¿Quién es quién entre los jonroneros cubanos?


Dánel Castro batea con los Las Tunas en el béisbol cubano

Foto: Ricardo López Hevia

Más que el apasionante juego de béisbol en sí mismo, pareciera que el verdadero deporte nacional de los cubanos es el poco saludable –y por otro lado, sempiterno- hábito de comparar épocas, de asumir a ultranza que en materia de bolas y strikes cualquier tiempo pasado fue mejor. Así, se tiende a evaluar al trozo de historia que comenzó con el nuevo milenio como una fase menor, una época gris en la centenaria trayectoria de nuestra pelota. Y por esa misma ley infalible se afirma una y otra vez que los jonroneros de verdad, los auténticos, se llaman Kindelán, Muñoz, Romelio, Cheíto, Marquetti, Junco o Julio Germán.

Y aunque algo de razón tendrán (o mucho, probablemente), me resisto a creer que los sluggers de hoy sean apenas imposturas, meros oportunistas que aprovechan el diezmo al que han sido sometidos los bullpens de todo el país. Para muchos, el arrasador paso del tiempo, que se llevó a los grandes ídolos del box, y la hemorragia de ausencias que tiñe no solo al Caribe y a Norteamérica, sino a buena parte del mundo con el matiz rojo del talento cubano, son los responsables absolutos de que hombres como Joan Carlos Pedroso, Alfredo Despaigne, Yosvany Peraza, Yuliesky Gourriel, José Dariel Abreu, Yoenis Céspedes o Alexánder Guerrero hayan acumulado por años un buen número de bambinazos.

Ciertamente, pretender que la salud del béisbol cubano sigue siendo la misma, sería dar un salto al vacío tan ridículo como el que acostumbran ciertos equilibristas de la palabra, trapecistas del micrófono que se saben protegidos por no sé qué red y se dedican a vender el lucrativo humo del “no pasa nada, todo está bien”. Sin embargo, la muy cubana costumbre de hacer generalizaciones y absolutizar realidades, pudiera llevarnos a olvidar que en toda época y en cualquier liga del mundo, los bateadores grandes y los modestos aprovechan por igual a los lanzadores de menor calidad para pegar vuelacercas.

Dánel Castro, otra vez…

Quizás por esa regla no escrita del béisbol, los bateadores que son capaces de llevarse las cercas ante lanzadores consagrados adquieren mayor relevancia. Y en la presente Serie Nacional, ninguno ha sobresalido más en este aspecto que el tunero Dánel Castro, quien ha conectado seis de sus ocho vuelacercas* ante serpentineros que podríamos considerar de primer nivel (primeros o segundos abridores, relevistas principales, integrantes de la Selección Nacional o pitchers de gran actuación en la temporada).

El camarero y designado de Las Tunas, ausente del Juego de las Estrellas y tantas veces obviado en nuestro béisbol, pegó cinco cuadrangulares con los Leñadores durante la etapa clasificatoria de la Serie, antes de añadir otros tres como refuerzo de los Cachorros de Holguín, en la segunda fase. Sus víctimas más ilustres han sido el pinareño Yosvani Torres, máximo ganador y mejor abridor de toda la campaña, además del diestro avileño Yánder Guevara, el zurdo pinero Wílber Pérez, el matancero Joel Suárez, el destacado relevista villaclareño Yasmani Hernández Rojas e, incluso, su propio compañero de equipo, Yoelkis Cruz, ahora abridor de los Cocodrilos de Matanzas.

Detrás de Dánel se ubica el granmense Alfredo Despaigne, colíder del torneo en batazos de cuatro esquinas. El actual jugador de las Avispas de Santiago de Cuba ha despachado 10 películas de largo metraje, seis de ellas ante lanzadores de calidad: el camagüeyano Norge Luis Ruiz, el mayabequense Ariel Miranda y el yumurino Joel Suárez, así como el avileño Vladimir García (vistiendo la camiseta de Pinar del Río), el pinareño Yosvani Torres y el espirituano Ismel Jiménez.

La parte alta de la lista de jonroneros que no ceden ante la calidad de los serpentineros contrarios incluye, también, al industrialista Rudy Reyes y al refuerzo guantanamero de Pinar, Giorvis Duvergel, ambos con tres de seis vuelacercas frente a los mejores cañoneros rivales. En el otro extremo de la relación que acompaña a este trabajo, sobresalen los nombres de bateadores ilustres como Frederich Cepeda (uno de ocho) y Yuliesky Gourriel (uno de nueve), al tiempo que otros como Yurisbel Gracial, Yadiel Hernández, Ramón Lunar, Yúnior Paumier o Alexánder Ayala, solo han castigado a lanzadores de segunda.

Jonrones de bateadores cubanos vs lanzadores calidad

Anuncios

9 pensamientos en “¿Quién es quién entre los jonroneros cubanos?

  1. dubler estas ansioso por tener comentarios, calmate un poco y no intentes descubrir el agua tibia, busca a ver los hr de Kindelan y Cheito y demás, si no tienes datos tus comentarios reservalos, pues carecen de profesionalidad y esta no es la cola de la guagua, estas hablando de algo q es posible q sea asi, si no fuera por los malos jugadores no existirían los jerarcas, pero si no tienes una muestra significativa cállate, estudia metodología de la investigación, pues estas comentando una investigación q según tu has realizxado

    Me gusta

  2. Pingback: “Ahora es que hay Dánel Castro para rato…” | Esquina Caliente

  3. Pues claro. En TODAS las Ligas pasa lo mismo. Mas del 75%, quizas mas, de los HR se conectan ante los lanzadores de menor calidad. Lo que digo es que como toda estadistica no es “relevante” ni confiable si la muestra no es lo suficientemente amplia.
    Por ejemplo Yuliesky Y Cepeda son de los que mas HR conectan por Cuba en eventos internacionales de alto nivel, y en esta lista ninguno de los dos sale favorecido porque la muestra es MUY pequeña, solo eso es mi observacion. Ninguna estadistica puede ser usada como fundamenrto si su alcance no es suficiente como para hacer de ese indice un parametro confiable.
    Igual creo que Danel es de los mejores bateadores del pais hace muchisimos años y no dudo que en una muestra mucho mas amplia este entre los primeros, pero casi seguro las variaciones serian bien grandes si se toman los ultimos 5,6, o 10 años.

    Me gusta

    • Hola, ante todo, quisiera aclararle que el objetivo del post no era demostrar cuál bateador es mejor o cuál no conecta jonrones ante lanzadores de nivel, sino dejar claro que en toda época los jonrones se han bateado frente a los peores pitchers. Obviamente, siempre hay quienes tienen mejores números que el resto y, en el caso específico de esta temporada, el primero es Dánel.
      De todas maneras, tiene usted razón en cuanto a lo reducido de la muestra y, ante su insistencia, dediqué algún tiempo a conseguir las estadísticas de Series Nacionales anteriores, con las que no contaba cuando escribí el post. Y esto fue lo que encontré, utilizando a los jugadores que usted me mencionaba: Yuliesky Gourriel y Frederich Cepeda. Además, agregué a Dánel.
      Y. Gourriel: Serie 53 (9 jonrones-1 ante lanzadores de primer nivel); Serie 52 (8-2); Serie 51 (22-3); Serie 50 (20-4); Serie 49 (30-4). Total: 89-14 (15,7 %)
      F. Cepeda: Serie 53 (8 jonrones-1 ante lanzadores de primer nivel); Serie 52 (12-3); Serie 51 (10-1); Serie 50 (28-5); Serie 49 (24-8). Total: 82-19 (23,2 %)
      D. Castro: Serie 53 (8 jonrones-6 ante lanzadores de primer nivel); Serie 52 (7-2); Serie 51 (15-5); Serie 50 (8-3); Serie 49 (11-4). Total: 49-20 (40,1 %).
      Saludos.

      Me gusta

  4. Un saludo a todos los amigos de la esquina, en especial a mis amigos Daimir, Santi, Renides, José Ángel, Jorge Vueltas, Domingo, Dubler y los demás que saben que lo son, hace unos días que estoy sin ningún tipo de conexión y hoy me conectaron, así que puedo hacer llegar mi comentario a la equina. Hay varios temas en los que quiero opinar y todos relacionados con la disciplina de los atletas especialmente los de béisbol, aún no se han apagado los ecos del batazo famoso que culminó con la intervención quirúrgica de Ramón Lunar,.quiero dividir esto en tres tiempos uno antes del hecho (causas de porque cosas como estas suceden), dos el hecho en sí, principal responsable, tres después del hecho, medidas. Los antecedentes del hecho conducen a lo sucedido en varias oportunidades y que yo en esta peña vengo diciendo hace alrededor de 4 años, se trata de hechos que han ocurrido y que como en este caso se ha adoptado medidas que no están en correspondencia con el hecho, conllevando esto a que se deteriore la disciplina de los peloteros, casos como los de Michel Henríquez, Lisván Correa, Pablo Civil, Iday Abreu, Víctor Mesa, etc, han sucedido y la comisión el caso en que la medida fue más severa (el de Michel) se aplicó dos años sin jugar, el resto un año, el resto de la temporada, 5 juegos sin jugar y hasta un juego sin jugar, todos ante hechos como agresión a Árbitros (algunos con lesiones) agresión con intento de golpear con un bate a otro pelotero, etc, de esos casos en los más recientes (últimos tres años) se justificó la actuación del indisciplinado al culpar a los jueces de las situaciones creadas y en algunos casos aunque no se sancionó por no existir ninguna violación por los vestidos de negro, se separaron de juegos play off o series, esto se empeoró cuando en un juego reciente de la primera etapa el juez de home (conociendo los antecedentes),en el primer inning expulso a Vladimir García (evitando con esta expulsión lo que hoy lamentamos) y el director de Ciego de Ávila mantuvo a su equipo fuera del terreno 28 minutos provocando demora y elevación del costo del juego, esto terminó con una llamada desde La Habana que ordenó sacar al árbitro de home, no hay como un día detrás del otro y en un juego entre Pinar del Río y Villa Clara se volvió a repetir el caso con los dos mismos peloteros y en esta oportunidad el árbitro (con el antecedente relatado anteriormente) hizo lo que hubiera hecho yo, ajustarse a lo que quiere la Comisión Nacional, no intervino y se formó, solamente que con la actuación en la manera que defendió la Comisión Nacional en una mesa redonda el final fue que el expulsado fue el golpeado, parece que la Comisión ve más justo que sea así. El segundo momento es el hecho, esto comienza con los pelotazos propinados por Freddy Asiel Álvarez (del que la comisión está muy segura que es intencional), cuando el segundo pelotazo, el golpeado se va para primera base y al parecer (acción que veo muy rara y dudosa) el golpe le dolió más a Denmis Valdés que a Víctor Víctor, o ¿será que eso ya estaba programado? De no ser así no entiendo por que alguien sin recibir golpe, sin ser hermano, padre, esposo, esposa, hijo, madre del golpeado salte como un resorte a cometer un DELITO en contra del golpeador (si alguien lo entiende que me lo explique), esto debió ser analizado, además en este caso el árbitro estaba entre la espada y la Paret, ahora están peor y llegará el momento que renunciarán todos los árbitros, concéntrese en esta situación y trasládela a los jueces, si usted está en un centro de trabajo donde nadie le garantiza su seguridad, ¿usted puede trabajar bien, sin preocupación? y ¿al final no pide la baja?, analicemos que cada ves que alguien le da la gana le reclama en forma airada y lo agrede, cuando se analiza a usted le quitan la razón, olvidándose Higinio que desde el momento que usted agrede a alguien o toma justicia por sus propias manos pierde la razón, es como si usted llegara a su centro de trabajo media hora antes de la entrada y lo sancionan por eso, luego comienza a llegar tarde y también lo sancionan, ¿de que manera van a poder mejorar su actuación los jueces?. El tercer momento es después del caso y es cuando se analiza por la comisión y casi todos salen con la misma sanción, el Richer y el árbitro con el resto de la temporada sin jugar (hasta noviembre), el agresor (que cometió un delito) un año sin jugar béisbol (hasta febrero), diferencia tres meses jajajajaja, recomendación, si usted tiene algún resentimiento con alguien, pilla a su pareja traicionándolo, invítelo al estadio de pelota más cercano, de le un guante, comience un juego con el y luego le parte para arriba y le cae a batazos, solamente lo van a alejar de los estadios, lo que pasa que en nuestro caso si viene la policía y entra al estadio y nos lleva preso y nos hacen juicio y por lesiones, desfiguración o algo así nos condenan a algunos añitos de prisión, entonces no entiendo esa medida, de nuevo ¿si alguien la entiende que me la explique?, otra cosa ¿Cuándo la Comisión va a entender que el que agrede pierde todo tipo de razón? y ¿Cómo van a actuar ante una repetición de un caso de desboll los árbitros?, se dejan botar por expulsar al Richer o se dejan botar por no expulsarlo. Señores no se dan cuenta que el principal problema de la disciplina en nuestro béisbol está en el poco respaldo que tienen los jueces, hay casos entre los ejemplos que enuncié al principio que hasta ha salido con una medida más fuerte el árbitro que los indisciplinados, ejemplo el caso de Iday Abreu (que casualmente es el mismo árbitro de hoy), ¿no será que ante la actuación de la comisión Osvaldo de Paula se está protegiendo por que no sabe como quedar bien con las autoridades del béisbol?, yo creo que se decidió or la comisión muy mal, creo que el principal culpable no fue el árbitro, fue Denmis Valdés a no ser que tenga 5 años de edad y les recuerdo, siempre todo el mundo hace las cosas por algo, así que el caso de Denmis no es el único, por eso no tiene justificación.

    Me gusta

    • Hola, hermano. Ojalá se resuelvan rápido tus problemas informáticos. Este tema de las indisciplinas es, ante todo, penoso; y además, fiel reflejo de cómo le va a la pelota cubana, o mejor dicho, de cómo han permitido que llegue a estar el béisbol nacional. El relajo generalizado tenía que terminar en esto. Lo increíble es que las medidas verdaderas, las que implican renuncias de dirigentes y que autoridades de mayor rango tomen cartas en el asunto, siguen sin aparecer. Un abrazo.

      Me gusta

  5. Muy, pero MUY Buena la idea…pero es que la muestra es MUY pero muy pequeña tambien. ?Que son 6x juegos de pelota?. Es evidente que Cepeda, Lunar, Yadiel, Paumier, Gracial, Malleta y Gourriel; que no aparecen entre los mejores en esta “estadistica” son de los mejores bateadores del pais y son capaces de conectarle HR a cualquier lanzador.

    Me gusta

    • Hola, tiene usted mucha razón: la muestra es pequeña, pero es la que tengo a mano. De todas maneras, le aseguro que una mayor arrojaría los mismos resultados: más del 75 % de los jonrones se conectan ante lanzadores de mediocres hacia abajo. Los bateadores que rompen con esta regla, o sea, las excepciones, son los que se puede decir tienen mayor temple para enfrentar con éxito a las estrellas del montículo. Cuando me puse a buscar estos números no tenía ni idea de que era Dánel el que mejor rendimiento exhibía. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s