Henry Urrutia lidera en jonrones e impulsadas la Liga Venezolana


Henry-Urrutia-LeonesDespués del bullicio de su espectacular debut, que le convirtió en el mejor jugador de la primera semana de la Liga Venezolana de Béisbol, el cubano Henry Urrutia ha mantenido su consistencia al bate con los Leones de Caracas, hasta el punto de encabezar el Campeonato en los vitales departamentos de jonrones y carreras impulsadas.

El tunero acumula tres vuelacercas y ha remolcado a 12 compañeros en igual cantidad de juegos, hasta convertirse en pieza fundamental de la maquinaria caraqueña, líder de la Liga con balance de nueve victorias y solo tres derrotas.

Urrutia comparte el liderato de jonrones con David Adams (Zulia), Rangel Ravelo (Lara) y con su coequipero Danry Vásquez; al tiempo que manda en solitario entre los primeros remolcadores, seguido por el propio Ravelo (11) y por Alex Núñez (10), de los Tigres de Aragua.

En total, el ex jardinero de los Leñadores de Las Tunas promedia 340 (47-16), con tres dobles, tres bambinazos y slugging de 596.

El antillano ha sido una de las incorporaciones más exitosas de la Liga Venezolana en la presente campaña, luego de completar un buen año con la organización de los Orioles de Baltimore. En la categoría Triple A, Urrutia conectó 10 jonrones, impulsó 53 carreras y promedió 291; mientras que en su corta estadía en Grandes Ligas bateó 265 en solo 10 juegos, con un biangular, un batazo de cuatro esquinas y seis remolques.

Liga Venezolana de Béisbol: Poder cubano lleva a los Leones de Caracas hasta la cima


urrutia-2En un partido que enloqueció a la altura del noveno episodio, el poderío ofensivo de los cubanos Henry Urrutia y Félix Pérez contribuyó este miércoles al triunfo 9×8 de los Leones de Caracas sobre los Tiburones de La Guaira y al ascenso del equipo capitalino al primer puesto de la Liga Venezolana de Béisbol.

Después de obtener el premio al mejor jugador de la primera semana, el tunero Urrutia continuó con su buen paso ofensivo y remolcó una carrera con doble, sencillo y un boleto en cuatro turnos oficiales al bate. Por su parte, el pinero Pérez se fue de 5-3, igualmente con un biangular y una remolcada.

Los Tiburones ganaban 4×2 a la altura del noveno episodio, pero los felinos fabricaron un gran racimo de siete anotaciones para darle la vuelta por completo al marcador. Sin embargo, La Guaira salió a vender cara su derrota y pisó la goma en cuatro ocasiones, hasta dejar pizarra final de 9×8.

felix_perez1En el choque, el también cubano Ronnier Mustelier, ubicado como antesalista y quinto bate de los escualos, produjo de 4-2, con par de carreras impulsadas.

La victoria fue la cuarta consecutiva de los Leones de Caracas, que con balance de 5-2 ocupan el primer puesto de la Liga, seguidos por los Cardenales de Lara (4-2) y los Bravos de Margarita (3-2).

Liga Venezolana de Béisbol: Cubano Henry Urrutia, mejor jugador de la primera semana


Henry Urrutia ha liderado la ofensiva de los Leones de Caracas en la primera semana de la Liga Venezolana de Béisbol.

Henry Urrutia ha liderado la ofensiva de los Leones de Caracas en la primera semana de la Liga Venezolana de Béisbol.

El cubano Henry Urrutia fue elegido el mejor jugador de la primera semana de la Liga Venezolana de Béisbol, después de encabezar hasta cinco departamentos ofensivos y resultar clave en las tres victorias que exhiben los Leones de Caracas.

De acuerdo con el sitio oficial de la Liga, el jardinero tunero lidera el Campeonato en jonrones (2), carreras anotadas (6), total de bases alcanzadas (16), promedio de slugging (.889) y OPS (1.339). El toletero, que juega para los Orioles de Baltimore en las Grandes Ligas, consiguió conectar ocho jits en 18 turnos y promedia .444, con par de dobles y cinco carreras impulsadas en igual cantidad de juegos.

Los batazos de Urrutia han sido claves en el buen arranque de los Leones, que con balance de 3-2 escoltan a los líderes Cardenales de Lara (4-1). El domingo, un cuadrangular del cubano completó en la octava entrada la remontada de los felinos ante los Tigres de Aragua, a quienes derrotaron con pizarra de 8×7. En el choque, el antillano produjo de 3-2, con dos remolques.

Tras levantar todo tipo de expectativas con su llegada al legendario equipo caraqueño, Henry Urrutia ha patrullado con solvencia el jardín izquierdo y ha cumplido a cabalidad con el reto de ocupar los puestos cuatro y cinco del line up. De hecho, al cierre de la primera semana ocupaba el tercer puesto entre los primeros bateadores del circuito, una actuación que le reportó el 50% de los votos emitidos por la prensa especializada en la elección.

“Me siento bastante bien. No era lo que yo esperaba, creo que los otros muchachos han hecho un gran trabajo y cualquiera de ellos también se lo merecía”, declaró el cubano al sitio oficial de la Liga, luego de conocer el nombramiento.

Liga Venezolana de Béisbol: Cubano Henry Urrutia debuta en grande con los Leones del Caracas


henry urrutiaEl cubano Henry Urrutia tuvo este miércoles un debut soñado en la Liga Venezolana de Béisbol, al encabezar la ofensiva de los Leones de Caracas en su triunfo de 5×1 ante los Caribes de Anzoátegui, vigentes campeones.

Urrutia, quien partió como cuarto bate y jardinero izquierdo del equipo capitalino, produjo de 4-3, con doble, jonrón, un boleto, tres anotadas y una impulsada, para comenzar a satisfacer las expectativas creadas por su llegada desde los Orioles de Baltimore.

En su primer turno, falló por única ocasión en la noche, al conectar un rodado por la intermedia. Sin embargo, a partir de ese momento ningún lanzador de Anzoátegui pudo ponerle out: en el cuarto episodio anotó carrera después de pegarle doble de línea al jardín central al abridor y derrotado Paolo Espino.

Luego, en el sexto inning, Urrutia conectó jonrón solitario por el jardín izquierdo frente al relevista Jonathan Torres; mientras que en la octava bateó sencillo al jardín derecho ante los envíos de Ricardo Hernández y, un capítulo más tarde, fue boleado por Manuel Flores.

El tunero estuvo acompañado en el line up inicial por un conocido de la afición venezolana, el también cubano Félix Pérez, quien en la pasada Serie del Caribe actuó como refuerzo precisamente de los Caribes. El pinero, ubicado como patrullero derecho y tercero en la tanda felina, se fue de 5-1 en el choque.

 “Cuando estuve en el home plate no estaba buscando jonrones ni triples, solo la victoria, que es más importante. No era mi intención tratar de conseguir un logro personal, solo poner la pelota en el terreno, embasarme, traer las carreras, de eso se trata”, declaró Urrutia al final del choque, de acuerdo con el sitio oficial de la Liga.

Por los Leones, el estadounidense Cory Riordan se apuntó el triunfo, tras no permitir carreras y ponchar a dos bateadores en 5,1 entradas. El revés lo sufrió el panameño Paolo Espino, quien soportó par de carreras y siete jits en 4 innings y un tercio.

En otros resultados de la primera fecha, los Cardenales de Lara derrotaron 5×1 a los Tiburones de La Guaira; en tanto los Bravos de Margarita se impusieron 2x1a las Águilas del Zulia y los Tigres de Aragua apalearon 11×4 a los Navegantes de Magallanes.

Cerrojo Viera


13114carlusjuanind

Foto: Reynier Batista Morales

Poco antes de tomar el camino que terminaría por llevarlo hasta la ciudad de Baltimore, Henry Urrutia me confesó que le había impresionado un muchacho destinado a convertirse en primer abridor del equipo de Las Tunas.

“Tiene una recta de 90 por encima del hombro y un garabato parecido a un tenedor que no hay quién rayos le dé”, confesaba el exjardinero tunero, ahora jugador de los Orioles, después de sufrir los embates del espigado diestro Carlos Juan Viera en la Serie Provincial del 2011. Con 22 años y experiencia cero encima del box, el jobabense de 1,87 metros se las arreglaría para causar similar impresión entre los técnicos y saltar directamente de la pelota de “potreros” a la Serie Nacional.

La predicción de Henry se cumplió con rapidez, aunque el veloz serpentinero sería empleado solo como relevista, hasta el punto de que ha sido ese su rol en los 95 juegos que ha tirado a lo largo de tres temporadas. Viera entró por la puerta grande al máximo nivel del béisbol cubano, dueño de una bola rápida intimidante y poseedor de números que lo convirtieron inobjetablemente en Novato del Año. En su debut, durante la 51 Serie Nacional, consiguió balance de 7-3, con dos juegos salvados y efectividad de 4,83. Los lógicos defectos técnicos de sus movimientos y la ausencia de una maestría deportiva que solo traen los años escalando la lomita, lo llevaron a regalar demasiados boletos (34) y a exhibir un elevado WHIP de 1,42.

Carlos Juan Viera lanza con los Leñadores de Las Tunas ante los Alazanes de Granma en el béisbol cubano.

Carlos Juan Viera lanza con los Leñadores de Las Tunas. Foto: Tomada de Zona de Strike.

Sin embargo, un año después el diamante se mostraría mucho más pulido. Durante la primera fase de la Serie 52, con los Leñadores, Viera exhibió mucho mejor control (15 bases por bolas en 49 innings), excelente efectividad de 1,65, foja de 4-3, con 12 salvamentos y WHIP de 0,96. Encandilado, el mentor Lázaro Vargas no dudó en solicitarlo como refuerzo de los Industriales para enfrentar la etapa élite. Sin embargo, la legión de cuatro lanzadores tuneros vestidos de azul necesitó un proceso de adaptación más largo de lo esperado y Carlos Juan registraría una actuación inferior a las expectativas: 1-1, sin salvados, promedio de los contrarios de 308 y efectividad de 2,76.

En medio de su aventura capitalina, el tunero estuvo todo el tiempo a la espera de una llamada de Víctor Mesa, director de la Selección Nacional en el III Clásico Mundial. Finalmente, el teléfono nunca sonó y el lanzador confesaría luego que la larga etapa de alistamiento y la decepción de quedarse sin asistir al torneo más fuerte del béisbol internacional, influirían en su rendimiento posterior.

La oportunidad de rectificar se le presentó este año a Víctor, quien solicitó los servicios del cerrador tunero, tras una temporada 53 en la que Viera ganó cuatro, perdió dos y salvó nueve con los Leñadores. El ínfimo average contrario de 157, la efectividad de 1,13 y el espectacular WHIP de 0,90 justificaron con creces la elección del piloto matancero. Ya con la camiseta amarilla y roja de los Cocodrilos, actuaciones como la del Latinoamericano ante Industriales, la del Victoria de Girón frente a Villa Clara y la protagonizada este miércoles en el Calixto García ante Holguín, dejan muy claro que su calidad está fuera de cualquier discusión.

Al servicio del actual líder del béisbol cubano y después de ser desechado por el Villa Clara que asistió a la Serie del Caribe, Viera acumula una victoria y cuatro salvamentos, con promedio de 1,69 limpias por juego y average rival de solo 104. Por si fuera poco, ha participado en dos lechadas del equipo, ha ponchado a 11 bateadores en 16 entradas y exhibe un increíble WHIP de ¡0,63!

Así, el muchacho que hace solo tres años soñaba con alguna vez lanzar en un estadio de verdad, se ha convertido en el arma de destrucción masiva del equipo de moda en la pelota nacional. Y mientras resuelve uno tras otro los entuertos yumurinos, sigue a la espera de que su actual mentor tenga mejor tino la próxima vez que deba decidir si su número 83 aparece o no en alguna camiseta roja, con cuatro letras en el pecho.

Béisbol cubano: Para renacer, primero hay que sobrevivir


pestano3Aunque a lo largo de los últimos días, en medio de la algarabía provocada por la debacle en la Serie del Caribe, he esbozado más de una vez la idea, la Mesa Redonda de este miércoles me obliga a volver sobre un tema que me parece vital, algo así como la punta de la madeja para salir del laberinto en el que se adentra cada vez más el béisbol cubano.

La presencia en el habitual espacio televisivo de cuatro prestigiosos analistas aseguraba de antemano que se pusieran sobre la mesa buena parte de los problemas que atraviesa en la actualidad el deporte nacional y, a la par, un sinnúmero de soluciones. Sin embargo, esperé durante una hora larga que alguno de ellos pusiera el dedo sobre la llaga e hiciera alusión al principal peligro que enfrenta el mayor espectáculo del país.

Porque cada una de las aristas abordadas, de las inobjetables realidades puestas en perspectiva por mis colegas, hablan de recomponer, de recuperar, de hacer renacer al béisbol cubano. Y aunque todos son términos válidos y absolutamente perentorios, estoy convencido de que el momento que vive nuestra pelota impone una tarea impostergable: la de conseguir por todos los medios que sobreviva.

Y es que en los últimos años la fuga de talentos se ha multiplicado de manera tal que amenaza con destruir uno de los símbolos de la identidad cubana. El caso más paradigmático es el de los Elefantes de Cienfuegos, un equipo construido poco a poco sobre la base de un trabajo serio en las categorías inferiores y mutado en habitual aspirante al título nacional, tras años de derrotas y sinsabores. Sin embargo, apenas tres temporadas han bastado para que todo lo conseguido se fuera por la borda, después de que varios de sus peloteros estelares decidieran probar suerte fuera del país. Los sureños han perdido, casi de la noche a la mañana, al espectacular Yasiel Puig, un jugador todoterreno que revolucionó las Grandes Ligas en el 2013; al inicialista de la Selección Nacional José Dariel Abréu, flamante contrato de los Medias Blancas de Chicago; y al también internacional Erisbel Arruebarruena, ahora mismo -dicen- cerca de cerrar un contrato con los Dodgers de Los Ángeles. Por si fuera poco, los cienfuegueros vieron partir además al lanzador Jorge Hernández y, recientemente, al talentoso camarero Joan Manuel Moncada junto al antesalista Pável Quesada.

“estoy convencido de que el momento que vive nuestra pelota impone una tarea impostergable: la de conseguir por todos los medios que sobreviva“…

De modo que la pregunta que nos hacemos todos gira en torno al número de años que necesitarán los Elefantes para suplir la calidad de cada una de esas figuras y cuál será el rostro que mostrará la venidera temporada un elenco asolado por semejante diezmo.

alexander4Algo muy similar sucede con los Leñadores de Las Tunas, golpeados hace solo unos días por la baja definitiva del jovencito de 16 años Yordan Álvarez, un primera base de 1,93 metros de altura que hace dos años integró el equipo Todos Estrellas del primer Campeonato Mundial para menores de 15 años. Además de Álvarez, los tuneros se quedaron sin su torpedero titular, Roberto Súllivan Baldoquín (otro habitual integrante de equipos nacionales de cadetes y juveniles), cuya ausencia ha terminado de desmontar una estrategia de trabajo que había asegurado la salud de las paradas cortas por varios años, tras las partidas anteriores de los también torpederos Leonardo Laffita y Alexánder Guerrero (principal candidato a defender la segunda base de los Dodgers en la temporada de este año). Los nombres del jardinero Henry Urrutia (Orioles de Baltimore), los lanzadores Dael Mejías y Ángel Rigoberto Cabrera, así como del receptor Osdanis Montero, completan la lista de Leñadores.

Los ejemplos podrían continuar uno tras otro y si apuntáramos, por ejemplo, al béisbol de la capital, la situación se tornaría dramática. En todo caso, la pesquisa realizada para escribir este post ha resultado en una incompleta lista que ilustra el imparable éxodo y solo incluye a los peloteros que han abandonado el béisbol cubano durante el presente siglo. Aunque son muchos los nombres que faltan y en muchos casos he apelado solo a la memoria, lo verdaderamente importante es llamar la atención sobre un fenómeno que necesita ser abordado de inmediato, sin medias tintas ni falsos conceptos patrioteros.

Porque las mejoras económicas anunciadas con solemnidad antes de arrancar la temporada no solo son insuficientes, sino que ni siquiera han entrado en vigor: hasta hace muy poco ningún pelotero había recibido un solo peso de lo prometido. Al margen del despropósito burocrático, la incógnita real es cómo oponer 40.00 CUC al mes a cualquiera de los contratos millonarios que reciben los peloteros cubanos, por ejemplo, en el béisbol estadounidense.

 “lo verdaderamente importante es llamar la atención sobre un fenómeno que necesita ser abordado de inmediato, sin medias tintas ni falsos conceptos patrioteros”…

Contradictoriamente, lo más parecido a una solución es algo ya implementado, luego de que las máximas autoridades del béisbol y del deporte nacionales hicieran pública la decisión de permitir la contratación de peloteros cubanos en Ligas extranjeras. Pero, del dicho al hecho el trecho sigue siendo enorme y, hasta el momento, solo Alfredo Despaigne, Michel Enríquez y Yordanis Samón han convertido en realidad la idea, todos solicitados por unos Piratas de Campeche (Liga Mexicana de verano) con los que al parecer existe una relación especial.

Mientras, los mismos directivos que despertaron la esperanza de quienes pedían a gritos esta iniciativa, permanecen paralizados por los prejuicios y los titubeos de siempre. Por esa y por otras muchas razones, me parece impostergable un cambio inmediato en la estructura de poder del béisbol cubano. Hace solo unos meses, con su voz más que autorizada, Antonio Castro habló en entrevista concedida a la cadena estadounidense ESPN sobre la posibilidad de que las profundas heridas de la pelota nacional lleguen algún día a sanar. El vicepresidente de la Federación Internacional se refería al posible regreso a nuestros campeonatos, en el futuro, de los jugadores que se desempeñan hoy en otras ligas del mundo.

Y aunque parezca utópica semejante aspiración, lo relevante es el razonamiento desprejuiciado, la concepción moderna y responsable de un béisbol cubano abierto a las nuevas realidades que impone la época en la que vivimos. Eso, y las soluciones de índole económica que aportarían las contrataciones en ligas asiáticas, caribeñas y hasta europeas de decenas de peloteros. Solo así, con recursos asegurados por un mecanismo que con inteligencia y mucho tacto puede llegar a funcionar, serían realmente viables los cambios profundos en la base y el retorno a la práctica masiva del béisbol, tal y como la conocimos hace más de 20 años.

Lista por provincias de los jugadores que han salido del país en lo que va del siglo XXI*:

Guantánamo: Dalier Hinojosa, Onelkis García, Yoilan Cerce, Kenen Bailly, Roennis Elías.

Santiago de Cuba: Adeynis Hechavarría, José Julio Ruiz, Reinier Roibal, Ronnier Mustelier.

Granma: Yoenis Céspedes, Rafael Hidalgo.

Holguín: Aroldis Chapman, Yeral Sánchez, Reynaldo Silva, Selme Angulo, Raimar Navarro, Yoanis Quiala.

Las Tunas: Alexánder Guerrero, Henry Urrutia, Dael Mejías, Leonardo Laffita, Osdanis Montero, Roberto Baldoquín, Yordan Álvarez, Ángel R. Cabrera.

Camagüey: Leslie Ánderson, Dariel Álvarez, Adalberto Ibarra, Lednier Ricardo, Laidel Chapellí, Ricardo Estévez.

Ciego de Ávila: Adonis García, Yogei Pérez.

Sancti Spíritus: Yenier Bello, Maels Rodríguez.

Villa Clara: Dayán Viciedo, José Fernández, Yuniesky Betancourt, Dian Toscano, Leonis Martín, Donel Linares, Misael Siverio, Aledmis Díaz, Maikel Jova, Roidany Águila, Juan Yasser Serrano, Zaidel Beltrán.

Cienfuegos: José Dariel Abréu, Yasiel Puig, Erisbel Arruebarruena, Jorge Hernández, Joan M. Moncada, Pável Quesada.

Matanzas: Michel Abréu, Yunesky Sánchez, Yoanis Negrín, Yadil Mujica, Jorge A. Martínez, Roberto Álvarez, Amaury Cazañas, Román Hernández, Yohannis Pérez.

Mayabeque/Artemisa: José Iglesias, Noel Argüelles, Raúl Valdés, Juan Carlos Linares, Jorge C. Soler, Miguel Alfredo González, Rubi Silva, Yaniel Cabezas, Kenny Rodríguez, Yusdel Tuero.

Isla de la Juventud: Luis Yadier Fonseca, Sergio Espinosa, Félix Pérez, Raicel Iglesias, Raicel Plutín, Joan López.

Pinar del Río: José Ariel Contreras, Alexei Ramírez, Juan Miguel Miranda, Yuslán Herrera, Yuniesky Maya, Jorge Luis Padrón, Danys Báez, Edisbel Benítez, Dennis Díaz, Alai Soler, Raudel Lazo.

La Habana: Kendrys Morales, Bárbaro Cañizares, Hassan Pena, Yadel Martí, Yunel Escobar, Bryan Peña, Francisley Bueno, Armando Rivero, Yasser Gómez, Yoel Galarraga, Deinis Suárez, Yamel Guevara, Odrisamer Despaigne, Yem Prades, Irait Chirino, Yasiel Balaguert, Rigoberto Arrebato, Johan Limonta, Adrián Nieto, Alejandro Zuaznábar, Osbek Castillo, Gerardo Concepción, Mayque Quintero, Amaury Sanit, Alexánder Carreras, José Cordero, Frank del Valle, Yosandry Ibáñez, César López.

*Como aclaré antes, esta es una lista no oficial, en la que no existe total seguridad sobre la provincia de la que proceden algunos jugadores, sobre todo los de la capital y de la antigua La Habana.