Pedroso entra en la leyenda


Pedroso-batea

Joan Carlos Pedroso es el primer bateador cubano que arriba a los 300 cuandrangulares en la era postaluminio.

Dieciséis años después de que hiciera el debut más esperado en la historia del béisbol tunero, Joan Carlos Pedroso ha entrado en la leyenda y se ha incluido dentro de una élite de bateadores que prestigian hombres de la talla de Orestes Kindelán, Omar Linares, Antonio Muñoz o Luis Giraldo Casanova: el club de los 300 jonrones, integrado ahora por apenas nueve peloteros.

Sin embargo, el tunero tiene una carta de presentación distinta. Mientras sus ilustres acompañantes se sirvieron durante la mayor parte de su carrera del temido aluminio, él ha llegado a la importante cifra utilizando casi con exclusividad la madera, un detalle para nada menor, que pone a muchos a preguntarse hasta dónde habría llegado el cuarto bate de los Leñadores en la época en que el metal regía el poder de los toleteros.

Para él, todo comenzó el 18 de noviembre de 1997, cuando en el estadio Julio Antonio Mella pegaba ante el granmense Misael López su primer vuelacercas. Venía entonces de ser seleccionado el mejor pelotero del mundo en la categoría juvenil y despertaba en la sufrida afición tunera una ilusión nunca antes conocida. Sin embargo, solo un batazo de vuelta completa conseguiría en su incursión inicial al más alto nivel del béisbol nacional y en los dos años posteriores, marcados por un extenso proceso de adaptación que no estuvo exento de lesiones, acumularía la cifra de nueve bambinazos, para completar 10 en sus tres primeros campeonatos.

“el tunero tiene una carta de presentación distinta. Mientras sus ilustres acompañantes se sirvieron durante la mayor parte de su carrera del temido aluminio, él ha llegado a la importante cifra utilizando casi con exclusividad la madera”

Desde entonces, su carrera estaría marcada por la extrema presión que entrañaba su condición de extraclase en cada una de las categorías inferiores, siempre como referencia ofensiva de los equipos nacionales. Eran los años del ocaso del gran Orestes Kindelán y en la espigada figura de Pedroso, un primera base natural con poder excepcional y excelente defensa, todos veían (y ya exigían ver) al futuro.

Sus pasos, no obstante, tomarían senderos más sinuosos y no sería hasta su explosión como slugger, con 28 jonrones en la temporada 2002-2003, que llegaría Joan Carlos a la Selección Nacional. Fue en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo, donde pegó un batazo de cuatro esquinas con las bases llenas para asegurar una decisiva victoria ante República Dominicana. Y aunque sus números (238 de average en 21 veces al bate, con tres extrabases, cuatro remolcadas y tres ponches) no fueron de otra galaxia, lo cierto es que no estaban tan lejos de lo que se le podía exigir a un debutante con el uniforme de las cuatro letras. Ese propio año, sin embargo, solo recibiría dos turnos al bate en el Campeonato Mundial acogido por varias ciudades cubanas y esa falta de confianza terminaría por marcar su carrera internacional, hasta convertirla en una eterna asignatura pendiente.

“Eran los años del ocaso del gran Orestes Kindelán y en la espigada figura de Pedroso, un primera base natural con poder excepcional y excelente defensa, todos veían (y ya exigían ver) al futuro”

Tabla PedrosoA nivel doméstico, siete años después del primero, llegó el jonrón 100. Era el 21 de diciembre del 2004 y sucedía otra vez en el “Mella”, ahora ante los envíos del metropolitano René Espín.

Los plazos para arribar a cifras redondas se acortarían luego y solo necesitaría cinco temporadas para arribar al cuadrangular 200, conectado el 23 de enero del 2009 ante Dorian Friol, también del desaparecido equipo rojo de la capital. Por último, la ansiada meta de los 300 se concretó el pasado sábado, 6 de abril del 2013, en condiciones bastante atípicas: lo hizo en el parque Cristóbal Labra, aunque no contra Isla de la Juventud, sino precisamente con el uniforme pinero; y la víctima fue el exinternacional artemiseño Jónder Martínez, quien no defendía la camiseta de su provincia, sino la naranja de Villa Clara.

El otro jonronero estelar

Aunque seguramente no sea legal, de acuerdo con las reglas del deporte, lo cierto es que Joan Carlos Pedroso recibió una ayuda extra para pegar el jonrón 300. Muchas millas al norte, en algún lugar del estado de California, Gerardo Hernández Nordelo se llevó también el crédito por el bambinazo, luego de alentar de muchas maneras al tunero en su dilatada búsqueda. Así, los bates enviados desde tierra norteña, con la especial encomienda de lograr la hazaña surtieron el efecto esperado, sobre todo porque le han renovado la confianza al mayor slugger que se pasea hoy por los diamantes nacionales.

Con ellos a cuestas y sobre todo con lo que representan, Joan Carlos anda ya el corto camino que lo separa de las mil carreras remolcadas. Cuando en los próximos días cruce esa otra frontera hacia la leyenda, en el espacio reducido de su celda, Gerardo volverá a sonreír.

Anuncios

8 pensamientos en “Pedroso entra en la leyenda

  1. Pingback: Joan Carlos Pedroso regresa a todo tren y conecta su segundo jonrón en Liga Mexicana del Pacífico | Bitácoras Cubanas

  2. Pingback: Joan Carlos Pedroso regresa a todo tren y conecta su segundo jonrón en Liga Mexicana del Pacífico | Esquina Caliente

  3. Pingback: Joan Carlos Pedroso y Norberto González se unen a Ernesto Molinet en Cañeros de Los Mochis, de la Liga Mexicana del Pacífico | Bitácoras Cubanas

  4. Pingback: Joan Carlos Pedroso y Norberto González se unen a Ernesto Molinet en Cañeros de Los Mochis, de la Liga Mexicana del Pacífico | Esquina Caliente

  5. Pingback: Joan Carlos Pedroso se estrena como jonronero en Italia | Esquina Caliente

  6. Pingback: Joan Carlos Pedroso y Norberto González jugarán en la segunda división de Italia | Esquina Caliente

  7. Pingback: Joan Carlos Pedroso: “Deseo que mi carrera termine en Las Tunas, no en ninguna otra parte de Cuba” | Esquina Caliente

  8. Pingback: ¿Adónde va Joan Carlos Pedroso? | Esquina Caliente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s