Nacional de Hóckey (m): Equipo tunero concluye en el cuarto lugar


Foto: Edel Alejandro García (Invasor)

Foto: Edel Alejandro García (Invasor)

Muy limitado en ataque y desplomado en defensa tras permitir el primer gol, el elenco de Las Tunas cayó hoy 2-0 ante Camagüey en la disputa de las medallas de bronce del Campeonato Nacional de Hóckey sobre Césped, rama masculina.
Después de sostener el empate sin goles hasta el último cuarto, los defensores tuneros no pudieron evitar que Yasel Puentes abriera el marcador en el minuto 53. A partir de ese momento, los agramontinos no pararon de asediar la puerta que defiende el internacional Leodán Hernández.
La segunda diana llegó a solo tres minutos del final, cuando el estelar Darián Valero marcó un penalti stroke que sentenció el encuentro.
Los tuneros habían cedido el miércoles ante La Habana en semifinales. Después de la igualada 2-2 en tiempo reglamentario, los capitalinos fueron muy superiores en los cobros penales y se impusieron 3-0, para avanzar a la disputa del oro ante el equipo anfitrión, Ciego de Ávila.

Fútbol cubano: Las Tunas borra de la cancha al vigente campeón


Foto: Raúl del Pino Salfrán

Foto: Raúl del Pino Salfrán

Aplicado a los principios del fútbol moderno, con un mediocentro recuperador en estado de gracia y una inusitada efectividad de sus atacantes, el once de Las Tunas barrió este sábado de la cancha del “Ovidio Torres” al vigente campeón, Camagüey, al que se impuso 3-1 para sumar tres puntos de oro y ascender al quinto puesto del 101 Campeonato Nacional de Fútbol.

Luis Alberto Ramírez jugó el partido de su vida en labores de contención, manejando a la perfección los tiempos, anticipando con oportunidad y repartiendo juego con criterio una y otra vez. De su trabajo secante se benefició una zaga que tuvo muy pocos sobresaltos en todo el choque, ante unos miuras desdibujados, apenas una caricatura de la estampida imparable que fueron la temporada anterior.

No esperaban semejante paseo los manatienses, acostumbrados a sufrir año tras año el yugo del fútbol asociativo camagüeyano. Pero Armando Coroneaux no exhibe ya el cañón que llevaba acoplado a su pierna derecha, Liván Pérez no es el cuchillo que acostumbraba a ser por los costados, Yaisniel Nápoles no encontró apoyo en sus constantes internadas por izquierda y el portero Orlendys Machado, capaz de lo mejor y de lo peor, se disfrazó de villano para tragarse de manera increíble el primer gol local.

Varió esta vez el dibujo táctico y Las Tunas rompió a jugar como pocas veces se le ha visto en largo tiempo. Para la especulación quedará cuánto hubo de acierto del técnico Réwal Ochoa y cuánto de inoperancia y baja forma física de los discípulos de Julio Valero; pero lo cierto es que con el pitazo inicial el 4-4-2 que dispuso el DT tunero sobre la cancha comenzó a funcionar como un reloj, apoyado en un centro del campo compacto y en dos agitadores en punta como Dayron Blanco y Ángel Góngora, un verdadero martirio para la defensa visitante.

Con todo, uno de los pocos errores de la zaga tunera en todo el choque propició que Camagüey se adelantara en el marcador. A la altura del minuto 15, Ángel Horta envió desde su área un balón largo a las espaldas de los centrales Héctor Rondón y Daniel Cantero: el primero ganó el rebote inicial y el segundo intentó cederlo de cabeza al portero Sandy Sánchez, aunque solo consiguió regalárselo a Coroneaux, quien habilitó a Duxney Espinosa para que marcara a puerta vacía.

Apenas acusó el golpe el equipo tunero: la movilidad de sus líneas no varió, la presión por todo el campo se mantuvo constante, y precisamente de una recuperación en tres cuartos de cancha nació el gol del empate. Tras el robo del balón, Héctor Rondón abandonó el centro de la zaga e inició el que probablemente sea el primer y único slalom de toda su carrera. La galopada de 50 metros dejó en el camino hasta cuatro rivales y culminó con un disparo centrado e inofensivo que, sin embargo, se escurrió inexplicablemente entre las piernas del portero Orlendys Machado.

Con empate a cortesías por bando concluyó una primera mitad que tuvo únicamente el color dorado de la camiseta tunera y arrancó una segunda parte en la que el dominio local fue aun mayor. Colocado como titular por la ausencia del lesionado Máikel Celada, Israel Quesada volvió a ser clave en el éxito tunero. Autor de sendos goles ante La Habana y Cienfuegos, el delantero no marcó esta vez, pero se vació en labores defensivas y fue determinante en la segunda diana con un cambio de juego que descolocó a todo el sistema defensivo agramontino.

Con balón controlado en zona de volantes, Quesada profundizó el juego con un envío al área que el lateral derecho Alejandro Rivero sirvió hacia atrás para el remate a boca de jarro de Dayron Blanco. Pero antes de desencadenar la jugada que terminó por definir todo el curso del partido, el trallazo se encontró con el meta Machado, quien dio el rebote ideal para que una chilena preciosa de Blanco venciera finalmente su valla, a pesar de la mano flagrante con la que el defensa Andy Horta intentó impedirlo.

Sin embargo, el principal Marcos Brea decidió aplicar una polémica interpretación de la Regla V del Reglamento FIFA y concedió la que consideró una ventaja mayor para el equipo agraviado. Por eso anuló la diana, le mostró roja directa a Horta y señaló el punto penal para que desde allí Dayron Blanco marcara sin problemas, al 63’, su quinto gol de la temporada.

La tímida protesta de los visitantes demostró el desconocimiento del nuevo criterio compartido tanto por FIFA como por UEFA desde la temporada 2013/2014, según el cual “las manos voluntarias que no perjudican al adversario no tienen sanción disciplinaria”, o sea, que el gol debió ser convalidado y el encuentro continuar 11 contra 11.

Lo cierto es que el baile local se intensificó tras la superioridad numérica y el golazo marcado desde la frontal del área por Ángel Góngora al 75’ fue consecuencia natural del gran partido realizado por el mediapunta holguinero, que refuerza a Las Tunas y jugó los 90 minutos a pesar de estar muy mermado físicamente.

Después de varias jornadas de errático accionar, los tuneros acaban de sumar su segunda victoria consecutiva. Ahora, con 12 puntos, ocupan el quinto puesto del torneo luego de desplazar a Ciego de Ávila, que cayó 2-0 ante La Habana.

En el resto de los resultados, Guantánamo mantuvo su condición de puntero con éxito de 1-0 ante Cienfuegos, al tiempo que Santiago de Cuba cayó 3-1 frente a Granma y el choque entre Isla de la Juventud y Villa Clara fue pospuesto por dificultades de transporte hacia Nueva Gerona.

Tabla de posiciones:

  1. Guantánamo 26 puntos
  2. La Habana 24
  3. Santiago de Cuba 19
  4. Villa Clara 17*
  5. Las Tunas 12
  6. Ciego de Ávila 11
  7. Granma 11
  8. Camagüey 7
  9. Cienfuegos 7
  10. Isla de la Juventud 5*

* Un partido menos.

Ficha del partido

Las Tunas (4-4-2): Sandy Sánchez; Miguel García (Alejandro Rivero 46’), Héctor Rondón, Daniel Cantero, Daimar Édgar; Luis Alberto Ramírez, Karel Pagés, Mainar Rivero (Yúnior González 64’), Ángel Góngora; Israel Quesada (Jorge Núñez 86’), Dayron Blanco.

Camagüey (4-4-2): Orlendys Machado; Yordano Vives, Ángel Horta, Andy Horta, Dainier Estévez; Armando Marty (Liusmel Morris 79’), Raidel Fernández (Michel Cabalé 79’), Yaisniel Nápoles, Liván Pérez; Duxney Espinosa (Arvy Pérez 79’), Armando Coroneaux.

Goles:

0-1: Duxney Espinosa (15´)

1-1: Héctor Rondón (19´)

2-1: Dayron Blanco (p. 63´)

3-1: Ángel Góngora (75´).

Tarjetas amarillas: Héctor Rondón (19´), Ángel Horta (21´), Raidel Fernández (52´), Daimar Edgar (59´), Alejandro Rivero (72´), Yordano Vives (79´ ), Daniel Cantero (80´), Jorge Núñez (89´).

Tarjeta roja: Andy Horta (60´)

Árbitro principal: Marcos Brea.

Estadio: Ovidio Torres Albuernes. Manatí, Las Tunas.

Asistencia: 2 mil aficionados.

Las cinco incorporaciones que hacen más competitivos a los Leñadores


Edilse Silva suma poder al line up de los Leñadores.

Edilse Silva suma poder al line up de los Leñadores.

Los Leñadores de Las Tunas ganaron ya uno de los partidos más importantes de la 55 Serie Nacional, tras incorporar cinco refuerzos de gran nivel que, por encima de nombres y currículos, llegan a apuntalar posiciones claves.

El objetivo de salir de las dos primeras rondas con un abridor y un cerrador se cumplió: el espirituano Yoén Socarrás es un as de primer nivel que debe ocupar el segundo puesto en la rotación y que llega con balance de 5-1, WHIP de 1,12 y promedio de ocho ponches cada nueve innings.

Mientras, el también yayabero Yankiel Mauri salvó siete juegos y en la entrada en la que releva le batean apenas 083. Al parecer, sus problemas llegaron cuando fue utilizado más de un capítulo.

Del resto, al margen de que no es un inicialista natural, el santiaguero Edilse Silva no cometió errores ni en primera base ni en el jardín izquierdo. Aporta su bate zurdo, escaso en Las Tunas, y viene a integrarse a la parte gruesa del line up con average de 331, seis jonrones y 25 impulsadas.

Vital la presencia en las paradas cortas de Orlando Acebey, un torpedero que defiende para 971, batea 301 y se poncha apenas una vez cada 11 juegos.

Finalmente, la más polémica de las incorporaciones, la del talentoso espirituano Aldo Conrado. En la actual campaña, el trinitario de 20 años tiene balance de 3-1, efectividad de 3,28 y posee el valor añadido de haber sido el pitcher de cabecera de casi todos los equipos Cuba en los que estuvo desde edades infantiles.

Opciones como las del mayabequense Richard Aguilera, el camagüeyano Frank Madan o el guantanamero Luis M. Romero pudieron ser alternativas para ese quinto serpentinero.

 

 

Los Leñadores y sus refuerzos: Cerrar el agujero del campo corto


Con defensa de 971 y ofensiva de 301, Orlando Acebey puede resolver los problemas de Ermidelio Urrutia en el campo corto.

Con defensa de 971 y ofensiva de 301, Orlando Acebey puede resolver los problemas de Ermidelio Urrutia en el campo corto.

Como refuerzo para Las Tunas en el campo corto, el espirituano Orlando Acebey recibe los votos de Esquina Caliente, por delante del guantanamero Andrés de la Cruz y del santiaguero Máikel Castellanos.

El primer criterio, seguramente el más importante tratándose de un paracortos, es el de la defensa, y ahí Acebey exhibe un excelente promedio de 971, por encima del 958 del representante del Guaso y del discreto 935 del de las Avispas.

A la ofensiva, Acebey tampoco desentona, con promedio de 301, 18 carreras impulsadas y apenas ¡cuatro ponches en 162 comparecencias al bate!. Madero en mano, Castellanos produjo para 363, con 22 remolques; y de la Cruz lo hizo para 286, con ocho jonrones y 30 impulsadas.

Otras opciones, aunque más riesgosas, serían no traer ningún torpedero y buscar un antesalista como Jorge Luis Barcelán (Yeniet Pérez debe ser solicitado en las dos primeras rondas); o no integrar a ningún inicialista natural y apostar por Jorge Johnson y Edilse Silva para defender la inicial, o por el estelar Yohandry Urgellés, un bateador zurdo de 334 en 16 Series Nacionales y que esta temporada promedia 382, con OBP de 494.

La solicitud de refuerzos tendrá lugar el próximo miércoles, 9 de diciembre, y Las Tunas será el cuarto elenco en pedir, pues al margen del resultado de mañana ante Matanzas, ya concluyó la primera fase en el quinto puesto.

Propuesta completa de Esquina Caliente:

RONDA 1: José Ángel García (ART).

  • Alternativa 1: Yoén Socarrás (SSP).
  • Alternativa 2:Yasmani Hernández (VCL).

RONDA 2: Yasmani Hernández (VCL).

  • Alternativa 1: Yankiel Mauri (SSP).
  • Alternativa 2: Israel Sánchez (ART).

RONDA 3: Ariel Borrero (VCL).

  • Alternativa 1: Yankiel Mauri (SSP).
  • Alternativa 2: Yamichel Pérez (SSP).
  • Alternativa 3: Israel Sánchez (ART).
  • Alternativa 4: Yunier Mendoza (SSP).

RONDA 4: Yamichel Pérez (SSP).

  • Alternativa 1: Yunier Mendoza (SSP).
  • Alternativa 2: Israel Sánchez (ART).
  • Alternativa 3: Richard Aguilera (MAY).

RONDA 5: Orlando Acebey (SSP).

  • Alternativa 1: Andrés de la Cruz (GTM).
  • Alternativa 2: Máikel Castellanos (SCU).

Los Leñadores y sus refuerzos: La disyuntiva de la inicial


Si a sus 43 años se encuentra en buena forma física, Ariel Borrero podría ser una buena apuesta para Las Tunas.

Si a sus 43 años se encuentra en buena forma física, Ariel Borrero podría ser una buena apuesta para Las Tunas.

No pocos aficionados nos han propuesto la tentadora idea de intentar traer para Las Tunas a Eriel Sánchez, quien podría asumir la triple función de inicialista, receptor y designado. Sin embargo, al margen de que probablemente otros equipos lo soliciten antes en la petición de refuerzos del próximo miércoles, para los Leñadores el mejor camino parece ser el de buscar un primera base natural.

Para defender la inicial, están disponibles hombres de la talla del villaclareño Ariel Borrero y el espirituano Yunier Mendoza, además de una tercera figura como el artemiseño Roberto Zulueta. Entre los dos primeros, a los tuneros les vendría bien Borrero, un bateador que reforzaría el sexto turno con su capacidad para remolcar carreras, siempre y cuando se encuentre físicamente bien a sus 43 años y esté dispuesto a echar pie en tierra por el equipo que dirige Ermidelio Urrutia.

Por su parte, Mendoza es sobre todo un segundo bate y ahí Las Tunas tiene a Andrés Quiala, si bien el espirituano podría moverse por otros turnos en la alineación y aportaría el valor agregado de ser un bateador zurdo dentro de una tanda plagada de toleteros derechos. En la comparación estadística entre ambos, Borrero supera a Mendoza en extrabases (9 por 3), carreras impulsadas (15 por 7), anotadas (13 por 9), average de embasado (397 por 379), slugging (418 por 359) y en efectividad con corredores en posición anotadora (24% por 15%); al tiempo que el de los Gallos es mejor en promedio ofensivo (328 por 300), veces que impulsa el empate o la victoria (6 por 5) y average defensivo (997 por 994).

Los Leñadores y sus refuerzos: Yoén Socarrás, primera opción como abridor


El espirituano Yoén Socarrás sería un gran refuerzo para el staff de abridores tuneros. (Foto Otmaro Rodríguez Díaz)

El espirituano Yoén Socarrás sería un gran refuerzo para el staff de abridores tuneros. (Foto Otmaro Rodríguez Díaz)

En su afán de reforzarse de cara a la segunda etapa de la 55 Serie Nacional, Las Tunas necesita sumar al menos un abridor de primer nivel.

Ya descontados Miguel Lahera, Alberto Bisset y Alain Sánchez, todos comprometidos con la Liga Profesional de Colombia, la escueta lista de lanzadores disponibles muestra en los puestos de privilegio a hombres como los internacionales Freddy Asiel Álvarez, Danny Betancourt y Norberto González, además del villaclareño Yasmani Hernández, los espirituanos Yoén Socarrás y Yamichel Pérez, los guantanameros Pedro Agüero, Dayron Riera y Frank Navarro, y los camagüeyanos José R. Rodríguez y Frank Madan.

Existe otro grupo con pobres actuaciones en la primera fase de la temporada, aunque con calidad como para justificar el riesgo de traerlos. Son ellos, entre otros, los zurdos Dariel Góngora (Camagüey), Ulfrido García (Santiago de Cuba), Lander Moreira (Guantánamo) y Yuliesky González (Artemisa), así como el diestro cienfueguero Yasmani Insua.

De todos, la mejor opción parece ser el espirituano Yoén Socarrás, teniendo en cuenta que Freddy Asiel sigue siendo una caja de sorpresas y no esconde su aversión a vestir una camisa distinta de la de los Naranjas de Villa Clara.

Socarrás ha tenido un año espectacular. Marcha segundo en ponches (52), con balance de 5-1, efectividad de 2,11 y WHIP de 1,12. Además, los zurdos apenas le promedian 203 y ante ellos acumula 13 ponches con solo cinco boletos, datos a tener muy en cuenta por un equipo tunero que ocupó el lugar 15 de la primera fase ante bateadores de esa mano, con average contrario de 342.

Los otros dos abridores apetecibles podrían ser el villaclareño Yasmani Hernández y el espirituano Yamichel Pérez. El naranja tiene cuatro éxitos en seis decisiones y trabaja para 2,88 limpias por choque, con WHIP de 1,21; mientras que el yayabero anda con 6-1, promedio de 2,41 limpias por juego y WHIP de 1,22.