta. Su bambinazo encontró dos corredores en circulación y le permitió a los tuneros llegar con empate a tres carreras al noveno episodio, cuando definieron el choque a su favor por un pelotazo con bases llenas propinado por el relevista Juan Peñalver a Yoenni Southerán.

En total, Yosvany Alarcón bateó en la subserie ante Industriales de 10-5, con par de jonrones y seis carreras impulsadas; mientras que Yordanis produjo de 12-5, con un doble y tres remolques.

En el Campeonato, ambos se ubican entres los mejores bateadores. Yosvany es primero en un departamento clave, el del número de veces que impulsa el empate o la ventaja para su equipo, con nueve. Además, marcha segundo en slugging (701), tercero en average (390), jonrones (6) y carreras impulsadas (26), y quinto en total de bases (54).

Por su parte, Yordanis se ubica tercero en jits, con 36, al tiempo que es cuarto en carreras remolcadas (24) y noveno en total de bases, con 51.

Béisbol cubano: Yosvany Alarcón lidera a los nuevos Leñadores, el equipo más ofensivo de la primera semana


yosvani-OKCon cuatro jonrones, siete carreras impulsadas y slugging de 1000, el receptor Yosvany Alarcón ha sido en la primera semana de la 54 Serie Nacional el motor de la ofensiva tunera, desbordada hasta el punto de encabezar el campeonato en varios departamentos.

Alarcón, el enmascarado de mayor despliegue ofensivo en la pelota nacional, había integrado en 2011 la Selección Nacional a fuerza de batazos, aunque más tarde las lesiones y una sanción disciplinaria le alejaron de sus mejores números madero en mano. Sin embargo, el receptor de 29 años no ha dejado de prepararse en busca de escalar otra vez hasta planos estelares y su inicio de temporada está dando claras muestras de ello.

Hasta el momento, jugados los seis primeros choques, el tunero marcha como líder en jonrones, con cuatro, después de conectar dos este domingo en el triunfo de su equipo ante los Gallos de Sancti Spíritus. Igualmente, Alarcón encabeza los departamentos de slugging (1000) y OPS (1500), es tercero en carreras impulsadas (7) y séptimo en promedio de bateo, con 458.

Su rendimiento ofensivo ha contagiado al resto de un equipo que intenta recuperar sus señas de identidad, las mismas que hace solo unos años llevaron a algunos a llamarles los “Leñadores”. Luego de las dos primeras subseries, los discípulos de Ermidelio Urrutia marchan al frente del campeonato en promedio de bateo (344), por delante de Sancti Spíritus (339), Guantánamo (313) e Industriales (309).

Otro de los renglones en los que sobresalen los tuneros es el de jonrones, pues sus siete vuelacercas son la mayor cifra del torneo en los seis primeros juegos. Por detrás se ubican Industriales y Sancti Spíritus (5), además de Matanzas y Granma (4). Asimismo, los Leñadores lideran los departamentos de jits (76), carreras impulsadas (39) y promedio de slugging (502), para completar un ataque muy efectivo que será puesto a prueba desde este martes por el pitcheo de Villa Clara, tercero del país con efectividad de 2,63.

Con balance de 4-2, Las Tunas comparte los puestos del dos al seis en la tabla de posiciones de la 54 Serie Nacional de Béisbol. Los Azules de Industriales, invictos en seis salidas, aventajan en dos juegos a un grupo de cinco equipos integrado además por Granma, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Matanzas.

Béisbol cubano: Las Tunas debutaría ante Camagüey en 54 Serie Nacional


Jorge Johnson vs camaguey beisbol cubanoEl estadio Julio Antonio Mella acogerá el duelo Las Tunas-Camagüey cuando ambos elencos debuten el lunes 22 de septiembre en la 54 Serie Nacional de Béisbol, una jornada después de que el vigente campeón, Pinar del Río, reciba en el juego inaugural a los Cocodrilos de Matanzas.

Además de estos dos enfrentamientos y según el calendario extraoficial de la lid, las primeras subseries prevén los choques Artemisa-Isla de la Juventud, Industriales-Mayabeque, Cienfuegos-Villa Clara, Sancti Spíritus-Ciego de Ávila, Granma-Holguín y Santiago de Cuba-Guantánamo, siempre en predios de los primeros.

Los Leñadores tuneros, tras su compromiso frente a los Toros agramontinos, se mantendrán en casa para recibir a los Gallos espirituanos del 26 al 28 de septiembre y, luego de la fecha de traslado, iniciarán una gira que se iniciará en Villa Clara, continuará en Isla de la Juventud y Pinar del Río, y concluirá en Matanzas.

El 16 de octubre, Las Tunas volverá a jugar ante su público y lo hará frente a los Leones de Industriales y los Tigres de Ciego de Ávila. Después, del 24 al 26 realizará una rápida salida a la vecina provincia de Holguín y regresará al “Julio Antonio Mella” para enfrentar consecutivamente a Artemisa, Cienfuegos y Mayabeque.

Ya en la recta final de la primera etapa de la 54 Serie Nacional, los Leñadores chocarán con los elencos del extremo oriental de Cuba: del 8 al 14 de diciembre jugarán en terrenos de Granma y Santiago de Cuba, mientras que entre el 16 y el 18 concluirán su paso por los primeros 45 juegos recibiendo a los Indios de Guantánamo.

El programa que se ha dado a conocer y que deberá tener su aprobación final el próximo día 17 en el Congresillo Técnico de la competencia, ha deparado para el equipo que dirigirá Ermidelio Urrutia 21 juegos como visitante y 24 como local. Sin embargo, llama la atención que Las Tunas jugará en casa frente a solo dos de los equipos clasificados la temporada anterior entre los ocho mejores: Industriales y Artemisa.

Así, los tuneros tendrán que afrontar el duro reto de jugar en la carretera ante los conjuntos de Pinar del Río (actual campeón) y Matanzas (vigente submonarca), además de Villa Clara, Isla de la Juventud, Holguín y Santiago de Cuba.

La primera fase de la 54 Serie Nacional se efectuará entre el 21 de septiembre y el 16 de diciembre, con 45 juegos para cada escuadra y ocho boletos en juego hacia la segunda etapa, prevista entre el 11 de enero y el 17 de marzo, con 42 encuentros por conjunto. De acuerdo con el documento al que este medio ha tenido acceso, del 30 de enero al 10 de febrero se hará un receso para que el campeón nacional acuda a la Serie del Caribe, cuya versión 2015 se efectuará del 2 al 8 en San Juan, Puerto Rico. En esas mismas fechas, podría retomarse el torneo José Antonio Huelga in Memoriam, otrora cita de carácter internacional.

Tras la reanudación del Campeonato, los cuatro mejores equipos del país accederán a la postemporada, que tendrá su fase semifinal del 19 al 28 de marzo y la gran final entre el 30 de marzo y el 7 de abril.

Andrés Quiala: “Pinar fue una gran familia; ese es el reto para Las Tunas”


Andrés Quiala juega con Pinar del Río la final del béisbol cubano en el 2014Andrés Quiala se relaja ante la ausencia de grabadoras y por más de media hora la conversación fluye con naturalidad, despojada de los formalismos de una entrevista, aunque salpicada de pausas obligadas y continuas para que el flamante Campeón Nacional salude a la mucha gente que llega a felicitarlo. De pie en la acera, el muchacho que rompió la lógica migratoria de este país y dejó el barrio capitalino del Cerro para asentarse en Las Tunas cuenta una anécdota tras otra, mientras el periodista escucha con la avidez de quien pretende entender cómo se gesta el milagro de llevar a un equipo, de la indolencia total a la gloria, y todo en solo un año.

“Nosotros teníamos que ser campeones. Allá todo el mundo estaba volcado con el equipo, desde las autoridades del Partido y del Gobierno hasta la gente que iba al estadio. Fue algo increíble”, afirma Quiala, quien recuerda ahora el aprieto en el que se vio cuando la primera secretaria del Partido en la provincia le dio un emotivo abrazo, mezclada como una más con los cientos de personas que, sobre la grama del Capitán San Luis, celebraban la victoria ante Industriales.

El jardinero tunero llegó ya iniciada la segunda fase para sustituir al lesionado Denis Laza y terminó por ser clave en el objetivo de redondear a un elenco con casi todos los ingredientes para ser campeón. La mirada experta de los técnicos pinareños supo ver en él lo que tantos han obviado antes: es uno de los peloteros más completos y útiles de Las Tunas, poseedor de las herramientas necesarias para fildear y tirar bien desde cualquiera de los jardines, desempeñarse con igual solvencia como primero, segundo o noveno bateador y ser capaz de tocar la bola, conectar por detrás del corredor o pegar un doble con bases llenas como el que prácticamente dejó sin opciones a los Cocodrilos de Matanzas en el segundo choque de la final.

Pero, mientras habla con el acento capitalino que los años en el Balcón de Oriente no le han podido quitar, Quiala no parece todo eso. Más bien se asemeja a un joven cualquiera, aunque el respeto con el que lo distinguen las personas al felicitarlo denota que su título de monarca de Cuba le ha hecho crecer como atleta y como persona. Quizás se haya contagiado del halo de sencillez que rodea al mentor de los verdes, Alfonso Urquiola, un verdadero mago para el que solo tiene palabras de elogio: “Mira, Urquiola apenas habla, incluso ni en los mítines. Él dice que todos saben lo que tienen que hacer y que los errores están en el juego, por lo que nunca comete el error de intentar motivar a los jugadores recordándoles las cosas malas que hicieron el día anterior.”

Mientras intenta aún asimilar todo lo vivido, Andrés se alista para retornar en breve a los terrenos, ahora como uno de los pilares en el nuevo proyecto de equipo que acaba de asumir Ermidelio Urrutia. “Lo que más me impresionó de Pinar del Río es que son una gran familia y creo que eso es lo que tenemos que lograr aquí en Las Tunas. Ojalá toda esta experiencia me ayude a conseguirlo.”