Liga Japonesa: Guerrero y Viciedo producen, pero Chunichi sigue sin ganar


Alexander Guerrero y Dayán Viciedo batearon de 4-2 e impulsaron una carrera cada uno, pero no pudieron evitar que su equipo, los Dragones de Chunichi, cayera este lunes por tercera jornada consecutiva ante los Gigantes de Yomiuri, en la Liga Central de la Nippon Professional Baseball.

Ahora Guerrero batea .333 (12-4), con doble, jonrón y una remolcada en tres juegos, como antesalista y tercer bate. Por su parte, Viciedo lo hace para .167 (12-2), con doble e impulsada en el rol de cuarto bate e inicialista.

En cuanto al pitcheo, el zurdo Raúl Valdés acumula una buena salida, en la que trabajó 6,1 entradas y se fue sin decisión. Ponchó a tres, aunque regaló siete bases por bolas.

Con 0-3, Chunichi es el único equipo de la Liga Central que no ha conseguido aún victorias.

Alexander Guerrero pega cinco jonrones en cuatro días y vuelve a tocar a la puerta de los Dodgers


Alex-Guerrero_STATSAunque está consciente de que su juego defensivo debe mejorar mucho, Alexander Guerrero no renuncia al sueño de regresar con la mayor prontitud posible a las Grandes Ligas, después de debutar con los Dodgers de Los Ángeles durante la serie inaugural efectuada en Australia. El extorpedero tunero, ahora reconvertido en segunda base, sigue haciendo ruido en la sucursal del elenco angelino, los Albuquerque Isotopes, de la Liga de la Costa del Pacífico, categoría triple A.

Entre el 15 de mayo, cuando bateó de 5-3, con dos jonrones y tres impulsadas, y la jornada de este domingo 18, en la que conectó otros dos vuelacercas y se fue de 5-4, Guerrero bateó de 18-9, con un doblete, cinco bambinazos y siete impulsadas. Sus números ofensivos son sencillamente espectaculares y han excedido las expectativas, incluso, de los propios técnicos que dieron el visto bueno a su millonaria adquisición por los Dodgers.

Alex, como lo ha rebautizado la prensa estadounidense, es el segundo bateador de mejor slugging en toda la Liga, con altísimo 691. Además, marcha cuarto en OPS (1094), sexto en average (.355) y séptimo en jonrones (9), a pesar de poseer hasta 13 juegos menos que algunos de los líderes.

A la defensa, sus estadísticas deben mejorar aún, pero sobre todo el cubano necesita convencer a los técnicos de que realmente posee las herramientas para jugar la intermedia con nivel de Grandes Ligas. Guerrero ha cometido cuatro errores en 137 lances y fildea para 971, un promedio que le deja todavía mucho margen de mejora. De hecho, algunas voces autorizadas dentro de la organización han insinuado que su futuro podría estar ligado a un movimiento a la tercera base, teniendo en cuenta que su rango de fildeo no es alto para los estándares del mejor béisbol del mundo.

Por ahora, los Dodgers están en una posición muy cómoda, pues el veloz Dee Gordon ha rendido un gran inicio de temporada como camarero del primer equipo, hasta el punto de batear por encima de 320 y encabezar las Grandes Ligas en bases robadas. Mientras, se pueden dar el lujo de no apurar a Guerrero en su proceso de aprendizaje defensivo, aunque las sonadas actuaciones del tunero con el bate en la mano han comenzado a despertar ilusión entre los aficionados y a meterle presión a una directiva que sueña con volver a ganar la Serie Mundial.

Alexánder Guerrero arranca a todo tren con triple A de los Dodgers (+ galería y vídeo)


alex_guerreroAlexánder Guerrero viajó cinco veces este martes a la caja de bateo del Smith’s Ballpark y, además de tomar par de boletos (una habilidad fundamental para quien aspire a jugar Grandes Ligas), conectó un sencillo y par de triples, empujó una carrera y anotó otra, para contribuir al triunfo de los Albuquerque Isotopes sobre los Salt Lake Bees en la Liga de la Costa del Pacífico, una de las tres con categoría triple A en el sistema de las Ligas Mayores.

Ya desde su debut el pasado 13 de abril, cuando bateó de 4-3 con un doble y un jonrón de tres carreras, el ahora camarero mostró sus intenciones de convencer con rapidez a los técnicos de los Dodgers de Los Ángeles, quienes quedaron complacidos con su trabajo ofensivo en los entrenamientos primaverales y le permitieron incluso debutar con el primer equipo en su viaje inaugural a Australia, pero consideraron que el tunero debía acumular muchas horas de juego en Ligas Menores antes de defender la intermedia con el elenco de moda en las Grandes Ligas.

Alex-Guerrero-statsPrecisamente, el trabajo a la defensa es el gran reto del otrora torpedero, empeñado en apropiarse de los muchos secretos que encierra la segunda base, asumida por muchos conocedores como la posición de mayor exigencia técnica dentro del infield. Hasta el momento, Guerrero ha podido comprobar cuán largo puede hacerse el camino que intenta recorrer con la mayor rapidez posible, pues acumula par de errores en solo nueve partidos.

Sin embargo, su poder ofensivo sigue intacto y al parecer puede aún evolucionar. La probada capacidad de Guerrero para batear un pitcheo de calidad, la velocidad de su swing y la dinamita que carga en sus muñecas son atributos que le mantienen como firme candidato a adueñarse en poco tiempo de la segunda almohadilla de los Dodgers y conservan el mismo atractivo que convenció a los directivos del conjunto angelino de pagar hasta 32 millones por su incorporación. En nueve partidos con los Albuquerque Isotopes batea para 467, con tres dobles, dos triples e igual cantidad de jonrones, además de siete carreras impulsadas y astronómicos porcentajes de embasado (568) y slugging (900).

En su proceso de inserción al más alto nivel del béisbol mundial y más allá del consabido choque cultural y la carga de desarraigo que provoca abandonar su país, Alexander intenta desembarazarse de algunos lastres que le dejó su paso por la Serie Nacional cubana. Por ejemplo, el tunero ha tenido dificultades para producir durante los juegos nocturnos, en los que batea apenas 278 (18-5). Sin embargo, en los choques diurnos, a los que está mucho más acostumbrado por los horarios en los que jugaba en Cuba, ha sido un verdadero asesino de lanzadores: nueve jits en 12 turnos (750), con dos dobles y dos triples, un jonrón y cinco remolques. Por lo demás, sus números son impresionantes desde cualquier punto de vista, pues con corredores en posición anotadora batea 500 y su rendimiento es igualmente bueno con conteo favorable (667) que con desventaja en la pizarra (444).

Claro, hablamos del mejor béisbol del mundo y del equipo con mayor ambición del momento, por lo que ascender hasta uno de sus codiciados puestos de titular no es nada fácil. De hecho, el mentor de los Dodgers, Dan Mattingly prefirió bajar el tono de las expectativas creadas por el espectacular ritmo ofensivo del cubano en el elenco de Liga Menor y su coincidencia con la lesión sufrida en la noche de este martes por el veloz Dee Gordon, actualmente dueño de la intermedia. El controvertido piloto le recordó a los reporteros que Guerrero está en triple A para aprender a jugar en la segunda base y afirmó que “esas cosas no suceden de la noche a la mañana. Son solo ocho juegos y eso es muy poco tiempo para ver una diferencia real”.

Hasta el momento en que sufrió un duro encontronazo con el antesalista de los Filis de Filadelfia, Gordon promediaba 369 y exhibía un altísimo 408 como average de embasado, aunque es en el corrido de las bases donde realmente destaca, con 12 estafas en 13 intentos, líder absoluto de la Liga Nacional. No obstante, al margen de su excelente inicio, el correcaminos nacido en el estado de Florida no duerme nada tranquilo, sabedor de la presencia en la sucursal triple A  de un cubano que no por gusto lleva el apellido Guerrero y que todos los días golpea más fuerte a las puertas del equipo grande.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.