Yosvani Alarcón, un problema para Carlos Martí


Con este swing, Yosvani Alarcón puso a pensar al mentor Carlos Martí.

Con este swing, Yosvani Alarcón puso a pensar al mentor Carlos Martí.

Tras regresar de una sanción que le apartó varios meses de los terrenos de juego, el tunero abre el debate en torno a la titularidad en la receptoría de la Selección Nacional.

Si a alguien le quedaban dudas, el jonrón del pasado lunes ha dejado las cosas claras: Yosvani Alarcón será hasta el último minuto un problema para el mentor Carlos Martí, en caso de que el granmense insista en su decisión de colocar al capitalino Frank Camilo Morejón como titular en el IV Clásico Mundial de Béisbol.

Es esa una de las principales disyuntivas que enfrenta el colectivo técnico cubano: apostar por el hombre al que consideran más seguro detrás del plato, o decantarse por los cánones del béisbol moderno y colocar de inicio al tunero, sin dudas incluido entre los tres mejores bateadores cubanos de las últimas temporadas.

Al respecto, el jobabense conversó en exclusiva con 26, vía Facebook, apenas unas horas después de concluido el tercer choque preparatorio de la Selección Nacional: “Por supuesto que mi objetivo es el de jugar como regular, aunque debo decir que Frank Camilo está muy bien y la decisión va a depender de la estrategia que desee seguir la dirección del equipo”.

De hecho, este jueves Alarcón fue situado como tercer bate y designado en el choque que Cuba perdió 3×1 ante los Elephants Brothers, un equipo de la Liga Profesional de Taipei de China. Y aunque esta vez el tunero no pudo producir en cuatro turnos al bate, su presencia en la zona medular del line up habla con claridad de su peso dentro de la ofensiva antillana.

Ya adelantábamos la semana anterior que Alarcón podía ser uno de los más beneficiados por los 11 partidos de preparación previstos y el jobabense solo necesitó el primero de ellos para confirmarlo. Con un enorme cuadrangular ante el muy buen pitcheo de la selección nacional de Taipei de China, contribuyó al triunfo cubano de 6×2 y puso en un agradable aprieto al mánager campeón de Cuba.

Porque Martí tiene mucho que agradecer de la entrega y el liderazgo de Frank Camilo, vital en el título conseguido por los Alazanes. Pero el veterano piloto ha mostrado suficiente sentido común como para percatarse de que en un elenco necesitado de sluggers, renunciar al madero de Yosvani Alarcón podría ser un sacrilegio.

Más allá de estas consideraciones, lo cierto es que Alarcón y Frank Camilo tendrán en sus manos la posibilidad de ganar la titularidad. Para conseguirlo deberán aprovechar al máximo los siete encuentros restantes en Corea del Sur y Japón, en medio de un periplo al que Alarcón califica de muy exigente.

“Hasta ahora vamos cumpliendo sin problemas la preparación, que es el objetivo principal, más que los resultados de los juegos. Todos nos hemos tenido que ir adaptando poco a poco al cambio de horario y a las dificultades que eso trae. Además, no es sencillo enfrentar un día a un equipo con ciertas características y después a otro distinto, aunque todos tienen mucha calidad. De todas maneras, el estado de ánimo es muy bueno y esta última derrota para nada cambia la aspiración del grupo, que es avanzar poco a poco en el Clásico”, afirma el receptor tunero.