Liga Japonesa: Guerrero y Viciedo producen, pero Chunichi sigue sin ganar


Alexander Guerrero y Dayán Viciedo batearon de 4-2 e impulsaron una carrera cada uno, pero no pudieron evitar que su equipo, los Dragones de Chunichi, cayera este lunes por tercera jornada consecutiva ante los Gigantes de Yomiuri, en la Liga Central de la Nippon Professional Baseball.

Ahora Guerrero batea .333 (12-4), con doble, jonrón y una remolcada en tres juegos, como antesalista y tercer bate. Por su parte, Viciedo lo hace para .167 (12-2), con doble e impulsada en el rol de cuarto bate e inicialista.

En cuanto al pitcheo, el zurdo Raúl Valdés acumula una buena salida, en la que trabajó 6,1 entradas y se fue sin decisión. Ponchó a tres, aunque regaló siete bases por bolas.

Con 0-3, Chunichi es el único equipo de la Liga Central que no ha conseguido aún victorias.

Anuncios

Elegido Alexander Guerrero Novato del Mes de abril en la Liga Nacional


Alex Guerrero le pega jonrón al japonés Iwakuma, de los Marineros de Seattle

Alex Guerrero le pega jonrón al japonés Iwakuma, de los Marineros de Seattle

El cubano Alexander Guerrero fue elegido este lunes como Novato del Mes de abril en la Liga Nacional, luego de completar una espectacular arrancada en la nueva temporada de Grandes Ligas y a pesar de no disfrutar de un puesto de titular con los Dodgers de Los Ángeles.

El utility antillano, extorpedero de los Leñadores de Las Tunas en la Serie Nacional cubana, aprovechó al máximo cada una de las pocas oportunidades que recibió del manager Don Mattingly. Y lo hizo a tal punto que, en solo 26 turnos al bate conectó 11 jits, para un promedio de 423, con cinco jonrones, 13 carreras impulsadas y slugging de 1,077.

Solvente en la defensa de la tercera base y el jardín izquierdo, Guerrero enseñó la fuerza al bate con la que arrasó el año anterior en Triple A. Además, fue protagonista de momentos importantes para el equipo, como un jit con bases llenas que dejó al campo a los Marineros de Seattle en la décima entrada y un jonrón de dos carreras nada menos que ante el estelar zurdo Madison Bumgarner, Jugador Más Valioso de la Serie Mundial 2014 y artífice del triunfo de los Gigantes de San Francisco.

Otras víctimas de sus conexiones han sido lanzadores de la talla del diestro de los Gigantes, Ryan Vogelsong, o el abridor de los Marineros, el japonés Hisashi Iwakuma, el mismo que dejó a Cuba fuera del II Clásico Mundial.

El gran inicio de Guerrero ha disparado las expectativas a su alrededor y, mientras algunos presionan al mentor angelino para que le permita jugar todos los días, otros especulan con la posibilidad de que varios equipos hayan mostrado interés por hacerse con sus servicios, teniendo en cuenta que para Mattingly siguen estando por delante del cubano el veterano antesalista dominicano Juan Uribe y el utility Justin Turner.

De hecho, en los últimos días ha circulado el rumor de que los Dodgers estarían manejando la idea de incluir a uno de sus terceras bases en una operación que les provea de un lanzador abridor de primer nivel. La duda es si se desharán de alguno de los dos jugadores ya contrastados u optarán por aprovechar el momento de Guerrero para conseguir una buena transacción.

Varios latinos entre los mejores

La lista de los más destacados en el primer mes de la temporada, además de Guerrero, incluye a varios jugadores latinos. El intermedista venezolano José Altuve, el jardinero dominicano Nelson Cruz y el inicialista mexicano Adrián González se encuentran entre los jugadores más destacados de la semana anterior y del mes de abril en Grandes Ligas.

De acuerdo con ESPNdeportes.com, Altuve encabeza otra vez a los inspirados Astros de Houston y compartió la distinción de Jugador de la Semana de la Liga Americana con el jardinero Josh Reddick, de los Atléticos de Oakland.

El venezolano, Todos Estrellas el año pasado, bateó .467 con siete anotadas, cinco dobles, un jonrón, ocho impulsadas y dos robos la semana anterior, ayudando a que los Astros hilvanaran una cadena que actualmente es de 10 triunfos.

Por su parte Cruz, de los Marineros de Seattle, fue seleccionado Jugador del Mes de la Liga Americana por primera vez en su carrera. El jardinero quisqueyano bateó .322 (87-28) con 10 jonrones, tres dobles, un triple, 22 impulsadas y un slugging de .724 en abril. En estos momentos, Cruz encabeza las ligas mayores con 14 jonrones y 26 carreras remolcadas.

Mientras, el mexicano Adrián González, inicialista de los Dodgers de Los Ángeles, pegó tres jonrones en un partido y terminó abril bateando .383 con ocho jonrones, nueve dobles, 19 carreras impulsadas y astronómicos porcentajes de slugging (.790) y de embasado (.434), números suficientes para merecer el reconocimiento de Jugador del Mes de la Liga Nacional.

El camarero Devon Travis, de los Azulejos de Toronto, fue el Novato del Mes de la Liga Americana, tras batear .325 con seis jonrones, 19 impulsadas y 17 anotadas, mientras que Dallas Keuchel, en la Liga Americana, y Gerrit Cole, en la Liga Nacional, fueron los Lanzadores del Mes.

Keuchel, de Houston, tuvo 3-0 y efectividad de 0.73, en tanto Cole, de los Piratas de Pittsburgh, terminó abril con 4-0 y efectividad de 1.76 en cinco salidas.

Alexander Guerrero enamora Los Ángeles a fuerza de batazos


Guerrero comparte su alegría con el también cubano Yasiel Puig, quien había pegado un jonrón en el propio partido.

Guerrero comparte su alegría con el también cubano Yasiel Puig, quien había pegado un jonrón en el propio partido.

El cubano Alexander Guerrero es noticia hoy en las Grandes Ligas, luego de decidir el choque de este lunes ante los Marineros de Seattle y después de haber peleado con uñas y dientes durante los entrenamientos primaverales por su permanencia en el roster de 25 jugadores de los Dodgers de Los Ángeles.

En su segunda aparición como titular (la primera en Dodger Stadium, ante 42,202 aficionados), el ahora antesalista pegó sencillo con dos outs y bases llenas en la parte baja de la décima entrada, para conducir a los Dodgers a triunfo de 6-5 sobre los Marineros.

Apenas un día antes, en su debut como titular con el conjunto angelino, el extorpedero de los Leñadores de Las Tunas había conectado de 5-3, con jonrón, doble y cuatro carreras impulsadas frente a los Cascabeles de Arizona.

En declaraciones que publica hoy ESPNdeportes.com, Guerrero afirmó sentirse “contento con el trabajo que he hecho hasta ahora. Este es el resultado de varios meses y mientras pueda ayudar al equipo, trataré de hacerlo”. Tras ver acción en tres partidos de la presente temporada, exhibe promedio de .364 (11-4), con un vuelacercas, un biangular y seis carreras remolcadas.

La temporada anterior, después de ser enviado a Ligas Menores para que limara su defensa en la segunda base, Guerrero bateó .333, con 17 jonrones y 57 impulsadas en 285 turnos, mayormente vistiendo el uniforme de los Alburquerque Isotopes, sucursal AAA de los Dodgers.

En su mejor momento ofensivo de la campaña, cuando algunas fuentes de la organización apuntaban a que sería llamado al primer equipo, Guerrero se perdió seis semanas de juego, después de que el receptor dominicano Miguel Olivo le arrancara parte de una oreja durante una pelea.

A sus 28 años, y con contrato vigente de cuatro temporadas y 28 millones de dólares, el tunero no solo se hizo de un hueco en la poblada nómina de los Dodgers para este 2015, sino que aspira al puesto de antesalista titular, ocupado ahora mismo por el veterano Juan Uribe.

“El año pasado no pude por los problemas que pasaron, pero gracias a Dios tuve la oportunidad en Arizona (en referencia al entrenamiento primaveral) y ahora trataré de aprovechar cada momento que me den los Dodgers”, dijo Guerrero después de decidir su primer juego en la MLB.

Un día antes, luego de que el tunero destrozara al pitcheo de Arizona, el mentor Don Mattingly afirmó que Guerrero “ya nos había demostrado que puede batear muy bien, desde la primavera de 2014. De hecho, en las pasadas dos pretemporadas, él ya nos ha dejado claro que puede accionar el bate de muy buena forma. En cuanto a su capacidad ofensiva, de ninguna manera nos resultaba una sorpresa. Y si algo acaso nos sorprende, es lo bien que se desempeña, defensivamente, en la tercera base”.

“Lo probamos en esa posición, temprano durante las prácticas primaverales y lo vimos muy suelto como antesalista. Acomodándose a la posición de forma muy rápida, realizando todas las jugadas adecuadamente, sin mostrar incomodidad alguna. Inclusive, antes del juego, ayer, en Arizona, tuvimos una charla para repasar esas pequeñas cosas que se requieren para cumplir con la función, pero, más que nada, todo lo que se necesita, es estar ahí, en el terreno de juego”, agregó por último el piloto del equipo angelino.

 

Alexánder Guerrero comienza nuevamente su escalada a la MLB


Alex-Guerrero-DodgersCuando el incidente con el receptor dominicano Miguel Olivo lo alejó de los terrenos de juego, Alexánder Guerrero estaba a punto de regresar al primer equipo de los Dodgers de Los Ángeles, con el que inició la temporada a finales de marzo en la lejana Australia.

El otrora torpedero de Las Tunas, reconvertido a camarero por los técnicos del elenco angelino, se ausentó más de un mes del juego diario luego de que el máscara quisqueyano le arrancara de un mordisco una parte de su oreja izquierda. Antes de sufrir la agresión, Alexánder promediaba 457 en sus últimos 11 juegos (46-21), con seis cuadrangulares y 17 carreras impulsadas. Además, marchaba primero en la Liga de la Costa del Pacífico (triple A) en slugging (735), OPS (1.152) y average (.376) , sexto en jonrones (10) y octavo en OBP (417).

Ahora, tras poco menos de dos meses de inactividad, el tunero ha tenido que comenzar otra vez, desde abajo, a construir el sendero que debe llevarle al Dodger Stadium, donde brilla el cienfueguero Yasiel Puig y en el que ya debutó el también sureño Erisbel Arruebarruena. Precisamente, este último fue llamado al primer equipo luego de la lesión sufrida por el dominicano Juan Uribe, a pesar de no poseer buenos números con la sucursal Doble A, en Chattanooga. De acuerdo con la prensa especializada que sigue a los Dodgers, Guerrero era el principal candidato para subir al Big Show en el preciso instante en que fue agredido.

Guerrero inició su puesta a punto a mediados del presente mes con la sucursal de los Dodgers en la Liga de Arizona, clase Novatos, y allí demostró cuán por encima está de ese nivel: en siete juegos pegó dos jonrones, impulsó seis carreras y consiguió excelentes promedios de bateo (.348), embasado (.414) y slugging (652). Además, el tunero se desempeñó indistintamente en la intermedia, el campo corto y la tercera base, al parecer atendiendo a una estrategia de sus entrenadores, quienes le consideran vital para el futuro inmediato del equipo grande por su contundencia ofensiva y, por ello, pretenden dotarlo de versatilidad a la defensa.

Desde este domingo, Alexánder fue ascendido al Rancho Cucamonga Quakes, de la Liga de California, categoría A avanzada. En su primera aparición con el equipo en el que militara antes Yasiel Puig, Guerrero bateó un doblete en dos turnos y anotó una carrera como camarero y tercer bate en la derrota de su equipo ante el Bakersfield.

En este nivel de béisbol, el talentoso infielder no debe demorar mucho y se espera que pronto esté de vuelta al conjunto tiple A de los Dodgers, el Alburquerque Isotopes, con el que promediaba .376, había conectado 10 vuelacercas y acumulaba 29 remolcadas en 33 choques antes de su lesión.

Según el criterio de varios especialistas, el cubano debe ser llamado en algún momento de este verano a los Dodgers, después de que debutara con ellos en los dos primeros partidos de la campaña, celebrados en Australia los días 22 y 23 de marzo, aunque luego fuera enviado a las Ligas Menores para perfeccionar su juego defensivo alrededor de la segunda almohadilla.

Puig, Arruebarruena y Guerrero… En Los Ángeles solo se habla de Cuba


Peloteros cubanos de los Dodgers de Los Ángeles

Mientras Yasiel Puig ha vuelto a enamorar a fuerza de batazos y espectáculo a la afición de los Dodgers, el también cienfueguero Erisbel Arruabarrena acaba de ser llamado desde la sucursal doble A al equipo grande y el tunero Alexander Guerrero trasciende más que por su excelente paso ofensivo en Triple A, por la extravagante agresión sufrida el pasado martes. Como sea, lo cierto es que en Los Ángeles solo se habla de Cuba.

Por supuesto, de los tres es Puig el más cómodo en medio del asedio de la prensa, expuesto a los focos de una opinión pública que destroza carreras con la misma facilidad que convierte hombres en verdaderos dioses. Por ahora, después de coquetear un buen tiempo con el lado oscuro, Yasiel parece haber encontrado el camino y acapara más titulares por sus conexiones y sus increíbles disparos desde el bosque derecho, que por conducir a exceso de velocidad o por correr las bases como si estuviera al timón de un Ferrari sin frenos.

“Ha mejorado mucho con respecto al bateador de hace un año. No se le puede pedir más”, ha dicho recientemente el mánager de los Dodgers, Don Mattingly, el mismo hombre que hace menos de dos meses tuvo palabras de reproche para el jardinero cubano. De acuerdo con los análisis publicados por la prensa que sigue la Gran Carpa, Puig está dando evidentes muestras de su evolución como bateador: según datos de fangraphs.com, al iniciar la jornada del miércoles, le había hecho swing al 26.8% de los pitcheos fuera de la zona de strike, muy por debajo del 37% del año pasado. Además, en cuenta de cero bolas y dos strikes, la temporada anterior se ponchó 43 veces sin conseguir una sola base por bolas. Este año, sin embargo, lleva 17 ponches con dos boletos tras 25 apariciones al bate en esa circunstancia.

“Está obligando a los lanzadores a que le tiren strikes”, destacó Mattingly. “El año pasado estaba más ansioso en situaciones importantes, en situaciones para remolcar carrera. Este año está más calmado, más paciente y los rivales le tienen que tirar strikes. Una vez que puede hacer eso, no tiene límites en lo ofensivo”, agregó.

Y al parecer lleva razón el piloto de los Dodgers, pues Puig marcha entre los primeros de la Liga Nacional en varios departamentos ofensivos: antes de este jueves, era segundo en impulsadas (37), slugging (.610) y OPS (1.037), quinto en bateo (.333) y en jonrones (10).

“Son más turnos en Grandes Ligas los que tengo. También sirve andar con Adrián González, siempre se te pega algo”, comentó Puig a The Associated Press sobre el primera base mexicano y compañero de equipo. “Igual con (el coach de bateo Mark) McGwire, (Juan) Uribe y Hanley (Ramírez). Siempre se pegan cosas buenas. Es el resultado de los entrenamientos todos los días. He aprendido que no tengo que apurarme en los platos, tratar de decidir buenos lanzamientos”. Así se expresa Puig, quien espera ayudar al “Grillo” Arruebarruena en su adaptación al equipo grande.

“Estoy muy contento con eso, que los Dodgers, la organización mía le dieran la oportunidad a él de estar en Grandes Ligas, aquí en esta ciudad, y espero que cuando le den la oportunidad de jugar algunos de estos días que nos quedan aquí o en Filadelfia, que lo haga lo mejor que él pueda, como siempre lo ha hecho”, declaró Puig a ESPNDeportes.com.

Erisbel, quien había llegado a un acuerdo de cinco años y $25 millones con los Dodgers, fue llamado a las mayores el miércoles, tras la lesión que situó al dominicano Juan Uribe en la lista de lesionados de 15 días. “Es un sueño hecho realidad, gracias a Dios. Y ahora a meter mano para que las cosas me salgan bien”, dijo el torpedero cubano, quien  agregó que “no pensaba llegar tan rápido, pero a veces el desempeño que tienen las personas, uno se prepara para esto y uno lo lucha y lo logra”.

Arruabarrena inició su primera temporada con el sucursal Doble A de los Dodgers, en Chattanooga. En 25 partidos sólo bateó .208, con un jonrón y seis carreras impulsadas, aunque en los últimos 10 juegos exhibía un promedio de .300 (40-12).

Por su parte, Alex Guerrero, quien venía firmando una campaña excepcional con los Albuquerque Isotopes, de Triple A, fue portada el miércoles en los principales medios deportivos y hasta en algunos de corte sensacionalista, después de que el receptor quisqueyano Miguel Olivo le agrediera dentro del banco de su equipo y, de acuerdo con las declaraciones de Scott Boras, el representante del tunero, le arrancara un pedazo de la oreja izquierda con un mordisco.

Como consecuencia, los Dodgers anunciaron este miércoles en su cuenta de Twitter que habían decidido dejar en libertad al máscara dominicano, mientras Guerrero continuaba recuperándose en un hospital, después de someterse a una cirugía estética. El historial de Olivo es ya abultado, pues a finales de la temporada 2007  atacó a su compatriota José Reyes, aunque en aquella ocasión falló en el intento de golpearlo durante una reyerta entre los Marlins y los Mets de Nueva York.

Irónicamente, en una entrevista realizada durante los entrenamientos primaverales con la cadena hispana Telemundo y publicada por SB Nation, Olivo dijo que si no hubiese sido jugador de béisbol, habría sido boxeador como Mike Tyson pero sin morder orejas.

Guerrero, quien firmó por $28 millones en octubre del 2013, estaba teniendo muy buena temporada al bate con los Isótopos y sus estadísticas recientes, unidas al descenso en el rendimiento ofensivo del veloz Dee Gordon, titular con los Dodgers, habían abierto el debate sobre su regreso al equipo grande.

Alexander promediaba 457 en sus últimos 11 juegos (46-21), con seis cuadrangulares y 17 carreras impulsadas. Además, marchaba primero en la Liga de la Costa del Pacífico en slugging (735), OPS (1.152) y average (.376) , sexto en jonrones (10) y octavo en OBP (417).

Guerrero viajó con los Dodgers en los dos primeros partidos de la campaña a Australia, el 22 y 23 de marzo, aunque dos días después fue enviado a las Ligas Menores para perfeccionar su juego defensivo alrededor de la segunda almohadilla.

Alexánder Guerrero arranca a todo tren con triple A de los Dodgers (+ galería y vídeo)


alex_guerreroAlexánder Guerrero viajó cinco veces este martes a la caja de bateo del Smith’s Ballpark y, además de tomar par de boletos (una habilidad fundamental para quien aspire a jugar Grandes Ligas), conectó un sencillo y par de triples, empujó una carrera y anotó otra, para contribuir al triunfo de los Albuquerque Isotopes sobre los Salt Lake Bees en la Liga de la Costa del Pacífico, una de las tres con categoría triple A en el sistema de las Ligas Mayores.

Ya desde su debut el pasado 13 de abril, cuando bateó de 4-3 con un doble y un jonrón de tres carreras, el ahora camarero mostró sus intenciones de convencer con rapidez a los técnicos de los Dodgers de Los Ángeles, quienes quedaron complacidos con su trabajo ofensivo en los entrenamientos primaverales y le permitieron incluso debutar con el primer equipo en su viaje inaugural a Australia, pero consideraron que el tunero debía acumular muchas horas de juego en Ligas Menores antes de defender la intermedia con el elenco de moda en las Grandes Ligas.

Alex-Guerrero-statsPrecisamente, el trabajo a la defensa es el gran reto del otrora torpedero, empeñado en apropiarse de los muchos secretos que encierra la segunda base, asumida por muchos conocedores como la posición de mayor exigencia técnica dentro del infield. Hasta el momento, Guerrero ha podido comprobar cuán largo puede hacerse el camino que intenta recorrer con la mayor rapidez posible, pues acumula par de errores en solo nueve partidos.

Sin embargo, su poder ofensivo sigue intacto y al parecer puede aún evolucionar. La probada capacidad de Guerrero para batear un pitcheo de calidad, la velocidad de su swing y la dinamita que carga en sus muñecas son atributos que le mantienen como firme candidato a adueñarse en poco tiempo de la segunda almohadilla de los Dodgers y conservan el mismo atractivo que convenció a los directivos del conjunto angelino de pagar hasta 32 millones por su incorporación. En nueve partidos con los Albuquerque Isotopes batea para 467, con tres dobles, dos triples e igual cantidad de jonrones, además de siete carreras impulsadas y astronómicos porcentajes de embasado (568) y slugging (900).

En su proceso de inserción al más alto nivel del béisbol mundial y más allá del consabido choque cultural y la carga de desarraigo que provoca abandonar su país, Alexander intenta desembarazarse de algunos lastres que le dejó su paso por la Serie Nacional cubana. Por ejemplo, el tunero ha tenido dificultades para producir durante los juegos nocturnos, en los que batea apenas 278 (18-5). Sin embargo, en los choques diurnos, a los que está mucho más acostumbrado por los horarios en los que jugaba en Cuba, ha sido un verdadero asesino de lanzadores: nueve jits en 12 turnos (750), con dos dobles y dos triples, un jonrón y cinco remolques. Por lo demás, sus números son impresionantes desde cualquier punto de vista, pues con corredores en posición anotadora batea 500 y su rendimiento es igualmente bueno con conteo favorable (667) que con desventaja en la pizarra (444).

Claro, hablamos del mejor béisbol del mundo y del equipo con mayor ambición del momento, por lo que ascender hasta uno de sus codiciados puestos de titular no es nada fácil. De hecho, el mentor de los Dodgers, Dan Mattingly prefirió bajar el tono de las expectativas creadas por el espectacular ritmo ofensivo del cubano en el elenco de Liga Menor y su coincidencia con la lesión sufrida en la noche de este martes por el veloz Dee Gordon, actualmente dueño de la intermedia. El controvertido piloto le recordó a los reporteros que Guerrero está en triple A para aprender a jugar en la segunda base y afirmó que “esas cosas no suceden de la noche a la mañana. Son solo ocho juegos y eso es muy poco tiempo para ver una diferencia real”.

Hasta el momento en que sufrió un duro encontronazo con el antesalista de los Filis de Filadelfia, Gordon promediaba 369 y exhibía un altísimo 408 como average de embasado, aunque es en el corrido de las bases donde realmente destaca, con 12 estafas en 13 intentos, líder absoluto de la Liga Nacional. No obstante, al margen de su excelente inicio, el correcaminos nacido en el estado de Florida no duerme nada tranquilo, sabedor de la presencia en la sucursal triple A  de un cubano que no por gusto lleva el apellido Guerrero y que todos los días golpea más fuerte a las puertas del equipo grande.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.