Las cinco incorporaciones que hacen más competitivos a los Leñadores


Edilse Silva suma poder al line up de los Leñadores.

Edilse Silva suma poder al line up de los Leñadores.

Los Leñadores de Las Tunas ganaron ya uno de los partidos más importantes de la 55 Serie Nacional, tras incorporar cinco refuerzos de gran nivel que, por encima de nombres y currículos, llegan a apuntalar posiciones claves.

El objetivo de salir de las dos primeras rondas con un abridor y un cerrador se cumplió: el espirituano Yoén Socarrás es un as de primer nivel que debe ocupar el segundo puesto en la rotación y que llega con balance de 5-1, WHIP de 1,12 y promedio de ocho ponches cada nueve innings.

Mientras, el también yayabero Yankiel Mauri salvó siete juegos y en la entrada en la que releva le batean apenas 083. Al parecer, sus problemas llegaron cuando fue utilizado más de un capítulo.

Del resto, al margen de que no es un inicialista natural, el santiaguero Edilse Silva no cometió errores ni en primera base ni en el jardín izquierdo. Aporta su bate zurdo, escaso en Las Tunas, y viene a integrarse a la parte gruesa del line up con average de 331, seis jonrones y 25 impulsadas.

Vital la presencia en las paradas cortas de Orlando Acebey, un torpedero que defiende para 971, batea 301 y se poncha apenas una vez cada 11 juegos.

Finalmente, la más polémica de las incorporaciones, la del talentoso espirituano Aldo Conrado. En la actual campaña, el trinitario de 20 años tiene balance de 3-1, efectividad de 3,28 y posee el valor añadido de haber sido el pitcher de cabecera de casi todos los equipos Cuba en los que estuvo desde edades infantiles.

Opciones como las del mayabequense Richard Aguilera, el camagüeyano Frank Madan o el guantanamero Luis M. Romero pudieron ser alternativas para ese quinto serpentinero.

 

 

Anuncios

Los Leñadores y sus refuerzos: Cerrar el agujero del campo corto


Con defensa de 971 y ofensiva de 301, Orlando Acebey puede resolver los problemas de Ermidelio Urrutia en el campo corto.

Con defensa de 971 y ofensiva de 301, Orlando Acebey puede resolver los problemas de Ermidelio Urrutia en el campo corto.

Como refuerzo para Las Tunas en el campo corto, el espirituano Orlando Acebey recibe los votos de Esquina Caliente, por delante del guantanamero Andrés de la Cruz y del santiaguero Máikel Castellanos.

El primer criterio, seguramente el más importante tratándose de un paracortos, es el de la defensa, y ahí Acebey exhibe un excelente promedio de 971, por encima del 958 del representante del Guaso y del discreto 935 del de las Avispas.

A la ofensiva, Acebey tampoco desentona, con promedio de 301, 18 carreras impulsadas y apenas ¡cuatro ponches en 162 comparecencias al bate!. Madero en mano, Castellanos produjo para 363, con 22 remolques; y de la Cruz lo hizo para 286, con ocho jonrones y 30 impulsadas.

Otras opciones, aunque más riesgosas, serían no traer ningún torpedero y buscar un antesalista como Jorge Luis Barcelán (Yeniet Pérez debe ser solicitado en las dos primeras rondas); o no integrar a ningún inicialista natural y apostar por Jorge Johnson y Edilse Silva para defender la inicial, o por el estelar Yohandry Urgellés, un bateador zurdo de 334 en 16 Series Nacionales y que esta temporada promedia 382, con OBP de 494.

La solicitud de refuerzos tendrá lugar el próximo miércoles, 9 de diciembre, y Las Tunas será el cuarto elenco en pedir, pues al margen del resultado de mañana ante Matanzas, ya concluyó la primera fase en el quinto puesto.

Propuesta completa de Esquina Caliente:

RONDA 1: José Ángel García (ART).

  • Alternativa 1: Yoén Socarrás (SSP).
  • Alternativa 2:Yasmani Hernández (VCL).

RONDA 2: Yasmani Hernández (VCL).

  • Alternativa 1: Yankiel Mauri (SSP).
  • Alternativa 2: Israel Sánchez (ART).

RONDA 3: Ariel Borrero (VCL).

  • Alternativa 1: Yankiel Mauri (SSP).
  • Alternativa 2: Yamichel Pérez (SSP).
  • Alternativa 3: Israel Sánchez (ART).
  • Alternativa 4: Yunier Mendoza (SSP).

RONDA 4: Yamichel Pérez (SSP).

  • Alternativa 1: Yunier Mendoza (SSP).
  • Alternativa 2: Israel Sánchez (ART).
  • Alternativa 3: Richard Aguilera (MAY).

RONDA 5: Orlando Acebey (SSP).

  • Alternativa 1: Andrés de la Cruz (GTM).
  • Alternativa 2: Máikel Castellanos (SCU).

Los Leñadores y sus refuerzos: La disyuntiva de la inicial


Si a sus 43 años se encuentra en buena forma física, Ariel Borrero podría ser una buena apuesta para Las Tunas.

Si a sus 43 años se encuentra en buena forma física, Ariel Borrero podría ser una buena apuesta para Las Tunas.

No pocos aficionados nos han propuesto la tentadora idea de intentar traer para Las Tunas a Eriel Sánchez, quien podría asumir la triple función de inicialista, receptor y designado. Sin embargo, al margen de que probablemente otros equipos lo soliciten antes en la petición de refuerzos del próximo miércoles, para los Leñadores el mejor camino parece ser el de buscar un primera base natural.

Para defender la inicial, están disponibles hombres de la talla del villaclareño Ariel Borrero y el espirituano Yunier Mendoza, además de una tercera figura como el artemiseño Roberto Zulueta. Entre los dos primeros, a los tuneros les vendría bien Borrero, un bateador que reforzaría el sexto turno con su capacidad para remolcar carreras, siempre y cuando se encuentre físicamente bien a sus 43 años y esté dispuesto a echar pie en tierra por el equipo que dirige Ermidelio Urrutia.

Por su parte, Mendoza es sobre todo un segundo bate y ahí Las Tunas tiene a Andrés Quiala, si bien el espirituano podría moverse por otros turnos en la alineación y aportaría el valor agregado de ser un bateador zurdo dentro de una tanda plagada de toleteros derechos. En la comparación estadística entre ambos, Borrero supera a Mendoza en extrabases (9 por 3), carreras impulsadas (15 por 7), anotadas (13 por 9), average de embasado (397 por 379), slugging (418 por 359) y en efectividad con corredores en posición anotadora (24% por 15%); al tiempo que el de los Gallos es mejor en promedio ofensivo (328 por 300), veces que impulsa el empate o la victoria (6 por 5) y average defensivo (997 por 994).

Los Leñadores y sus refuerzos: Yoén Socarrás, primera opción como abridor


El espirituano Yoén Socarrás sería un gran refuerzo para el staff de abridores tuneros. (Foto Otmaro Rodríguez Díaz)

El espirituano Yoén Socarrás sería un gran refuerzo para el staff de abridores tuneros. (Foto Otmaro Rodríguez Díaz)

En su afán de reforzarse de cara a la segunda etapa de la 55 Serie Nacional, Las Tunas necesita sumar al menos un abridor de primer nivel.

Ya descontados Miguel Lahera, Alberto Bisset y Alain Sánchez, todos comprometidos con la Liga Profesional de Colombia, la escueta lista de lanzadores disponibles muestra en los puestos de privilegio a hombres como los internacionales Freddy Asiel Álvarez, Danny Betancourt y Norberto González, además del villaclareño Yasmani Hernández, los espirituanos Yoén Socarrás y Yamichel Pérez, los guantanameros Pedro Agüero, Dayron Riera y Frank Navarro, y los camagüeyanos José R. Rodríguez y Frank Madan.

Existe otro grupo con pobres actuaciones en la primera fase de la temporada, aunque con calidad como para justificar el riesgo de traerlos. Son ellos, entre otros, los zurdos Dariel Góngora (Camagüey), Ulfrido García (Santiago de Cuba), Lander Moreira (Guantánamo) y Yuliesky González (Artemisa), así como el diestro cienfueguero Yasmani Insua.

De todos, la mejor opción parece ser el espirituano Yoén Socarrás, teniendo en cuenta que Freddy Asiel sigue siendo una caja de sorpresas y no esconde su aversión a vestir una camisa distinta de la de los Naranjas de Villa Clara.

Socarrás ha tenido un año espectacular. Marcha segundo en ponches (52), con balance de 5-1, efectividad de 2,11 y WHIP de 1,12. Además, los zurdos apenas le promedian 203 y ante ellos acumula 13 ponches con solo cinco boletos, datos a tener muy en cuenta por un equipo tunero que ocupó el lugar 15 de la primera fase ante bateadores de esa mano, con average contrario de 342.

Los otros dos abridores apetecibles podrían ser el villaclareño Yasmani Hernández y el espirituano Yamichel Pérez. El naranja tiene cuatro éxitos en seis decisiones y trabaja para 2,88 limpias por choque, con WHIP de 1,21; mientras que el yayabero anda con 6-1, promedio de 2,41 limpias por juego y WHIP de 1,22.

Refuerzos a la vista: Las Tunas debería ir con todo por José Ángel García


José Ángel García mostró temple en el Premier 12, su primera incursión internacional con la principal Selección cubana. (Foto: Ricardo López Hevia)

José Ángel García mostró temple en el Premier 12, su primera incursión internacional con la principal Selección cubana. (Foto: Ricardo López Hevia)

Conseguida su clasificación a la segunda fase de la 55 Serie Nacional de Béisbol, los Leñadores de Las Tunas enfrentan ahora una tarea no menos importante: la de reforzarse lo mejor posible de cara a la segunda etapa.

En días recientes, el mentor Ermidelio Urrutia adelantó que sus planes son incorporar tres lanzadores y dos jugadores de cuadro. Y aunque no entró en especificidades, resulta fácil adivinar las intenciones del colectivo técnico, de acuerdo con las necesidades más urgentes del elenco verdirrojo: sumar un inicialista que supla la repentina baja del veterano Joenny Southerán, quien abandonó el equipo en el receso por el Premier 12 y agenciarse un torpedero natural que le quite redondee un infield en el que el antesalista Yordanis Alarcón ha debido asumir las paradas cortas.

Más complicada se antoja la situación en cuanto al pitcheo. La salida del país del cerrador Yadier Hechavarría, líder en juegos salvados de la temporada, obliga a mirar hacia el bullpen, en el que los diestros Yosbel Alarcón y Diego Granado precisan de ayuda inmediata.

En este sentido, para Las Tunas el matador José Ángel García debería ser una prioridad de primera ronda, incluso por encima de un abridor. Los tuneros construyeron su temporada en la primera etapa sobre la base de un bullpen que clasificó como el segundo mejor del Campeonato, únicamente superado por el de Industriales.

Los relevistas preparados por Arsenio Mora e Isidro González ganaron siete juegos, solo perdieron dos y lideraron el torneo en salvamentos, con un total de 18. Sin embargo, la ausencia de Yadier Hechavarría deja un vacío importante que el líder histórico en salvamentos podría llenar con creces. José Ángel exhibe números este año que le avalan como refuerzo de primer orden: siete juegos salvados, average contrario de 200, efectividad de 2,37 y WHIP de 1,16. Además, los zurdos le promedian 267 y en la entrada en la que releva los bateadores rivales solo le conectan para 167, al tiempo que el 77 por ciento de las conexiones que recibe en esos momentos cruciales son de rolling.

Si alguno de los mentores restantes solicitara antes que Ermidelio Urrutia los servicios de José Ángel, entonces la segunda opción podría ser el espirituano Yankiel Mauri. El del Yayabo tiene en contra su balance de 0-6 en ganados y perdidos, aunque consiguió salvar siete choques para los Gallos. Además, los contrarios le batearon 217 y entre estos, los zurdos solo lo hicieron para 211. Su promedio de limpias es de 3,66 y su WHIP de 1,14, al tiempo que exhibe un rendimiento impresionante en la entrada en la que es llamado a trabajar: en 14,0 innings solo permitió una anotación, con seis ponches, sin extrabases y con average contrario de apenas 083 (de 48-4).

Otras buenas opciones para reforzar el bullpen, aunque en funciones de preparadores e intermedios serían el artemiseño Israel Sánchez, el cienfueguero Leorisbel Sánchez y el mayabequense Richard Aguilera.

Israel Sánchez muestra balance de 4-2, con 2,78 de efectividad y WHIP de 1,36. El corpulento lanzador es un seguro de vida ante bateadores zurdos (167) y un hombre de confianza en la entrada en la que releva. Por su parte, el de la Perla del Sur es un zurdo controlado (10 bases por bolas en 43,0 entradas), con efectividad de 3,35 y WHIP de 1,28; aunque los bateadores de su mano le castigan (327) y ha permitido 13 carreras en solo 8,0 innings durante la entrada en la que releva. Finalmente, Aguilera trabaja para 1,74 y los zurdos solo le conectan para 190, si bien su WHIP de 1,55 es demasiado alto para un relevista.

Con menos opciones por sus números, se encuentran los también relevistas Carlos Ramírez (Cienfuegos), Rolando Rodríguez (Camagüey), Roeldis Martínez y Luis M. Romero, ambos de Guantánamo, así como el villaclareño Yanny Delgado.

Yordan Batista, nombre con mayúsculas en la Serie Nacional


yordanNo pocos se preguntan hoy en Las Tunas qué habría sucedido si el puertopadrense Yordan Batista hubiera tenido continuidad en su carrera deportiva, trunca hace cuatro años, cuando comenzaba a exhibir las enormes cualidades ofensivas que asombran hoy a todo el país.

Después de completar una excelente primera etapa con los Leñadores, que le llevó a su primer Juego de las Estrellas, Batista ha sido un pilar indiscutible de los Cachorros de Holguín. Con la camiseta del equipo nororiental, sus números hasta la jornada del miércoles eran sencillamente fantásticos: average de 359, promedio de embasado de 431 y extraordinario slugging de 625, además de cinco jonrones y 18 carreras impulsadas en igual cantidad de juegos.

Por si fuera poco, había remolcado en seis ocasiones el empate o la ventaja para el conjunto holguinero, un departamento en el que solo era superado por el extraclase Alfredo Despaigne durante la segunda fase del Campeonato. Sin embargo, sumadas las dos etapas era el líder de ese indicador en el país, con un total de 15.

Además, Yordan Batista marchaba primero en slugging, con 595 (por delante del 574 de Yosvani Alarcón); segundo en jonrones (13), en carreras impulsadas (52) y en total de bases (132); quinto en jits (77) y dobles (14); y séptimo en promedio de bateo, con 347.

El muchacho de la Villa Azul de Cuba, utilizado como designado, camarero e inicialista, ha incrementado su rendimiento en una fase del torneo en la que la calidad del pitcheo se concentra, demostrando poseer un arsenal ofensivo que podría hacerle crecer mucho más aun como bateador.

De hecho, entre las víctimas de sus batazos se encuentran algunos de los mejores serpentineros del país: el granmense Lázaro Blanco, líder en victorias, ha soportado dos; en tanto que Danny Betancourt, Ulfrido García o su compañero de equipo Yoelkis Cruz han sufrido igualmente la fuerza de sus conexiones.

Excluido de los planes para la pasada Serie del Caribe, a la que asistieron peloteros avalados por sus nombres y no por sus rendimientos actuales, Yordan tiene al alcance de su mano un promisorio futuro. La dinámica del béisbol cubano, con oportunidades de contrataciones en ligas foráneas que deberán multiplicarse más temprano que tarde, así lo asegura.