Yosvany Alarcón y el excelso arte de robar el home


yosvany_alarconA medio camino entre la genialidad y la audacia pura, el robo de home es una especie en franco peligro de extinción dentro del béisbol moderno. Por eso la afición agradece cada vez que algún inspirado corredor recuerda que el deporte es básicamente un enorme espectáculo y se lanza hacia la aventura de conseguir el lance más difícil del juego: recorrer noventa pies y llegar a salvo a la base más ansiada por todos, mientras la pelota permanece en poder del lanzador o del receptor, tan cerca que solo la velocidad, la sorpresa y la valentía pueden llevar a feliz término semejante temeridad.

Este viernes, 13 de noviembre, el tunero Yosvany Alarcón le puso la pimienta que le faltaba a un choque jugado con poca presencia de público en el parque José Antonio Huelga y, a la altura del quinto capítulo, aprovechó una distracción del máscara Neorkel Cervantes para estafarle el home a los Gallos de Sancti Spíritus. La arriesgada apuesta del cuarto bate de los Leñadores no solo se tradujo en la cuarta anotación de su equipo, a la postre decisiva, sino que hizo saltar del box al as local, Ismel Jiménez, quien decidió lavar la afrenta con un pelotazo ante el antesalista Dainier Rodríguez y fue inmediatamente expulsado del partido.

Y es que la espectacular jugada, comparable quizá con el gol olímpico del fútbol, despierta pasiones insospechadas y provoca una descarga de adrenalina que sacude de un extremo a otro el estadio y los corazones que tengan la suerte de ser testigos. El viejo arte de robarse la goma inspira al elenco beneficiado y desquicia a los estafados, casi siempre protagonistas de reacciones como la de Ismel y el Alto Mando espirituano. En definitiva, el resultado fue victoria tunera de 7×3, en un encuentro que vio a unos desconcertados Gallos fallar cinco veces a la defensa y desaprovechar un número inaudito de oportunidades ofensivas.

La hazaña de Alarcón le reafirma como el receptor con más armas ofensivas en el béisbol cubano: a su conocido poder de fuego se suma la velocidad que puede desarrollar en las bases. De hecho, en el mismo quinto episodio, había estafado la segunda almohadilla y había llegado hasta tercera, por un error en tiro del máscara de los Gallos. Además, la jugada tiene el valor agregado de haber sido un robo puro, pues abundan los dobles robos con corredores en la inicial y la antesala, dentro de una época en la que los mentores prefieren pisar terreno firme y apuestan por el batazo impulsor, en detrimento de la aventura y el salto a lo desconocido que es el hurto del plato.

Un show de 100 años

A lo largo de los años, en la retina de los cubanos han quedado las múltiples intentonas de Víctor Mesa, una verdadera amenaza como corredor en la antesala. El hoy director de la Selección Nacional archiva el mayor número de robos de la goma en los últimos 50 años y, en entrevista con la revista Bohemia, ha asegurado que cuando lo hacía no pensaba nunca “en lesiones y por consiguiente perder determinadas atenciones. Yo me entregué en cuerpo y alma, y cuando tuve la oportunidad de robarme el home, lo hice, sin temores”.

“la hazaña de Alarcón le reafirma como el receptor con más armas ofensivas en el béisbol cubano”

Aunque la estadística no se recoge de manera oficial en los documentos de la Serie Nacional, muchos recuerdan haber visto, de vez en vez, uno que otro robo: en la lista se incluyen el camagüeyano Luis Ulacia, el holguinero Juan Carlos Bruzón y el matancero José Estrada, entre otros, en tanto los tuneros tienen presente el que protagonizó Dánel Castro, ante Granma, en una jornada inaugural. Sin embargo, lo cierto es que cada día se disfruta menos de esta deliciosa jugada en la pelota antillana.

En el béisbol de Grandes Ligas, no pocos recordarán cómo el jardinero de los Medias Rojas de Boston, Jacoby Ellsbury, calentó en el 2012 el gran clásico con un robo del plato ante el lanzador de los Yankees, Andy Pettitte.  Solo una temporada antes Aaron Hill, de los Azulejos de Toronto, lo había hecho precisamente frente al veterano serpentinero de los Mulos del Bronx, un pitcher de movimientos lentos y que, por su condición de zurdo, da más ventajas a los corredores que anclan en tercera.

Sin embargo, la era de los grandes estafadores queda ahora muy atrás en el tiempo y se remonta a los albores del siglo XX, cuando los velocistas dominaron una época en la que los jonrones eran una rareza y las carreras se fabricaban a base de velocidad y audacia. Así, el extraclase Ty Cobb posee aún el récord de ocho robos en una campaña, jugando para los Tigres de 1912. El más polémico de cuantos jugadores han pisado un terreno de las Ligas Mayores, exhibe también la marca de por vida, con un total de 50.

jackie robinson_yogi berraPor su parte, Jackie Robinson, inmortalizado por haber roto la barrera racial dentro del béisbol estadounidense, pasó a la historia como uno de los mayores robadores del home. De hecho, cuando en 1947 apareció en escena su espectacular manera de entender y jugar el béisbol, la superestrella de los Dodgers de Brooklyn marcó una vuelta a los tiempos dorados de los “correcaminos”.

El primer pelotero negro que jugó en las Grandes Ligas es el protagonista de una de las postales más célebres de la historia. En 1955, los Dodgers disputaban la Serie Mundial en contra de los Yankees y un muy joven Jackie Robinson dividía a la fanaticada entre la fascinación por su innegable calidad y el rechazo racista al color de su piel. Al margen del ridículo debate, Robinson encendió aún más la porfía con un electrizante robó del home que desató la furia del inefable Yogi Berra. Ese año, los Dodgers de Brooklyn se llevaron el título.

Según la revista Baseball Digest, después de Cobb (50) se ubican Max Carey  (33), George Burns (28), Honus Wagner (27), Johny Evers (21), Frankie Frisch (20) y Tris Sapekar (18).  Con 17, el panameño Rod Carew es el primer latinoamericano en la lista; mientras que en los últimos 30 años, solamente Paul Molitor, con 10, ha podido pararse en el añejo escenario de los estafadores, actores de lujo en un show que ya dura todo un siglo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s