Crónicas Clásicas: La derrota como método


Después de tantos años asistiendo a la lenta e inexorable caída del béisbol cubano, el IV Clásico Mundial ha traído otra de vuelta de tuerca a la sinrazón: el colectivo técnico que encabeza Carlos Martí apostó a una estrategia en la que la derrota inicial ante Japón estaba planificada.

Sí, para planificar reveses ha quedado la nación más orgullosa del béisbol internacional, la misma que durante muchos años presumió de poseer al único equipo invencible del deporte mundial. Y sí, son palabras muy duras, sobre todo porque ningún elenco sale al terreno a perder, mucho menos uno cubano, pero la decisión de colocar a Noelvis Entenza como abridor ante los nipones solo puede ser entendida como una renuncia tácita a luchar por la victoria.

Porque un trabajo serio de estudio de los rivales habría dejado claro que este es el peor equipo de Japón en la historia del Clásico Mundial y por tanto no era una quimera intentar ganarle. Si nuestros métodos no siguieran dormidos en los lejanos años 80, habríamos concluido que Entenza o cualquiera de los que trabajaron frente a los locales se habrían paseado ante el candoroso equipo de China. Y si las decisiones se tomaran con más humildad y menos empecinamiento, Cuba podría haber situado a Baños, Vladimir García, Moinelo y Lahera ante los japoneses, cuidando que no rebasaran el límite de envíos y quedaran habilitados para lanzar frente a Australia.

En el peor de los casos, habríamos llegado de la misma manera al choque decisivo: con una victoria, una derrota y todo el pitcheo listo para jugárnosla contra los australianos, pero al menos estaríamos tranquilos por no haber traicionado siglo y medio de historia.

Anuncios

Alexánder Guerrero comienza nuevamente su escalada a la MLB


Alex-Guerrero-DodgersCuando el incidente con el receptor dominicano Miguel Olivo lo alejó de los terrenos de juego, Alexánder Guerrero estaba a punto de regresar al primer equipo de los Dodgers de Los Ángeles, con el que inició la temporada a finales de marzo en la lejana Australia.

El otrora torpedero de Las Tunas, reconvertido a camarero por los técnicos del elenco angelino, se ausentó más de un mes del juego diario luego de que el máscara quisqueyano le arrancara de un mordisco una parte de su oreja izquierda. Antes de sufrir la agresión, Alexánder promediaba 457 en sus últimos 11 juegos (46-21), con seis cuadrangulares y 17 carreras impulsadas. Además, marchaba primero en la Liga de la Costa del Pacífico (triple A) en slugging (735), OPS (1.152) y average (.376) , sexto en jonrones (10) y octavo en OBP (417).

Ahora, tras poco menos de dos meses de inactividad, el tunero ha tenido que comenzar otra vez, desde abajo, a construir el sendero que debe llevarle al Dodger Stadium, donde brilla el cienfueguero Yasiel Puig y en el que ya debutó el también sureño Erisbel Arruebarruena. Precisamente, este último fue llamado al primer equipo luego de la lesión sufrida por el dominicano Juan Uribe, a pesar de no poseer buenos números con la sucursal Doble A, en Chattanooga. De acuerdo con la prensa especializada que sigue a los Dodgers, Guerrero era el principal candidato para subir al Big Show en el preciso instante en que fue agredido.

Guerrero inició su puesta a punto a mediados del presente mes con la sucursal de los Dodgers en la Liga de Arizona, clase Novatos, y allí demostró cuán por encima está de ese nivel: en siete juegos pegó dos jonrones, impulsó seis carreras y consiguió excelentes promedios de bateo (.348), embasado (.414) y slugging (652). Además, el tunero se desempeñó indistintamente en la intermedia, el campo corto y la tercera base, al parecer atendiendo a una estrategia de sus entrenadores, quienes le consideran vital para el futuro inmediato del equipo grande por su contundencia ofensiva y, por ello, pretenden dotarlo de versatilidad a la defensa.

Desde este domingo, Alexánder fue ascendido al Rancho Cucamonga Quakes, de la Liga de California, categoría A avanzada. En su primera aparición con el equipo en el que militara antes Yasiel Puig, Guerrero bateó un doblete en dos turnos y anotó una carrera como camarero y tercer bate en la derrota de su equipo ante el Bakersfield.

En este nivel de béisbol, el talentoso infielder no debe demorar mucho y se espera que pronto esté de vuelta al conjunto tiple A de los Dodgers, el Alburquerque Isotopes, con el que promediaba .376, había conectado 10 vuelacercas y acumulaba 29 remolcadas en 33 choques antes de su lesión.

Según el criterio de varios especialistas, el cubano debe ser llamado en algún momento de este verano a los Dodgers, después de que debutara con ellos en los dos primeros partidos de la campaña, celebrados en Australia los días 22 y 23 de marzo, aunque luego fuera enviado a las Ligas Menores para perfeccionar su juego defensivo alrededor de la segunda almohadilla.

Puig, Arruebarruena y Guerrero… En Los Ángeles solo se habla de Cuba


Peloteros cubanos de los Dodgers de Los Ángeles

Mientras Yasiel Puig ha vuelto a enamorar a fuerza de batazos y espectáculo a la afición de los Dodgers, el también cienfueguero Erisbel Arruabarrena acaba de ser llamado desde la sucursal doble A al equipo grande y el tunero Alexander Guerrero trasciende más que por su excelente paso ofensivo en Triple A, por la extravagante agresión sufrida el pasado martes. Como sea, lo cierto es que en Los Ángeles solo se habla de Cuba.

Por supuesto, de los tres es Puig el más cómodo en medio del asedio de la prensa, expuesto a los focos de una opinión pública que destroza carreras con la misma facilidad que convierte hombres en verdaderos dioses. Por ahora, después de coquetear un buen tiempo con el lado oscuro, Yasiel parece haber encontrado el camino y acapara más titulares por sus conexiones y sus increíbles disparos desde el bosque derecho, que por conducir a exceso de velocidad o por correr las bases como si estuviera al timón de un Ferrari sin frenos.

“Ha mejorado mucho con respecto al bateador de hace un año. No se le puede pedir más”, ha dicho recientemente el mánager de los Dodgers, Don Mattingly, el mismo hombre que hace menos de dos meses tuvo palabras de reproche para el jardinero cubano. De acuerdo con los análisis publicados por la prensa que sigue la Gran Carpa, Puig está dando evidentes muestras de su evolución como bateador: según datos de fangraphs.com, al iniciar la jornada del miércoles, le había hecho swing al 26.8% de los pitcheos fuera de la zona de strike, muy por debajo del 37% del año pasado. Además, en cuenta de cero bolas y dos strikes, la temporada anterior se ponchó 43 veces sin conseguir una sola base por bolas. Este año, sin embargo, lleva 17 ponches con dos boletos tras 25 apariciones al bate en esa circunstancia.

“Está obligando a los lanzadores a que le tiren strikes”, destacó Mattingly. “El año pasado estaba más ansioso en situaciones importantes, en situaciones para remolcar carrera. Este año está más calmado, más paciente y los rivales le tienen que tirar strikes. Una vez que puede hacer eso, no tiene límites en lo ofensivo”, agregó.

Y al parecer lleva razón el piloto de los Dodgers, pues Puig marcha entre los primeros de la Liga Nacional en varios departamentos ofensivos: antes de este jueves, era segundo en impulsadas (37), slugging (.610) y OPS (1.037), quinto en bateo (.333) y en jonrones (10).

“Son más turnos en Grandes Ligas los que tengo. También sirve andar con Adrián González, siempre se te pega algo”, comentó Puig a The Associated Press sobre el primera base mexicano y compañero de equipo. “Igual con (el coach de bateo Mark) McGwire, (Juan) Uribe y Hanley (Ramírez). Siempre se pegan cosas buenas. Es el resultado de los entrenamientos todos los días. He aprendido que no tengo que apurarme en los platos, tratar de decidir buenos lanzamientos”. Así se expresa Puig, quien espera ayudar al “Grillo” Arruebarruena en su adaptación al equipo grande.

“Estoy muy contento con eso, que los Dodgers, la organización mía le dieran la oportunidad a él de estar en Grandes Ligas, aquí en esta ciudad, y espero que cuando le den la oportunidad de jugar algunos de estos días que nos quedan aquí o en Filadelfia, que lo haga lo mejor que él pueda, como siempre lo ha hecho”, declaró Puig a ESPNDeportes.com.

Erisbel, quien había llegado a un acuerdo de cinco años y $25 millones con los Dodgers, fue llamado a las mayores el miércoles, tras la lesión que situó al dominicano Juan Uribe en la lista de lesionados de 15 días. “Es un sueño hecho realidad, gracias a Dios. Y ahora a meter mano para que las cosas me salgan bien”, dijo el torpedero cubano, quien  agregó que “no pensaba llegar tan rápido, pero a veces el desempeño que tienen las personas, uno se prepara para esto y uno lo lucha y lo logra”.

Arruabarrena inició su primera temporada con el sucursal Doble A de los Dodgers, en Chattanooga. En 25 partidos sólo bateó .208, con un jonrón y seis carreras impulsadas, aunque en los últimos 10 juegos exhibía un promedio de .300 (40-12).

Por su parte, Alex Guerrero, quien venía firmando una campaña excepcional con los Albuquerque Isotopes, de Triple A, fue portada el miércoles en los principales medios deportivos y hasta en algunos de corte sensacionalista, después de que el receptor quisqueyano Miguel Olivo le agrediera dentro del banco de su equipo y, de acuerdo con las declaraciones de Scott Boras, el representante del tunero, le arrancara un pedazo de la oreja izquierda con un mordisco.

Como consecuencia, los Dodgers anunciaron este miércoles en su cuenta de Twitter que habían decidido dejar en libertad al máscara dominicano, mientras Guerrero continuaba recuperándose en un hospital, después de someterse a una cirugía estética. El historial de Olivo es ya abultado, pues a finales de la temporada 2007  atacó a su compatriota José Reyes, aunque en aquella ocasión falló en el intento de golpearlo durante una reyerta entre los Marlins y los Mets de Nueva York.

Irónicamente, en una entrevista realizada durante los entrenamientos primaverales con la cadena hispana Telemundo y publicada por SB Nation, Olivo dijo que si no hubiese sido jugador de béisbol, habría sido boxeador como Mike Tyson pero sin morder orejas.

Guerrero, quien firmó por $28 millones en octubre del 2013, estaba teniendo muy buena temporada al bate con los Isótopos y sus estadísticas recientes, unidas al descenso en el rendimiento ofensivo del veloz Dee Gordon, titular con los Dodgers, habían abierto el debate sobre su regreso al equipo grande.

Alexander promediaba 457 en sus últimos 11 juegos (46-21), con seis cuadrangulares y 17 carreras impulsadas. Además, marchaba primero en la Liga de la Costa del Pacífico en slugging (735), OPS (1.152) y average (.376) , sexto en jonrones (10) y octavo en OBP (417).

Guerrero viajó con los Dodgers en los dos primeros partidos de la campaña a Australia, el 22 y 23 de marzo, aunque dos días después fue enviado a las Ligas Menores para perfeccionar su juego defensivo alrededor de la segunda almohadilla.

Alexander Guerrero pega cinco jonrones en cuatro días y vuelve a tocar a la puerta de los Dodgers


Alex-Guerrero_STATSAunque está consciente de que su juego defensivo debe mejorar mucho, Alexander Guerrero no renuncia al sueño de regresar con la mayor prontitud posible a las Grandes Ligas, después de debutar con los Dodgers de Los Ángeles durante la serie inaugural efectuada en Australia. El extorpedero tunero, ahora reconvertido en segunda base, sigue haciendo ruido en la sucursal del elenco angelino, los Albuquerque Isotopes, de la Liga de la Costa del Pacífico, categoría triple A.

Entre el 15 de mayo, cuando bateó de 5-3, con dos jonrones y tres impulsadas, y la jornada de este domingo 18, en la que conectó otros dos vuelacercas y se fue de 5-4, Guerrero bateó de 18-9, con un doblete, cinco bambinazos y siete impulsadas. Sus números ofensivos son sencillamente espectaculares y han excedido las expectativas, incluso, de los propios técnicos que dieron el visto bueno a su millonaria adquisición por los Dodgers.

Alex, como lo ha rebautizado la prensa estadounidense, es el segundo bateador de mejor slugging en toda la Liga, con altísimo 691. Además, marcha cuarto en OPS (1094), sexto en average (.355) y séptimo en jonrones (9), a pesar de poseer hasta 13 juegos menos que algunos de los líderes.

A la defensa, sus estadísticas deben mejorar aún, pero sobre todo el cubano necesita convencer a los técnicos de que realmente posee las herramientas para jugar la intermedia con nivel de Grandes Ligas. Guerrero ha cometido cuatro errores en 137 lances y fildea para 971, un promedio que le deja todavía mucho margen de mejora. De hecho, algunas voces autorizadas dentro de la organización han insinuado que su futuro podría estar ligado a un movimiento a la tercera base, teniendo en cuenta que su rango de fildeo no es alto para los estándares del mejor béisbol del mundo.

Por ahora, los Dodgers están en una posición muy cómoda, pues el veloz Dee Gordon ha rendido un gran inicio de temporada como camarero del primer equipo, hasta el punto de batear por encima de 320 y encabezar las Grandes Ligas en bases robadas. Mientras, se pueden dar el lujo de no apurar a Guerrero en su proceso de aprendizaje defensivo, aunque las sonadas actuaciones del tunero con el bate en la mano han comenzado a despertar ilusión entre los aficionados y a meterle presión a una directiva que sueña con volver a ganar la Serie Mundial.

La increíble historia de Samoa Americana, el equipo que permitió 31 goles en 80 minutos


Jugador del equipo de fútbol de Samoa AmericanaMás de 10 años transcurrieron desde el 11 de abril de 2001, cuando el equipo de Samoa Americana había entrado en la historia por caer 31-0 ante Australia en la fase eliminatoria de Oceanía rumbo a la Copa del Mundo de Korea-Japón, en el 2002. Era y sigue siendo la derrota más abultada de una Selección Nacional y desde entonces la vida de los futbolistas samoanos había estado lejos de ser fácil, acostumbrados a asumir cada salida a la cancha como si de un viaje al patíbulo se tratara y, cómo no, a encajar la goleada de turno.

Sin embargo, el 22 de noviembre de 2011 fue un día especialísimo para los hombres del técnico holandés Thomas Rongen, un exjugador del famoso Ajax de los 70 que compartió la cancha con leyendas de la talla de Johan Cruyff y George Best. Ese día, en el Apia/Toleafoa J.S. Blatter Complex, ante la magra asistencia de 150 hinchas, el peor equipo del mundo consiguió su primera victoria, 2-1 sobre Tonga, con goles de Ramin Ott (43′) y Shalom Luani (74′). La celebración, tan eufórica como si de la final de la Copa del Mundo se tratara, les permitió a los samoanos sacudirse una historia de catástrofes interminables dentro de la cancha que se habían acumulado hasta sumar números sencillamente alarmantes: más de 30 derrotas, con 12 goles a favor y 220 en contra.

“A nivel de clubes, la mayor goleada registrada de manera oficial ha sido la del AS Adema, de Madagascar, sobre el Stade Olympique L’Emyrne (SOE), en los play-off del Campeonato Malgache de Fútbol de 2002. El partido concluyó 149 a 0 y la paliza fue autoinfligida, como protesta ante una decisión arbitral. El entrenador del SOE ordenó a sus jugadores que marcaran en propia puerta, ante la mirada atónita de los rivales”

Y aunque el camino posterior le deparó otro inédito resultado, un empate 1-1 ante Islas Cook, Samoa Americana no pudo avanzar más allá de la primera ronda oceánica rumbo a Brasil 2014, tras caer 1-0 frente a sus vecinos de Samoa. No obstante, algo cambió el día en que un equipo habituado a la humillación sumó su primer éxito. Desde entonces, los futbolistas samoanos han comenzado a olvidar aquella pesadilla vivida ante los australianos…

Crónica del desastre

Jugadores de Australia celebran su histçrica goleada ante Samoa AmericanaLos jugadores de la Selección Nacional de Australia salieron aquel día de 2001 exaltados a la cancha del International Sports Stadium, en Coffs Harbour. Solo dos jornadas antes, en el mismo escenario, los aussies habían hecho historia con una increíble goleada de 22-0 ante Tonga, un minúsculo archipiélago oceánico de más de 170 islas que apenas abarca 747 km² y acoge a unos 100 mil habitantes. Los jugadores suplentes que el técnico Frank Farina había convocado ante la imposibilidad de contar, entre otros, con sus estrellas del Leeds United Mark Viduka y Harry Kewell, esperaban con impaciencia la oportunidad de sumar minutos de juego, aunque ninguno de ellos podía imaginar lo que estaba por suceder. De todos, el entonces inexperto Archibald Gerald Thompson, un delantero neozelandés nacionalizado que jugaba apenas su tercer partido con el once de la Isla Continente, sería el más sorprendido cuando dos horas más tarde su nombre le daba la vuelta al Mundo.

La excitación de los futbolistas australianos era comprensible: su rival de turno sería el representativo de Samoa Americana, un territorio no incorporado de los Estados Unidos que, a fuerza de sumar islotes remotos alcanza a reunir 76 km² y poco más de 60 mil habitantes. El once que, sin saberlo, estaba a minutos de hacerse célebre, aparecía en el puesto 203 del ranking mundial y era poseedor de la dudosa distinción de peor equipo del Orbe. Por si fuera poco, para su compromiso ante el mejor elenco del área los samoanos no pudieron contar con 19 de sus 20 jugadores habituales, afectados por problemas con sus pasaportes, y ni siquiera pudieron acudir a sus chicos sub-20, pues la mayoría tenía exámenes en las fechas previas al partido. Finalmente, futbolistas de edad juvenil, incluyendo a tres de solo 15 años, participaron en el encuentro que 13 años después consta en todos los libros de records.

“En un partido `serio´, la mayor goleada ha sido la del Arbroath FC, por 36 a 0 al Bon Accord, por la Copa de Escocia de 1885. El mismo día de ese partido, por la misma competición, el Dundee Harp derrotó por 35 a 0 al Aberdeen Rovers”

El partido arrancó y los primeros compases no presagiaban el desastre que terminaría por ser. Los inexpertos samoenses corrían detrás del balón e intentaban presionar la salida australiana, mientras que su guardametas Nicky Salapu se encargaba de mantener imbatida su puerta. Y así durante los 10 primeros minutos, hasta que Con Boutsianis anotó el primer tanto en un tiro de esquina y abrió la caja de Pandora…

El delantero Archie Thompson marcó el primero en el minuto 12 y su compañero David Zdrilic lo imitó 60 segundos después. A los 20 minutos de partido Samoa Americana perdía 6-0 y Zdrilic había conseguido un hat trick a la altura de la fracción 25. Concluida la primera parte, Australia vencía por 16-0 y Thompson sumaba ocho goles.

En la segunda mitad, Samoa Americana aguantó el chaparrón por unos cinco minutos y, curiosamente, fue otra vez Boutsianis quien quebró la endeble resistencia isleña. Era el minuto 50 y hasta el final del partido la hemorragia de goles terminaría por confundir hasta a los organizadores, quienes reflejaban un 32-0 en la pizarra cuando se produjo el pitazo final. En definitiva, la cuenta oficial se quedó en 31, con 13 para Thompson y ocho para Zdrilic; además de tres a la cuenta de Boutsianis, dos per cápita para Tony Popovic, Aurelio Vidmar y Simon Colosimo y uno para Fausto De Amicis.

Con sus 13 perforaciones, Archie Thompson destrozó el récord que desde 1908 poseía el danés Sophus Nielsen, quien marcó 10 goles ante la Selección de Francia en los Juegos Olímpicos de Londres.

Tras la impactante goleada, muchas voces señalaron la enorme diferencia que separaba a Australia del resto de sus vecinos oceánicos, con la excepción de Nueva Zelanda, hasta el punto de que ninguno de los rivales del Grupo (Samoa, Samoa Americana y Fiji) tenía un campo de fútbol apto para partidos internacionales, por lo que todos los encuentros tuvieron por sede al International Sports Stadium, de Coffs Harbour, en Nueva Gales del Sur. El resultado sería la posterior inclusión de los australianos en la zona asiática, desde donde accedieron el año anterior a la fase final de la Copa del Mundo, Brasil 2014.

Tunero Yadier Echavarría guía a Cuba ante canguros australianos


yadier-echevarríaEl diestro tunero Yadier Echeverría lanzó dos tercios casi perfectos y combinó su trabajo con el del relevista Vladimir Gutiérrez, para darle a Cuba un cerrado triunfo de 3×2 ante Australia, durante la última jornada clasificatoria del Campeonato Mundial de Béisbol sub-18.

Echeverría tiró 6,1 entradas a ritmo de seis ponches, solo dos boletos y cuatro espaciados jits, antes de que en la apertura del séptimo capítulo par de errores del infield cubano provocaran su salida del box, después de aceptar dos carreras sucias. El tunero había caminado sin mayores complicaciones hasta ese momento, apuntalado por las dos anotaciones que remolcó el receptor Orlando Roas en el cuarto episodio y por la que impulsó el jardinero izquierdo Luis Robert a la altura del quinto inning.

Sin embargo, en la séptima Echavarría abrió permitiendo el tercer jit de los oceánicos, salido del madero del torpedero Zachary Shepperd. Acto seguido, el antesalista Yanio Pérez cometió error en tiro sobre roletazo de Ryan Dale y el camarero Joan Manuel Moncada no pudo fildear otro inofensivo rodado del jardinero derecho Jason Warburton, para que Australia llenara las bases y anotara su primera carrera luego de que el tercera base Samuel Kennelly la remolcara con un batazo por la antesala que debió poner punto final a la entrada. Con el empate en circulación, el diestro tunero boleó al jardinero central James Philibossian y no pudo evitar que el inicialista Connor Macdonald le impulsara la segunda del inning con sencillo al central.

Ante la enorme complicación provocada por la defensa caribeña, el Alto Mando cubano decidió sustituir a Yadier Echeverría y apeló a Vladimir Gutiérrez, quien retiró por la vía de los strikes a los dos bateadores enfrentados y dejó a los de la Isla Continente con las bases llenas y la ventaja en la intermedia.

En definitiva, Gutiérrez completó un excelente relevo y preservó la mínima ventaja, para que el equipo antillano sumara su cuarta victoria en el grupo B y avanzara segundo a la siguiente fase, después de que Estados Unidos llegara igualmente a cuatro éxitos con su victoria de 12×6 frente a Colombia. Cubanos y estadounidenses culminaron con idéntico balance de 4-1, pero el apretado triunfo de los norteños 6×5 en el choque particular le dejó solos en la cima de la llave.

Detrás de Estados Unidos y Cuba se ubicó el conjunto de Corea del Sur (3-2), que noqueó hoy a Italia 17×4. Eliminados quedaron los elencos de Australia (2-3), Colombia (1-4) e Italia (1-4).

Por el grupo A, Japón avanzó como único invicto de todo el torneo, luego de vencer apretadamente a Canadá, 7×5. Detrás de los nipones culminó Taipei de China (4-1), vencedor en esta jornada de México (nocao de 17×5), al tiempo que Venezuela se llevó la tercera plaza clasificatoria, con su triunfo de 6×2 ante la República Checa.

Este jueves, Cuba debe jugar ante el local Taipei de China, mientras que los duelos Estados Unidos-Venezuela y Japón-Corea del Sur completarán la primera fecha de la ronda semifinal.