Novato Diego Granado sostiene a Las Tunas en batalla épica ante los Gallos


Los números de Diego Granado son espectaculares: balance de 4-0, tres juegos salvados, efectividad de 1,87 y WHIP de 0,88.

Los números de Diego Granado son espectaculares: balance de 4-0, tres juegos salvados, efectividad de 1,87 y WHIP de 0,88.

Con una entereza impropia de sus 18 años, el novato Diego Granado fue este lunes la última frontera entre el equipo de Las Tunas y viejos fantasmas de desesperanza. Cuando nada parecía contener a los Gallos de Sancti Spíritus, crecidos en su valla, el diestro tunero se encaramó en el box para devolverles la vida a los Leñadores y dejar en cinco una racha de derrotas que llegó a ponerlos al borde del abismo.

La batalla del parque José Antonio Huelga será recordada por mucho tiempo entre las aficiones de ambos equipos. Ante el zurdo Yamichel Pérez, de excelente temporada, los tuneros consiguieron salir delante y ganaban 5×0, cuando en el sexto capítulo el abridor Yudiel Rodríguez dio las primeras muestras de cansancio. Consciente de lo crucial del choque, Ermidelio Urrutia apeló a su principal as, el veterano Yoelkis Cruz, quien no tuvo su mejor noche y fue cediendo terreno poco a poco hasta permitir un empate in extremis a la altura del noveno episodio.

Llegó entonces la hora del jovencito Granado, una apuesta arriesgada, pero a la postre decisiva, del Alto Mando tunero: la carrera de la derrota en segunda base y apenas un out en la pizarra fue la escena encontrada por este muchacho que, al decir de varios conocedores del béisbol, “lanza con la calma de un veterano”. Y ciertamente pareció un consagrado en la noche espirituana, primero para retirar el noveno capítulo sin más daños que las dos carreras permitidas por Cruz; y luego para sostener el pulso con el lanzador local Yankiel Mauri en un extrainnings de infarto.

No pudo marcar Las Tunas en la apertura del décimo y en la parte baja Granado consiguió reponerse de dos sencillos consecutivos para llevar el choque a Regla Ibaf. En la oncena entrada, un rodado por la intermedia de Dainier Rodríguez puso delante 6×5 a los Leñadores y trasladó toda la presión al equipo anfitrión.

Aferrados a su último asidero, los Gallos respondieron con otra espectacular igualada: con los dos corredores en circulación que estipula la regla del desempate, Granado ponchó a Javier Martínez y dominó en rolata por el campo corto a Yoandi Baguet, pero no pudo impedir que Daviel Gómez remolcara la anotación salvadora con un “texas” al jardín central.

Abriendo el duodécimo acto, la ofensiva tunera fracasó en su intento de adelantarse en el marcador, después de que fallaran con dos hombres a bordo Jorge Johnson y Andrés Quiala. La escena parecía lista para que los Gallos definieran por fin el kilométrico juego, quizás apelando a la presión inmensa que debía sentir el novel lanzador de los Leñadores. Pero si la sentía no lo demostró, pues ante la mejor tanda local logró crecerse una vez más: ponchó a Yunier Mendoza y retiró a Eriel Sánchez en elevado al derecho, antes de dominar a Jorge Ruiz y extender la épica batalla hasta el inning 13.

Con cuatro jits, incluido un jonrón, y tres carreras impulsadas, Yordanis Alarcón fue clave en la victoria tunera ante los Gallos.

Con cuatro jits, incluido un jonrón, y tres carreras impulsadas, Yordanis Alarcón fue clave en la victoria tunera ante los Gallos / Foto: Reynaldo López Peña

Quizás por el cansancio del espirituano Yankiel Mauri, luego de 6,0 entradas trabajadas; o inspirados en el improbable coraje de un joven de apenas 18 años, los Leñadores se deshicieron con furia de la incómoda sensación de saltar al vacío que se respiraba en cada acción del juego. En definitiva, un sencillo de Yordanis Alarcón con bases llenas, un elevado de sacrificio de Joenny Southerán y un triple de dos carreras de Yudier Rondón terminaron por fabricar un racimo de cinco anotaciones que puso fin a la enconada resistencia espirituana.

La victoria de 11×6 fue ya cuestión de tiempo. Granado se encargó de retirar sin tropiezos la última entrada y de paso dejar a los Gallos sin opciones de avanzar a la segunda fase de la 55 Serie Nacional.

Con 24 éxitos y 17 reveses, Las Tunas ascendió nuevamente al quinto puesto, colgada del brazo del más talentoso de sus lanzadores jóvenes. Para Diego Granado representó su cuarto triunfo sin derrotas en una temporada debut absolutamente espectacular: exhibe efectividad de 1,87, WHIP de 0,88 y sus contrarios le batean apenas 197; además de archivar tres salvamentos e igual número de participaciones en lechadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s